En el hospital de San Felipe en Yaracuy

Esta es la segunda vez que hablo de Yaracuy en este medio; la primera vez hace par de años para denunciar un acto barbárico que sucedía en el hermoso pueblo de Nirgua y que fue corregida en esa oportunidad, no necesariamente por mi denuncia, pero corregida que es lo importante. https://m.aporrea.org/actualidad/a226002.html; "Terrorismo Alimentario en Nirgua".

Esta vez no es el mismo escenario, esta vez quiero relatarles nuestra experiencia en el Hospital Central de San Felipe, capital del estado.

Allí llegamos con una emergencia médica de nuestra madre, quien finalmente falleció a pesar de todos los esfuerzos realizados; allí nos mantuvimos por dos meses, atendidos por un equipo médico que cuenta con un hospital operativo en su casi totalidad, aunque con algunas restricciones, no lo podemos ocultar.

Pasada la emergencia inicial fuimos trasladados a piso tres, específicamente a la sala de Cuidados Intermedios; una salita para cuatro pacientes con los equipos de monitoreo personales y un médico con una enfermera permanentes las 24 horas.

Luego pasamos a una habitación de convalecencia, igual para cuatro personas, un ambiente higiénico, ventilado, con vigilancia médica permanente. El hospital cuenta, además con quirófanos equipados donde se realizan operaciones delicadas de manera exitosa y segura.

Ojalá la oposición volteara sus cámaras hacia el hospital Central de San Felipe. Va a encontrar habitaciones limpias con un esmerado servicio de camareras que cumplen con una rutina de limpieza permanente durante todo el día; un servicio de comida completo donde tres veces al día cada paciente recibe su alimentación.

Van a encontrar enfermeras dedicadas a sus pacientes con esmero y por sobretodo con el cariño que a veces es tan necesario como el mismo medicamento, o por lo menos lo complementa.

Nos encontramos con la convergencia de pacientes de diferentes estados del país, que buscan auxilio y cobijo en el eficiente y apropiado centro hospitalario. Pregunto: ¿Si el gobernador Julio León Heredia, logró realizar esa maravilla tan difícil, porque no miran hacia acá los demás gobernadores y averiguan como se hace? El gobernador León Heredia le da a la oposición enquistada en los gremios médicos y de enfermeras que ocupan las pantallas de la contrarebolucion una cachetada, pero no sólo a ellos sino a los administradores de hospitales que deberían venir a San Felipe a coger luces para que suban la moral y la salud se riegue por el país.

Sin embargo, en el hospital Pero también hay sus fallas no se pueden esconder sino que se deben exponer para que se corrijan; notamos una falta de humanidad en algunos médicos, sobretodo algunos jóvenes, esto es delicado pues son el futuro de la medicina del país; quizás la tendencia política los envuelve y les hace maltratar a algunos pacientes o a los familiares, quizás el stress al que están sometidas en plena juventud les hace ser un tanto rudos ante los momentos de tensión, el stress que causa la actual situación económica, bajo el estado de guerra al que estamos sometidos, también es de tomar en cuenta; sin embargo el médico debe tener siempre, por encima de cualquier circunstancia la humanidad necesaria para desarrollar su actividad.

Vimos algunos momentos de injusticias y malos tratos y llegamos a padecer algunos también, pero ante estos las chicas de la dirección del hospital, que están en ronda permanente en todos los sectores del mismo, son de una gran utilidad no sólo para atender las quejas de pacientes y familiares, sino que nos consta su manera efectiva de solucionar los casos a favor de los pacientes.

El hospital de San Felipe en conclusión cuenta con instalaciones y equipos tecnológicos suficientes para atender a la población. La Unidad de Pie Diabético bajo la dirección de la Dra. Rita Moreno y el apoyo del Dr. Mejías; es una unidad cuya eficiencia y esmero en la atención al paciente y al familiar fue de mucha utilidad para nosotros.

Lo mismo podemos decir de la Unidad de Diálisis bajo la dirección de la Dra. Teresita Suarez, en ésta el paciente recibe todo lo necesario para tan delicada operación, tres veces por semana, con mística, y esmero. La Dra. María Giménez y el grupo de muchachas y camilleros que atienden al paciente con cariño y profesionalismo hacen de esta unidad un centro de eficiencia, amén del esfuerzo que realizan para mantener insumos suficientes para los pacientes que les llegan.

Un punto a favor de la gestión de León Heredia es el funcionamiento de la red hospitalaria de Yaracuy pues no es sólo San Felipe, sino que los hospitales municipales están trabajando con equipamiento tanto tecnológico como de insumos.

Un punto que escapa a cualquier gobierno u organización es el ya mencionado personal humano, pues contra el des-humanismo y sus manifestaciones no hay poder mas allá del de la conciencia personal que ayude; en este orden, así como vimos equipamiento y eficiencia también observamos conductas inapropiadas en algunos médicos internistas que, como ya dije, fueron resueltas satisfactoriamente con la intervención de las muchachas que trabajan para la dirección del hospital; y, algún caso particular, con una Dra. de la Unidad de Diálisis que no voy a nombrar pero que si llegara a leer esta nota debería analizarse y cambiar de actividad a una que le dé satisfacción pues sólo encontrando la felicidad personal es cómo podemos también dar aportes positivos al entorno en que nos toca vivir.

Una experiencia de dos meses en el Hospital Central de San Felipe nos dio la oportunidad no buscada de evaluar su funcionamiento desde la parte más vulnerable, desde el paciente y sus familiares.

El gobernador Heredia necesita apoyo para que el aire acondicionado de todos los pisos funcione correctamente, hay que arreglar algunos botes de agua en los baños que, aunque limpios mantienen una fuga constante del vital liquido.

La dotación de insumos de rápida utilización debe ser mejorada, aunque en nuestro caso en particular jamás nos faltó, ni gasas, ni vendas, ni antibióticos, ni inyectadoras, ni yelcos, los exámenes de laboratorio y de radiología se realizaron sin problemas.

Un Aplauso a la dirección del Hospital y al gobernador y desde aquí nuestra solicitud para que no falte el apoyo a las distintas unidades del Hospital a fin de que sus encargados cuenten con los suministros a tiempo y en cantidades apropiadas, para que la salud siga siendo atendida en el Estado Yaracuy.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1989 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Jiménez

Oscar Jiménez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a271826.htmlCd0NV CAC = Y co = US