Mérida de los tatuyes

Nunca dejará de ser importante el refrescar el conocimiento sobre el origen de las fundaciones de los pueblos y ciudades, pues las viejas y nuevas generaciones deben tener pleno comprensión sobre esos acontecimientos que plenan la historia en la búsqueda de la génesis, de la cultura originaria que conduce a establecer el asiento e identidad con y de la patria chica, así como el por qué de sus influencias en el devenir histórico, antropológico cultural de sus descendientes.

Poco se habla y poco se difunde de manera deliberada, con intencionalidad de olvidar una de las culturas que tuvo mayor arraigo en esta parte de la geografía venezolana como lo es el caso de la cultura Tatuy y su relación con el nacimiento de un pueblo, luego convertida en ciudad ilustre, como lo es la Mérida de los Tatuyes, a la Mérida de los caballeros.

Los orígenes de Mérida, la de los españoles, no así la de los Tatuyes, se remontan a los años de 1558, "fundada" según la terminología española en "una mesa alta, limpia, de lindas aguas, vista, aire, y temple", osadía cargada de intimidación con la espada y la cruz ,realizada por el capitán de la capa roja Juan Rodríguez Suarez, quien sin tener licencia, atropelló y vejo a todo un pueblo que habitaba y vivía según sus tradiciones y cultura; "funda" la ciudad, sitio habitado por " innumerables gente y población de las sierras que vivía en bohíos de paja", según relata Andrés Márquez Carrero en su fecundo estudio sobre la cultura Tatuy.

Según el referido autor, Mérida fue fundada en tres lugares diferentes, siendo trasladada en varias oportunidades; el primer establecimiento ocurre en el caserío denominado "JAMUEN", llamado luego "La Guazabara" (por la gran cantidad de cactus presentes en la zona) o "El Realejo", en lo que hoy se conoce como San Juan de Lagunillas (San Juan de los MUCUUNES) ubicado a escasos 17 kilómetros de lo que hoy día es la ciudad de Mérida.

La primera mudanza de la recién fundada Mérida de su sitio original, ocurre, según relato de Márquez (1980), a finales del año 1558 y es instalada en la mesa de TATEY o TATUY el primero de noviembre de 1558, en lo que se conoce hoy día como La Punta ó Santiago de La Punta, conocida coloquialmente como La Parroquia, que lleva como epónimo de Juan Rodríguez Suarez, allí ocurre la segunda fundación de la ciudad, sitio también denominado Las Tapias.

El segundo traslado (mudanza) de Mérida, ocurre con la llegada del capitán Juan Maldonado "quien había sido comisionado desde Pamplona para aprehender y enviar preso a Juan Rodríguez Suarez"; el capitán Maldonado con la autorización de su superior, traslada la población de Mérida desde La Punta a un "ancho y espaciosos valle, también de muy buen sitio y bien templado al pie de la sierra nevada, poniéndole nombre Santiago de los Caballeros." (Márquez, 1980).

Según relata el historiador Márquez Carrero, citando a don Antonio Febres Cordero, la ciudad andarina de las nieves eternas, encuentra su comarca definitiva "en todo el pecho de la altiplanicie magnífica, encuentra por fin su asiento la ciudad nómada, de errátil planta en cierto modo golondrina, con virtudes de la eterna ave, por su inquietud andariega y su constante mudanzas de estaciones" (pág. 6).

En el trabajo denominado Breve noticias de los indios del territorio TATUY, Márquez Carrero (1987) en referencia al por que el nombre de la ciudad, relata que "la designación se hacía en honor de Santiago el apóstol, patrón de España. Bajo su advocación se creó en 1170 una orden de caballería para proteger a los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela. A los miembros de esa orden se les llamaba caballeros, de ahí el nombre de Santiago de los Caballeros" (Pág. 24).

Por otra parte y según el autor anteriormente citado, no es sino hasta el año 1974, cuando por primera vez se designa con la palabra TATUY "a los aborígenes de esta región de los andes venezolanos que poseían en común la radical "MUCU" de su propia lengua.

Es de resaltar, por su importancia histórica y lingüística, que el historiador y lingüista Andrés Márquez Carrero, fue el creador del vocablo llamado MUCUNIMIA, logrando constituir una nueva rama de la onomástica como tratado y estudio de los nombres en lengua MUCU de la cultura TATUY.

Los integrantes de la etnia Tatuy, fueron los primitivos pobladores del territorio occidental de Venezuela, pueblo derivado de los mucus-chamas, creadores del quibario o calendario llamado "la piedra del tiempo"; La expresión TATUY significa en la lengua mucu como "lo más antiguo" o "el pueblo más antiguo de las sierras nevadas" y su pueblo fue el protagonista en crear y dejar para la posteridad un gran desarrollo de su transcendental arqueología.

Los predios del pueblo Tatuy se extendían desde el Valle Grande o Mocanarey y sierra de la Culata, en limites con los Mucaquetaés y Mucujunes, pasando por el páramo de los Ángeles llamado hoy día la loma de los Ángeles, el páramo de las flores, extendida hasta el páramo del campanario hasta llegar a Santiago de la Punta donde confluyen el río Albarregas y el río Chama.

Los tatuyes, también colindaban "con las parcialidades TABAYES sobre el río Mucujún y fronterizos con los MUCARIAS que habitaban los sitios de lo que hoy se conoce como San Jacinto y las Tienditas del Chama; por el sur, colindaban con los MUCUSIRÍES llamados GUAQUES que poblaban el Valle de las guayabas", que hoy día se llama Ejido. (Márquez, 1980).

En este breve recuento, teniendo como base lo expuesto por Márquez Carrero, quien a su vez manifiesta preocupación por lo poco que ha sido difundida la cultura TATUY, deja ver que Mérida fue fundada en "el caserío Tatuy, en la mesa del mismo nombre", pueblo y cultura que fue avasallada y atropellada, sus tierras fueron violentadas por los españoles; Los Tatuyes, hombres y mujeres pacíficos y laboriosos, hubieron de refugiarse en lo que se denomina la Otra Banda, es decir entre la orilla de lo que fue el río Albarregas y el cerro de las Flores; inicialmente fue llamada "La Ranchería de San Juan de Las Nieves" con fecha del 24 de junio de 1559.

La etnia TATUY, tuvo como jefe al insigne cacique TAMANAYRE y por princesa a la india TIBISAY, quien habitó las tierras a pie de cerro, junto al Monte Zerpa, que ante su gran y deslumbrante hermosura llamaron "La Hechicera".

Al final, la cultura Tatuy fue destruida, primero por la acción arrasadora de los conquistadores, y más tarde sus predios fueron entregados en concesiones amañadas, desapareciendo ante la mirada complaciente de las autoridades de entonces.

Referencias: Márquez C, A. Cultura Tatuy de Venezuela y Los Orígenes de Mérida. Material mimeografiado. 1980.

________ Introducción a la Emeritologia. (El caso específico de las áreas indígenas del estado Mérida). Centro de investigaciones lingüísticas "julio Cesar Salas". Facultad de Humanidades y Educación. ULA. 1986.

________ Breves Noticias sobre los indios del territorio TATUY y fundación de la ciudad de Mérida en San juan de Mucuun. 1987.

 


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6206 veces.



Heriberto Rivera


Visite el perfil de Heriberto Rivera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: