Oportunidades en las UBES para acelerar el socialismo en el Zulia

En los 21 municipios del Estado Zulia, según la última referencia que tenemos se registran 507 Unidades de Batalla Electoral (UBES), las cuales debieron transformarse en Unidades de Batalla Social, todo un ejército que de poseer una mínima coherencia técnica, política e ideológica se convertirían en el centro estratégico a través de cual toda la capacidad asociativa de la revolución (Círculos Bolivarianos, Cooperativas, Misiones, organizaciones barriales, deportivas, juveniles, Comités y defensores de Salud, Mesas de agua y energía, consejos comunales y otros) podría voltear el Estado en pocas horas, activando así el potencial revolucionario en el Zulia, rezagado por la falta de unidad

Desafortunadamente, a pesar del heroico esfuerzo de la mayoría de los miembros de la UBES y de los Partidos Políticos, estas presentan un deterioro progresivo y cíclico en su organización y funcionamiento.

Cíclico por que según algunas UBES, cada vez que se acerca un proceso electoral estas se convierten en centro de atención, de promesas de ayudas y de apoyos de cualquier naturaleza el cual desaparece progresivamente al término de dicho proceso. El deterioro es progresivo, ya que en cada ciclo como el descrito se presenta se acrecienta el desgaste y se erosiona la organización y el funcionamiento de las UBES.

No obstante a lo planteado y aprovechando el anuncio de que los camaradas Diosdado Cabello y Pedro Carreño serán los responsables de UBES y Patrulleros, se presenta una gran oportunidad en el país y especialmente en el Zulia para realizar ejercicio teórico y práctico del Socialismo que todos los revolucionarios anhelamos, se trata de promover la posibilidad de que las UBES de manera soberana, legítima y democrática elijan sus coordinaciones parroquiales y municipales, así como el equipo de enlace con los camaradas Cabello y Carreño. Esta propuesta evitará el reparto burocrático entre los partidos políticos que apoyan la revolución, partidos a los cuales debemos ayudar con todos nuestros desvelos hasta que podamos construir desde las entrañas de las bases y del poder popular un genuino partido de la revolución. La ejecución, desarrollo y consolidación de una propuesta como esta aportaría un gran servicio a los partidos y a la revolución, por un lado, se tendrían señales de aquellos partidos que están sumergidos entre las masas, y por otro lado, aquellos que resulten menos solicitados por el soberano deberán revisar su accionar y ponerse a las alturas de las circunstancias de la revolución. Quizás lo más importante de la propuesta sea el sentar las bases para que el futuro socialismo y la revolución se alejen de la posibilidad de una involución y se eviten los errores que dieron al traste con otras experiencias revolucionarias en América Latina y el mundo.

No basta con darle la oportunidad al soberano, quizás lo más importante sea prepararlo para que aproveche las oportunidades, tal como la que se presenta en estos momentos de reestructurar, redimensionar y democratizar revolucionariamente las Unidades de Batalla, tanto social como electoral. Basta percibir las elecciones como un proceso en si mismo, cuando estas son un tránsito hacia la consolidación para la construcción del socialismo en el Siglo XXI.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1640 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: