Ante la fantasía de la MUD en Anzoátegui

García Marques es un pendejo, Mo Yan, un necio y Spielberg, un gafo

Lean esto:

Aristóbulo renuncia a la Gobernación agobiado por una leucemia y un cáncer de próstata. Eso ocurre en abril de 2014. Entonces Nelson Moreno, presidente de la Legislatura regional, asume la Gobernación de Anzoátegui mientras el CNE convoca a elecciones a finales de julio coincidiendo con el Primer Congreso Ideológico del PSUV (primero en 15 años) a realizarse en Barcelona del 28 al 30 de julio 2014.

Así las cosas, según la MUD, el PSUV tenía previsto lanzar a Guillermo Martínez, alcalde de Barcelona, quien no había aceptado tal honor aduciendo que se vería muy mal renunciar a la alcaldía barcelonesa ganada en tan buena lid. Surge entonces – disque dicen en la MUD -que el PSUV lanzaría a David de Lima con el condicionante de que no aspire a la reelección. O lo que es lo mismo. La MUD, en semejante mojón pelúo, da como un hecho cierto que perderían esas supuestas elecciones.

Ahora ustedes saben ¿quién es el candidato de estos verdugos de García Márquez, Mo Yan y Spielberg en esta película? Nada más y nada menos que Leopoldo López. Aunque por allí andan buscando pista Richard Arteaga, de Primero Justicia, quien renunció a la coordinación de la MUD en Anzoátegui ante la aplastante derrota del 8 D. Y Omar González Moreno, periodista, exgobernador de Bolívar en tiempos cuartorepublicanos y diputado suplente a la Asamblea Nacional ahora en rol principal ante la ascensión de Gustavo Marcano a la alcaldía de Urbaneja. Pero ni Richard ni Omar tienen vida. Aun que Omar tiene experiencias en batallas de caimanes y matos de agua del Orinoco y el Caroní; los caimanes del Mar Caribe y las Anacondas del Neverí que hacen vida en la MUD se lo tragarían vivo.

Otro que anda buscando pista pero que no tiene vida por haber perdido poder en su antiguo coto político-electoral de Cantaura, es el parlamentario Antonio Barreto Sira. Cómo será de arrecha esta fantasía que en los corrillos chamariaperos se comenta, a sotto vocce, que Antonio pudiera estar detrás del robo de la corona de La Candelaria despechado porque desamparó a Evelyn, su esposa, en las pasadas elecciones del 8D cuando fue derrotada por Daniel Haro. Conozco a Antonio y se dé su devoción por La Candelaria, por eso no creo esa falacia. Pero en política el correveidile es el pan de todos los días. En política el que menos puja echa una lombriz. Quizás esto lo dicen en Cantaura porque los Barreto Sira le hicieron tremendo paseo a La Candelaria.

Confieso, sinquemequedenadapordentro, como decía el finado Carlitos González, y agradezco – por favor – no se me tilde de sádico-, que estoy gozando una bola y tres cuartos de la otra casi tirando a dos con esta escribidura inducida por esa fantasía tan arrecha de algunos mudistas. Cómo será que este kilométrico mojón pelúo incluye hasta una Fiesta de Blas, montada el pasado 13 de enero en el club de Leones de Barcelona por Antonio Cedeño Umanés, de quien se dice en este impresionante y simple ejercicio de realismo mágico, es el candidato del presidente de Copei, Roberto Henrique y de uno de los tótem del socialcristianismo venezolano, Eduardo Fernández, que comenzó a las 11 de la mañana y concluyó a las 9 PM, con más de un asistente yendo a casa con una y hasta dos botellas de fino escocés en las manos. Cosa muy típica de los lambucios, de los arroceros.

(Si poco elegante luce salir de una fiesta con un frasco en la mano; “contimás” con dos).

Así las cosas. Partiendo de medias verdades y verdades concretas en la MUD tejieron esta obra de realismo mágico. No creo que el Profesor Isturiz esté enfermo. La última vez que lo vi fue en el Primera Asamblea del Consejo Federal de Gobierno (hace poco menos de dos semanas). Y le note un pelo subido de peso, fuerte, cachetón, full de alegría y marcando la milla. De manera pues que la génesis de ese mojón no tiene ningún asidero.

Me permito cerrar este capítulo con una copla inserta en Canaima, de Rómulo Gallegos, en la que intento decirles, una vez más, a la MUD, ¡No volverán!

Dice la copla:

La baba y el mato de agua,

se fueron al Orinoco.

La baba no regresó

ni el mato de agua tampoco

TINTERO.

García Márquez y Mo Ya son Nobel Literatura, uno colombiano y otro asiáticos. El Gabo es un genio en realismo mágico. Recuerdo un pasaje de una de sus obras donde narra que el cabello de una difunta salía de la urna y recorría siete cuadras. Del chino, leí Cambios, que se refiere a los sueños de un chino. Y Steven Spielberg es un genio de la ficción en cine. Es autor de muchas extraordinarias películas. Dos de ellas ET y Orca Ballena Asesina, son dos clásicos del séptimo arte. Los tres son tres mentirosos del carajo. Pero son artistas, genios.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3947 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: