¿Por qué en Barlovento no roban mangos?

Si establecemos un plan serio de reactivación del aparato agrícola barloventeña, con un proceso industrial de transformación de la materias primas, nos vamos a levantar

Hace 14 años, el presidente Chávez designó a Barlovento como eje estratégico y hoy, debía estar dando sus resultados. Nuestra región debía haberse constituido en el centro productivo de la zona metropolitana. He aquí la preocupación y la búsqueda de respuesta del porqué ese plan fracasó…

Como venimos diciendo permanentemente, Barlovento es centro de preocupación, y para algunos es objeto de sensibilización para ocuparse de nuestra problemática acumulada durante las últimas cinco décadas. “Si te preocupaste, bueno, ocúpate”, es la lógica…
Indudablemente que los gerentes de instituciones, ministerio y alcaldías se han preocupado y ocupado, pero el problema está en el cómo ocuparse con opciones viables y controlables para evitar los riesgos y los fracasos.

De nuevo el Estado venezolano tienen un planteamiento estratégico para Barlovento bajo la coordinación de la Vicepresidencia de Planificación y conocimiento, el cual lleva por título Plan Integral de Desarrollo de Barlovento, que en gran parte se pretende implementar con la Universidad Politécnica territorial de Barlovento Argelia Laya. Es otro esfuerzo más que se suma a otros anteriores. Son cinco los ejes temáticos planteado para este Nuevo Proyecto:

El eje especial/territorial; Eje educativo; Cultura e identidades; Tecnológico y por último, el Productivo.
No vamos a entrar en detalles en este nuevo proyecto, por los momentos, ya que es muy parecido a aquel propuesto por el presidente Chávez cuando hablábamos de Desarrollo Sustentable, que luego fue sustituido por una teoría retorcida llamada Desarrollo Endógeno. Repasemos entonces la historia de un proyecto bien intencionado, pero fracasado, como lo seguiremos hacienda en futuras entregas, los cuales sugerimos deben ser revisados antes de emprender este Nuevo Plan Integral.

Eje de desarrollo sustentable
El 13 de noviembre del 2001, el presidente Chávez lanza el decreto Nº 1.469 publicado en Gaceta Oficial Extraordinaria Nº 5.556, con la finalidad de impulsar el desarrollo integral de las áreas que por sus características y potencialidades requieren de un esfuerzo dirigido y planificado para fomentar el aumento de la productividad y adecuada explotación de los recursos existentes en las mismas, al igual que en lo social y calidad de vida de la población, con objetivos específicos.

La definición y creación de estas zonas surge, entonces, como un instrumento para impulsar, en un corto plazo, el despegue del desarrollo socioeconómico de ciertas áreas que, por sus características física-naturales y geopolíticas, condiciones de habitabilidad, potencialidades y ámbito de influencia dentro de los ejes de desarrollo delimitados estratégicamente por el Ejecutivo Nacional, requieren de un esfuerzo mínimo, dirigido y planificado, en pro de los objetivos de desarrollo sostenible planteados para Venezuela en los próximos años, estando por ello incluidas dentro del Plan Extraordinario de Inversiones (Sobremarcha) que está realizando el Ejecutivo Nacional.
Objetivos del Eje Sustentable

El objetivo general de ese proyecto bien escrito, era dinamizar el desarrollo sostenible regional, considerando todas las regiones que conforman el Territorio Nacional, siguiendo la estrategia de descentralización desconcentrada en el equilibrio territorial, económico, social, ambiental, institucional e internacional. De este modo, desarrollar un tejido social capaz de autogestionar los procesos de desarrollo sostenible regional desde el nivel local, mejorando la calidad de vida y preservando el ambiente a través del fortalecimiento institucional y la reactivación de las actividades productivas, de acuerdo a su vocación y potencialidades.

Sus Objetivos Específicos era:
1. Fomentar y reactivar el desarrollo de actividades productivas, agrícolas, turísticas e industriales, que contribuyan a impulsar y estabilizar el crecimiento poblacional.
2. Mejorar la infraestructura de apoyo a la producción agrícola (sistemas de riego, vialidad, centros de atención al productor, instalación de pequeñas agroindustrias).
3. Financiar las actividades productivas de rubros bandera, para garantizar la seguridad alimentaria.
4. Capacitar a los recursos humanos en agricultura, turismo e industria, así como en aquellas otras materias que se requieran para fortalecer los procesos de desarrollo regional sostenible desde el nivel local.
4. Elaborar estudios de base para sustentar los proyectos de inversión.
5. Crear condiciones favorables para el establecimiento poblacional en áreas fronterizas e insulares con fines de fortalecer la seguridad y defensa nacional.

Dentro de las siete zonas designadas en esta extraordinaria iniciativa del presidente Chávez, Barlovento fue designada como eje estratégico y hoy, 14 años después, debía estar dando sus resultados. Nuestra región debía haberse constituido en el centro productivo de la zona metropolitana. He aquí la preocupación, es decir, buscar las respuesta del porqué ese plan fracasó, cuál es la evaluación crítica y como decía Fabricio Ojeda cuando dejó el Congreso en 1962, y se fue a la guerrilla, de la “autocrítica creativa”. No basta solo la crítica sino de ser autocríticos creativos, es decir sacar del fracaso las fortalezas para avanzar. Pero en verdad no lo hemos hecho con profundidad.
Y entonces: ¿por qué
no robamos mango?

Y aqui viene nuestra respuesta del porqué en Barlovento no se roba mango, y es porque hay una sobreproducción natural de mango, entre mayo y junio, la cual se pierde en largas alfombras que cubren nuestras carreteras. Si hay sobreproducción no hay robo, pero si hay escasez en los rubros agrícolas, sí habrá robo como sigue pasando con los “toberos” que roban el cacao en chirel y que hasta muertes ha provocado en los últimos tiempos, y dicho sea de paso, nuestra producción cacaotera ha mermado.
Si establecemos un plan serio de reactivación del aparato agrícola barloventeña, con un proceso industrial de transformación de la materias primas, nos vamos a levantar… pero con populismo, repartiendo real sin son ni ton ni control estaremos destinados al fracaso.

HU-CHE-RÍAS

*** Muy acertado el llamado del cimarrón Luis Perdomo al camarada Elías Jaua para dar el apoyo definitivo a Afrotv y Radio Cumbe en San José de Barlovento.

*** Otro llamado al coordinador del Ministerio del Ecosocialismo para el estado Miranda la Laguna de Tacarigua está agonizando… visítela antes de que muera de mengua como dejaron morir a Morocho Iriza…
La voz de Afroamérica



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3768 veces.



Jesús Chucho García


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social