La Columna de Dante

Margarita sigue esperando...

Este año naciente implica múltiples retos para los neoespartanos y en general para todos los venezolanos, en especial para cumplir el anhelo común de zafarnos de la situación socioeconómica que nos afecta desde hace tres años.

Si nos estancamos buscado culpables o responsabilizando siempre al otro de lo que nos pasa no habrá futuro venturoso. Seguirá la peleadera y en breve la disputa por una botella medio vacía. Cada día mas vacía.

Hoy quiero que nos concentremos en nuestra Isla. La ubicación geográfica estratégica de Margarita nos permite soñar con ser realmente un gran polo de actividades portuarias, al estilo de Colón en Panamá, apuntando a ser la salida de los productos de Sudamérica hacia el Caribe. Tenemos todo, incluyendo factores altamente competitivos como nuestro puerto, con capacidad para recibir buques de envergadura y toda la legislación que nos da la categoría de Puerto Libre. Y este diferencial no se aprovecha, estamos desperdiciando un privilegio único en la región.

Es muy bueno que sigamos estimulando la integración sudamericana y caribeña, que hoy ya tiene entidades autónomas de referencia y un conjunto de acciones que consolidan la complementación de nuestros países acorde a sus similitudes. La generación de empleos sustentables que no dependan de recursos estadales es básica para poder crecer y construir condiciones mejores para un talento humano muy calificado que tenemos en Nueva Esparta, en todas las disciplinas.

El Presidente ha convocado al diálogo transversal y allí debiera incorporarse este gran debate en Margarita y Coche, para encontrarnos en proyectos indiscutidos, ajenos a cualquier especulación partidista. De contenido nacionalista, con perfil regional isleño. Honremos la tierra trabajando por ella. Aportemos lo máximo desde la posición que cada uno tenga. La cuestión es sumar, no marginarse. Aprovechemos la pausa comicial para poder estructurar opciones reales, originales, creativas, prácticas, participativas, incluyentes, con altos componentes socioproductivos para que nuestra juventud estudiada pueda incorporarse a procesos válidos, asociados, bien gerenciados. Solo hay que poner manos a la obra.

Margarita, pacientemente, sigue esperando la inspiración de nuestros líderes para que se planifique, programe y accione en sentido positivo. Cumplamos ese compromiso.

¡Un gran 2017 para todos y mi más sincero abrazo! La oportunidad está servida.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1584 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /regionales/a239607.htmlC0https://NON-VE CAC = .