Corto, claro y raspao. SOS Gobernador Francisco Rangel Gómez

Apreciado Gobernador: le escribo confiado en que usted ayudará a los habitantes de la Urbanización Alta Vista II, Norte, en Puerto Ordaz. Precisamente la que está ubicada, prácticamente, a pasos de la Corporación Venezolana de Guayana, de la cual usted fue su Presidente, antes de ser Gobernador. Soy portavoz de la mayoría de quienes habitan en esta, hoy día, maltratada urbanización. Tengo cerca de los 30 años viviendo en una de estas “torres”. Esto era un paraíso. Lleno de paz y tranquilidad. Pero hoy día es un infierno.

Al frente de estas 8 “Torres”, que conforman la urbanización, existe un gigantesco estacionamiento. Fue un orgullo contar con este espacio, el cual servía para estacionar los vehículos de las oficinas de los edificios que están frente a nuestras “Torres”. Así como de los bancos, e inclusive de la propia CVG. Pero, de pronto, nos cayó un rayo destructor. Y nació lo que hoy se conoce como el “estacionamiento del hambre”. La Alcaldía del Municipio Caroní autorizó la invasión de kioskos de comida. Y para colmo se autorizó el funcionamiento de dos licorerías, separadas tan sólo por 100 metros. Ubicadas alrededor del estacionamiento.

Esta situación tiene desesperados a los habitantes de esta zona. Veamos por qué: invasión de vehículos a partir de las seis de la tarde. La mayoría viene a comer. Otro porcentaje a beber licor hasta altas horas de la madrugada. Se perturba el sueño de las personas con gritos, música a todo volumen y reyertas. En días pasados se efectuó una acción de sicariato y le quitaron la vida a un joven. Los disparos de los sicarios sumieron en tensión, confusión y preocupación por el suceso, a los asustados habitantes. Existe, señor Gobernador, un módulo de la policía municipal que sólo sirven, según dicen, para cuidar a una de las dos licorerías.

En fin, señor Gobernador, esta urbanización se transformó en un infierno: gritos, franazos, aceleración de carros y motos, cornetazos, reyertas entre los bebedores de licor, hediondez de agua estancada, aceite quemado y orine. Y para colmo, al lado del módulo “policial”, un espacio donde depositan la basura y desperdicios los kiosqueros, y hasta personas que vienen con su basura de otros lugares. La inseguridad campea no sólo en la urbanización, sino en los alrededores. Por ejemplo: los centros comerciales aledaños están cerrando a las seis de la tarde. El terror que se vive es de espanto y brinco. Por favor, señor Gobernador, haga algo por los habitantes de esta urbanización. Estamos desasistidos. Abandonados y maltratados. Usted es nuestra única esperanza… y me despido con una frase: “Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes”. (Khalill Gibran)… Chao, Gobernador. Mucha suerte. ¡Volveré!

Teófilo Santaella: periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la isla del Burro, en la década de los 60.
teofilo_santaella@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1509 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a193367.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO