El negocito del agua en Valencia, Carabobo

La crisis del agua en el estado Carabobo forma parte intrínseca del legado del Puntofijismo adecopeyano y coadyuvado por la izquierda light que esa dupla alimentaba.

Aquí en Valencia, podríamos decirlo, todos los liderazgos desplazados por Chávez fueron igualmente culpables en esa hiperconchupancia que no se peló cuando decía que eso era "hasta el año 2000", como efectivamente así ocurrió.

En Valencia, por ejemplo, llevamos más de 3 décadas con racionamiento severo del agua potable, y la derecha de hoy, culpable nata de esa situación, se ha dado el lujo de usar esta deficiencia para criticar y achacarle al gobierno actual una crisis que ellos, el Puntofijismo, creó y ayuda todavía a su mantenimiento.

Hidrocentro da preferencia del racionamiento a las parroquias más rancias a fin de mantener sus escuálidas cuotas de adeptos como oposición.

Todo comenzó hace unas tres décadas con una fulana válvula que debía vendernos Alemania y que todavía estamos esperándola. Se agregó el hecho de un robo permisivo por los gobernantes (Alcaldías) de turno de buena parte de los medidores de agua, ya que al fallar el suministro se paran los ingresos de Hidrocentro. O sea, Hidrocentro-Valencia cobra, así suministren o no el agua, y han tenido el tupe de inflar las tarifas para una agua no suministrada. Sus envases lucen sucios por fuera, tanto como quizás podrían estarlo por dentro: la ciudanía lo ignora.

Optaron por cobrarle a la ciudadanía una tasa fija adecuada a sus intereses burgueses para así mantener sus ingresos y en paralelo poder recibir su tajadita de los empresarios del agua comercial, unas aguas dizque minerales a las que la Sanidad no audita ni controla su potabilidad. Al ciudadano no le consta esa potabilidad porque, de paso, la conducta sanitaria en Valencia deja mucho que desear con sus no permisadas ventas de comida ligera sin que reúnan ni las mínimas condiciones de higiene.

Resulta curioso que, luego de muchos años con el racionamiento, que a veces dura varios días consecutivos y se alargan los intervalos del cortes, tan prono el Presidente anunció recursos y acciones combativas directas de este problema, el agua ha sido restaurada desde bien temprano y con fuerza descomunal. Ellos, sus directivos infieren que, al mejor estilo puntofijista, no pasará nada, que usarían su "paraguas" o corruptelas, y cuando se logre corromper a los nuevos comisionados del gobierno todo volvería a la anormalidad anterior.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1401 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: