Pildoritas 112 (año VII)

Lo que esperábamos de la nueva alcaldesa elegida por casi 85 mil masoquistas de San Cristóbal

Este martes 3 de junio se posesionó la nueva alcandesa, esposa de el ex alcalde Ceballos quien como el país sabe resultó ser un tarifado del imperio, reclutado y entrenado, junto a otros traidores de la derecha para, replicando aquí los terribles hechos que se han registrado en otros países del mundo, intentar convertir esta  Patria en una neocolonia imperial por la vía de la violencia destructiva y asesina, como la que  hemos vivido en esta ciudad, otrora símbolo de paz, laboriosidad y cordialidad,

En su discurso hizo la afirmación de que venia a continuar la obra de su esposo y que San Cristóbal a partir de ese momento contaba con dos alcaldes, lo cual quiere decir que el preso va  estar detrás del trono manejando a su mujer como una marioneta, razón por la cual mientras ella realizaba su show protocolario, paralelamente, en tres focos de la ciudad, la violencia hacía de las suyas con encapuchados, extremadamente violentos, lo que obligó a la policía nacional, regional y Guardia nacional a actuar para evitar situaciones más trágicas que las registradas. Hoy nomás mantienen retenido un autobús y a su conductor secuestrado con la pretensión de canjearlo por los detenidos que ellos llaman políticos, incendiaron otro, asaltaron y despojaron de su arma de reglamento a un policía y causaron deterioro en comercios cercanos a las universidades.

Definitivamente queda comprobado que los comprometidos con la violencia no están dispuestos a otra cosa que continuar en su afán por crear un caos, que configure situaciones para su mayor aspiración que es la  intervención extranjera, que replique aquí lo que tantos países del mundo han vivido con terribles resultados de muerte y demás males que aun siguen en desarrollo. porque los pueblos a costa de lo que sea siguen empeñados en defender su soberanía.

Aquí, y ha sido denunciado con pruebas por una parlamentaria regional, ha comenzado, con la llegada de la sustituta una nueva modalidad que es la de contratar camiones volteos para que descarguen en las adyacencias de las universidades,  montañas de escombros que obstruyan las vías de acceso y dificulten la acción policial, mientras los encapuchados incendian, destruyen y crean zozobra en perjuicio de los vecinos quienes en su mayoría, en una inexplicable conducta de perfectos disociados, ofrecen el apoyo a los facinerosos y protestan airadamente cuando llegan las fuerzas del orden.

La pregunta lógica es; ¿Cuál es la razón por la que la nueva alcaldesa no se pronuncia y en lugar de callar, llama a sus huestes violentas a que depongan su actitud?, la respuesta es obvia: no lo hace porque está comprometida, como lo expresó en su discurso de toma de posesión con la obra iniciada por su esposo, que ya sabemos dejó terribles saldos en muerte y destrucción así como pérdidas millonarias y atraso evidente para la ciudad.

Toca entonces esperar que las leyes que son muy específicas y claras, sean tomadas por los órganos de justicia y simplemente se apliquen con toda rigurosidad y si como lo anunció la alcaldesa elegida por cerca de 85 mil masoquistas, cumple, como parece, su promesa de continuar la obra de su antecesor, se proceda de la misma manera como se procedió con su marido. No le puede temblar el pulso a los obligados a impartir justicia para proteger al pueblo de monstruos como estos, para, basados en una decisión que ya existe por parte del TSJ, exigir se proceda de manera análoga, para demostrar que la Revolución no está dispuesta a dejar rendijas abiertas por donde se  nos pueda escapar la irrepetible oportunidad  que el pueblo se ha dado para definitivamente ser libres, soberanos, independientes y prósperos.-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1773 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: