Noé Acosta Olivares: como Pez en el Agua en las calles cabimeras

El compañero Presidente Nicolás Maduro ha reconocido muchas veces que la muerte del Comandante Presidente Chávez ha significado un duro golpe para la direccionalidad del proceso de la Revolución Bolivariana, con Chávez al frente se podían permitir ciertas libertades, libertades que con seguridad con su tino y ojo político mas temprano que tarde el corregiría, pero sin la dirección del Líder debemos ser muy cuidadosos, los mejores hombres y mujeres deben dar ese paso al frente, jugar cuadro cerrado para garantizar el cumplimiento del legado del Comandante Supremo.

Bajo estas premisas es donde aparece la figura del eterno luchador social, del abogado defensor de los humildes y de los trabajadores, de aquel que encaró las injusticias del sistema judicial de ayer y que no le temblará el pulso, ni se le aflojará la voluntad para enfrentarlas si las detecta hoy.

De nuevo, en un combate que pareciera eterno vemos a Noé Acosta Olivares saliendo a defender a su Cabimas, porque Noé podrá vivir donde sea pero la esencia de su vida es Cabimas, esa franja de lago y tierra donde sale el sol en el Zulia, en este escenario, es donde Noé sale a dar la batalla contra la restauración cuartarepublicana y secesionista representada en la candidatura de Alenis Guerrero, pero la victoria no sería completa sino se le da un parao al reformismo que cual diabetes se extiende por el cuerpo de la revolución permitiendo con su ineficiencia que reaparezcan los viejos vicios de la política.

La Alcaldía de Cabimas si bien es cierto no tiene la importancia de la Alcaldía de Maracaibo por ser esta la capital del estado, desde el punto de vista ideológico, desde el punto de vista político-social y desde el punto de vista del socialismo, Cabimas es mas importante que Maracaibo, por que fue en Cabimas donde insurgió por primera vez en nuestro país, el Sujeto Histórico de los Cambios, La Clase Obrera, nuestro proletariado Petrolero, clase que en una tarde del año 36 regó con su sangre la Plaza Bolívar Cabimera en defensa de sus intereses de clase, en defensa de la soberanía y de la independencia nacional.

La batalla que hoy libra Noé Acosta Olivares en la calles de Cabimas tiene como primer objetivo parar la restauración de la IV República en tierras orientales y ser un instrumento de trabajo del gobierno popular y revolucionario del Compañero Maduro, no es una batalla fácil, tiene sus bemoles, la victoria será perfecta si derrotamos a nuestro enemigo principal como lo es la restauración secesionista y golpista de la IV República y de paso le infligimos un derrota al reformismo que pretende deformar los objetivos estratégicos del legado del Comandante Chávez.

Noé escribía por allá por el año 97 “...en Cabimas se ha venido erradicando el individualismo que aparecía con mucha frecuencia, como la vez que una señora muy encopetada me pidió tres pasajes ida y vuelta para ir a Chile con sus hijos y le respondí que a lo sumo le podía dar pasaje para la Calle Chile, del Barrio las Delicias de Cabimas..” por que no se trata de soluciones particulares, la tarea que debemos concluir en la dirección que nos encomendó el Comandante Presidente es otra, son soluciones colectivas, soluciones para el pueblo de Bolívar que día a día se esfuerza por construir una patria justa, libre y soberana: La Patria Socialista y el Estado Comunal.

Libertad para Simón Trinidad prisionero del Imperialismo Yanky


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3695 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: