Omar y Willy en el Zulia, más allá de la esperanza

La posición geopolítica del Estado Zulia, en la coyuntura actual, caracterizada por las agresiones del capital transnacional contra el país, encabezada por los Estados Unidos, con sus aliados en la región, principalmente el gobierno colombiano; demanda en esta parte del país de un gobernante regional y local que vayan más allá de la satisfacción de las expectativos de zulianas y zulianos, antes los ingentes problemas que le aquejan, hasta situarse valientemente en la defensa y desarrollo integral del centro estratégico de la "media luna"(Zulia), siempre en la mira de nuestro enemigo principal, que amenaza permanentemente a la "zulianidad" manipulada por algún candidato opositor para ganar voluntades con las querencias el pueblo, e inteligentemente aprovechada por los separatistas contra nuestra soberanía y nacionalidad.

Ese enemigo principal y sus aliados locales y regionales deben ser encarados por auténticos bolivarianos, indiscutiblemente chavistas, valientes y osados; con experiencia, conocimiento y liderazgo, es decir, con capacidad de gobierno, para que puedan manejar con alta gobernabilidad un plan que transforme a Maracaibo y al Zulia, contribuyendo con el proceso bolivariano, en pro de un pueblo decidido a ser libre; por lo tanto, marabinos y zulianos apostarán con cálculo a la juventud experimentada, capaz y honesta, fiel heredera de nuestros libertadores.

Omar Prieto, por ejemplo, termodinámicamente posee "energía tecno política", definida como la capacidad para provocar cambios sustanciales, tal como está sembrado en el imaginario colectivo de los ciudadanos y ciudadanas zulianas, chavistas, opositores e independientes, a raíz de sus logros tangibles e intangibles en el Municipio San Francisco del Estado Zulia, en salud, educación, cultura, infraestructura, servicios públicos, transporte, seguridad e intransigentemente en la construcción de una zona de paz, antiguarimba; Willy por su parte, es un hombre de pueblo, legítimo vocero del poder popular, con capacidad de trabajo demostrado en su pasos firmes por la administración púbica nacional.

La complejidad tecno política y administrativa de la cosa pública regional y local en esta coyuntura donde se recrudece la guerra total (económica, política, mediática y cultural) contra el país por parte del gran capital transnacional, pasa por enfrentar la burocracia, corrupción, sectarismo y amiguismo, tanto en la gestión pública regional, como la local, a efectos de estar en condiciones de contribuir con las construcción de las bases materiales, morales, éticas en la redirección del socialismo bolivariano.

El carácter fronterizo y el potencial energético, minero, agrícola, pecuario, portuario, pesquero, industrial y turístico, así como, el enfrentamiento a los grandes problemas del estado Zulia no pueden estar en manos de un buey cansado, corrupto o improvisado; esta realidad potencia a Omar Prieto como la mejor opción y garantía eficaz para resolver los grandes problemas en salud, educación, servicios, transporte, vialidad, que sufren los ciudadanos y ciudadanas del Zulia, sin distingo de religión, posición política e ideológica.

Para quien ya prepara sus dardos para calificarme de adulador o jaletí, le quisiera adelantar que los aspirantes a verdaderos revolucionarios, ni jalamos mecate, ni permitimos los aduladores de oficio, por lo cual me identifico plenamente con el Camarada Omar Prieto.

La tarea de ganar las elecciones no es fácil, será necesario una férrea unidad, muerte al sectarismo y lealtad plena de todos y todas las organizaciones aliadas con la revolución, en todos los espacios municipales y parroquiales.

Finalmente, Omar es un político que "hace lo que dice, y dice lo que hace", atributo de autenticidad que desplegó en su accionar político, ideológico y operativo el invicto Comandante Chávez; por otra parte, las bases de la oposición zuliana no pueden, ni deben seguir respondiendo a unos seudo líderes que abandonan a sus votantes por atender una llamada del gobierno canadiense como insólitamente ocurrió recientemente en este estado con el ganador de las elecciones regionales, que justificó su negativa a juramentarse ante la ANC, con un falso orgullo y como una protesta nacional e internacional contra la Asamblea Nacional Constituyente, lo cual demuestra que para él, ganar la gobernación era la obtención de una trinchera para continuar con la guarimba y la conspiración, y no el desarrollo de una gestión de gobierno en defensa de todos los zulianos que votaron por esa opción, hoy estafados y engañados en su derechos políticos.

0mar no promete, viene a continuar por todo el Estado Zulia, la concreción de la paz y el desarrollo endógeno e integral iniciado con notable éxito en el Municipio San Francisco, y Willy seguirá, como siempre lo hace, protector de las grandes mayorías de los sectores populares de lo que será, bajo su conducción un pujante Municipio Maracaibo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 816 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: