¿Es el transporte un suplicio en la ciudad de Maracaibo?

Hoy escribo como usuario del transporte en la ciudad de Maracaibo, así que obviaré teorías, métodos y sistemas existentes sobre la materia, en la identificación empírica de un suplicio que resumiré en cuatro dramas principales, no los únicos; aunque mi suplicio se inicia en Los Puertos de Altagracia, Municipio Miranda del Estado Zulia, a las 4 a.m., pero; solo me referiré por ahora, al sufrimiento desde el Muelle Hugo Rafael Chávez Frías, frente al Lía Bermúdez, en el casco central de Maracaibo, hasta el Tecnológico Maracaibo, ubicado cerca de la populosa Curva de Molina.

Drama número 1: "Los bobos de la cola", en la ruta "la Limpia" y en la mayoría de las rutas de carros por puesto en la ciudad, un grupo de usuarios ha acostumbrado a los choferes, algo que a ellos les encanta, que es tomar los pasajeros antes de la cola y cobrarle el doble del pasaje; entonces los que estamos en la cola, vemos pasar frente a nuestras narices decenas de vehículos full, con caras sonrientes; pero muy pocos llegan a tomar los pasajeros de la cola, esta situación que es responsabilidad de usuarios y choferes debe cesar.

Drama número 2: "Las rutas de goma", todas las líneas de carros por puesto de la ciudad, han sido dividas en tres y cuatro tramos las rutas, esta división opera en las horas pico, en las tardes principalmente; por ejemplo, la ruta "La Limpia – Centro", está dividida en tres rutas: Curva –Galería; Galería – la Uno y la Uno- Centro; Qué tal mi hermano?, así que en vez de pagar un pasaje para ir de la Curva al Centro, se deben cancelar dos o tres pasajes.

Drama número 3: "Los precios del señor", en las horas pico, sobre todo en la tardes, no existe gacetas, ni acuerdos entre la Alcaldía y las líneas, el precio del pasaje es el que fije el conductor, y te dicen claramente: "señor, si no tiene ese pasaje, busque otro"; obviamente, los otros le dirán lo mismo, y entre la disyuntiva de irse a pie desde el centro a la Curva de Molina, el usuario cansado y ya mareado del hambre, opta por tomar el carro de cualquiera de los especuladores; si se le ocurre mirar un taxi, cuando escuche la tarifa, seguro que arranca a pie y para la carrera en la Curva de Molina una hora y veinte minutos después, lo que yo agenciaba en épocas de guarimba.

Drama número 4: "Llegando de la trifulca", cuando uno logra abordar una unidad, inicia la fase defensiva frente al vehículo: las puertas abren solo por fuera, los cojines le sobresalen alambres y pedazos de cabilla, el óxido te impide descansar el brazo si a uno le toca la puerta; total uno veces pierde la pelea y llega a casa sucio y con la ropa rota, así que la señora de la casa inmediatamente le dice: con quién te agarraste hoy mijo?

Es cierto que con la incorporación de los "buses rojos" y el Metro de Maracaibo, la situación del transporte ha mejorado, pero estos sistemas han sido insuficientes, basta pasearse en horas pico cerca de la estación Libertador del Metro, para que nos aprecien a pleno sol en largas colas para tomar estas cómodas unidades, en los cuales se les da una atención especial a discapacitados y tercera edad.

Tengo la fe y esperanza en que la nueva gestión de la Alcaldía de Maracaibo, que ahora será conducida por un joven revolucionario, gran amigo, Willy Casanova; con el apoyo del gran líder, nuestro Gobernador San Franciscano Omar Prieto, sea procesado tecno políticamente este problema y se diseñen con sus equipos de trabajo, conjuntamente con el poder popular las operaciones necesarias y suficientes para devolverle a los marabinos y marabinas un transporte digno a los hijos de Bolívar, de Chávez y de Urdaneta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 947 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: