¿Quién gobierna San Cristóbal?

Desde Narciso y pasando por el "alcalde no tiene cabeza, "la dama come hamburguesa", "la ciudad deteriorada" y "hay que revocar a la alcaldesa", se dicen tantas cosas sobre la ciudad que, si de decir cosas se tratara el asunto, entonces todos los que vivimos hoy en esta urbe tendríamos que preguntarnos ¿Quién gobierna la ciudad?

La interrogante surge no por las dudas que pudieran tener los ciudadanos y ciudadanas, sino por las verdades que se dicen y se comentan en bajito en todos los espacios de la ciudad y que ya es lugar común escuchar sobre las fallas de una gestión municipal, donde ni siquiera hay capacidad para gobernar, si es que la hubiera; pero la cuestión va más allá y es que al parecer, ese cargo parece vacante, sin rumbo, sin gestión de nada o casi nada, que es peor. De allí la debacle de una ciudad carcomida por la ineficiencia voraz y hasta cómplice de sus funcionarios; que a través del silencio, parecen avalar lo que allí sucede. Más que un ayuntamiento capitalino, pareciera más bien el "bunker" de un partido político llamado Voluntad Terrorista.

Aunado a esa aberración política, nos encontramos con el rostro descubierto pero marchito de una ciudad desasistida, deteriorada, ultrajada, incendiada y guarimbiada; huecos en todas las calles y avenidas, sucias la mayoría y para remate el aseo urbano es muy, pero muy deficiente. Es decir, una calamidad pública, un gobierno municipal peor que los gobiernos de Narciso y el de la peste verde, ese que gobernó en toda la entidad en los tiempos de la mazamorra. Precisamente aquí es donde surge la interrogante de quién gobierna a la ciudad de la cordialidad hoy en día. De verdad, pareciera que esta gestión fuera de comiquitas y la gobernaran Sheriff Woody, Buzz Lightyear, Jessie, Emperador Zurg, Oloroso Pete, Slinky Bett, mamá de Andy, Jam, Wheezy y Rex, todos personajes de Toy Story, que divierten y alienan a nuestros niños.

Ahora bien, la razón por la que traigo a escena a estos personajillos caricaturescos, es porque al parecer forman parte de una coartada perfecta, porque detrás de esos personajes hay un "jefe", quien increíblemente pudiera ser el que maneja los hilos del poder en la ciudad. Por supuesto, esto es una hipótesis deductiva que surge de algunas premisas que se dicen y comentan por allí y que ruedan en el comentario de aquí me vengo y de allá me voy.

Mientras tanto, la voz se hace silencio tras las rejas y tal vez eso sea más tormentoso que la propia condena. Pensar que sea el Pato Donald el que maneje los hilos del poder es una afrenta muy grande, que golpea la mente del reo. Todos recordamos, cuando ese mismo reo intentó -cual "Nerón" gocho- incendiar la ciudad entera. Desde entonces esta ciudad quedó prostituida y chamuscada, donde los seguidores y acólitos del reo todavía andan por allí como almas desesperadas y con muchas ganas de prender el fósforo para que se desate la chispa del infierno.

Tristemente ese es el legado que dejó ese personaje "cebollesco" y que influyó negativamente en muchos jóvenes de esta ciudad. Lamentablemente a muchos de estos jóvenes los observamos hoy en día con la mente envenenada y con una personalidad complicada para los próximos años. Considero ayudarlos clínicamente y también ayudar a la ciudad a encontrar el rumbo perdido y gobierne un verdadero gerente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1091 veces.



Eduardo Marapacuto


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a234986.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO