Ministro Haiman El Troudi, asfalte la Carretera Pariaguán-El Tigre

En otros artículos publicados en aporrea.org cuando el "poeta de la revolución" Tarek W. Saab gobernaba al estado Anzoátegui, y hace unas semanas atrás durante el mandato del señor Aristóbulo Istúriz, nuestro afro descendiente gobernador en funciones, he escrito sobre la imperiosa necesidad de asfaltar desde cero, valga decir, quitando todo el asfalto actual vencido, quebrado, varicoso, hundido y cuarteado de la carretera Pariaguán – El Tigre, en el corazón de la Mesa de Guanipa. En ese tramo funciona el complejo agroindustrial de la soya "José Abreu D´Lima" y fluye toda la actividad industrial, de transporte y de maquinaria pesada de la Faja Petrolera del Orinoco "Hugo Chávez Frías", además de todo el transporte del hierro, aluminio y madera desde Guayana hacia el Centro y Occidente venezolanos.

Los huecos causan múltiples colisiones, volcamientos, daños de cauchos y tren delantero de costosa reparación para los particulares y nadie se conduele de nadie, ni desde el gobierno local, ni desde PDVSA o desde el gobierno central. Insisto en que se nos han matado familiares y cuando llueve en este tramo la vida humana pende de un hilo muy delgado. La vía es estrecha, se llena de agua en algunos tramos y tiene hoyos profundos y anchos capaces de volcar un auto. Además, es insegura debido a los atracos y obstáculos que arrojan a la carretera de noche. Ninguna grúa se detiene a auxiliar a un auto averiado durante la noche. La gente maldice, señor ministro, a nuestros funcionarios indolentes que se dan la gran bomba con la plata de nuestra revolución socialista en su paraíso de Lecherías, junto a sus adláteres y su entorno podrido. Esto lo oigo cada vez con mayor desprecio por parte de nuestro pueblo cansado, burlado, dolido por la muerte de sus familiares e ignorados por los quienes ostentan cargos que sólo la nobleza electoral y de compromiso hacia el Gigante les permitió ocupar para defraudar tan indignamente su legado histórico.

No hace falta más explicaciones, señor ministro. Transite usted en persona, esta vialidad en un auto sin lujos, de un ciudadano común y corriente y expóngase a la muerte en esa carretera y saque usted sus propias conclusiones. Después, si tiene ánimos, reúnase con el gobernador más risueño y burlista del pueblo anzoatiguense, y dígame de qué le ve cara usted. ¡El pueblo se la ve de irresponsable! Eso no es justo en quien se precie de decir que es un funcionario público socialista y revolucionario. Es todo lo contrario. Nadie que permita la muerte tan miserable del pueblo por su indolencia y absoluta falta de entrega al servicio social se puede dar golpes de pecho ni en lo moral ni en lo político como parte de una revolución cuyo centro es lo social, la vida, lo humano. Supervise usted ministro Haiman El Troudi cuanto le describo y saque sus conclusiones. Si usted logra solucionar esta calamidad nacional, Dios le bendecirá. Si no hace nada al respecto, Dios lo tendrá en cuenta y nuestro pueblo también.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1651 veces.



José Pérez

Profesor Universitario. Investigador, poeta y narrador. Licenciado en Letras. Doctor en Filología Hispánica. Columnista de opinión y articulista de prensa desde 1983. Autor de los libros Cosmovisión del somari, Pájaro de mar por tiera, Como ojo de pez, En canto de Guanipa, Páginas de abordo, Fombona rugido de tigre, entre otros. Galardonado en 14 certámenes literarios.

 elpoetajotape@gmail.com

Visite el perfil de José Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: