Em Mérida no hay persona o partido que asuma la responsabilidad por la derrota sufrida el 15 Oct.

Los dirigentes del PSUV merideño y sus acompañantes del GPP, a cinco días de haber sido derrotados electoralmente, por la rancia derecha apátrida merideña, no han dicho ni pio. Parece que todavía están en estado de shock. Ninguno de sus dirigentes ha convocado a una rueda de prensa para asumir las responsabilidades o por lo menos tratar de justificar las causas por las cuales perdieron, habiendo tenido el mejor candidato.

El jefe visible del partido y todavía gobernador, pues todavía no ha entregado, no ha convocado a una de sus acostumbradas ruedas de prensa en El Salón del Pueblo. El "Fantasma", Director de Organización y quien acompañó en la tarima a Jehyson muchas veces, Sandoval, el "Coco" Reyes, Alirio Liscano y el mismo Mervin Maldonado, en cuyas manos estuvo la dirección de esta campaña electoral, no se han dignado a convocar a la militancia de base para con ellos tratar de aprender de los errores cometidos.

A todos les he oído decir, en infinidades de veces, que son chavistas a muerte y que admiraban a Chávez, porque este había asumido la responsabilidad de los hechos ocurridos el 4 de Febrero de 1.992 cuando lideró la insurrección militar contra el régimen adeco-copeyano que estaba en el poder. A ninguno de ellos, personal o grupalmente les hemos oído decir, hasta el día de hoy, que ellos son los responsables de que los terroristas de la MUD y los de la godarria pityanki, ahora van dirigir al pueblo del Estado Mérida y aprovecharse de todo el trabajo que realizamos a favor de los sectores populares durante los últimos 18 años.

El grupo que asumió por cooptación, (no elección) la dirigencia del PSUV merideño; que debía haber renunciado en pleno, cuando fue derrotado totalmente en las elecciones parlamentarias del 2015, en las cuales apenas obtuvimos 01diputado de los 06 que aspirábamos, no dijo ni pio en aquella ocasión y esperan volver hacer lo mismo ahora. Quieren pasar agachados, para según ellos, no atentar contra la "unidad monolítica del partido". "No es el momento", te dicen algunos que todavía se sienten prepotentes y te miran por encima del hombro. Para ellos nunca ha habido "momento" u ocasión para la crítica interna y aquel que se ha atrevido, inmediatamente ha sido incluido en la lista de los "escuálidos".

No existe explicación alguna, para que después de 18 años de gobierno "revolucionario", en la capital del Estado Bolivariano de Mérida, todavía seamos minoría y más aún hayamos perdido estas elecciones con el mejor candidato que hasta ahora hemos tenido.

Si el PSUV se dice que es revolucionario y quiere cambiar las estructuras del país, para lograr la " mayor suma de felicidad posible y la mayor estabilidad política de la nación", debe comenzar por lo interno, desde adentro y no esperar que por inercia esto suceda.

Sin militancia revolucionaria, no hay partido revolucionario; aun cuando hayamos ganado 20 de las 22 elecciones realizadas durante los últimos 18 años y nos vanagloriemos de ello. Los Socialdemócratas son mejores haciendo elecciones y no dependen de ellas para existir.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 559 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Veroes

Juan Veroes

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /regionales/a253997.htmlCd0NV CAC = Y co = US