Yelitza: ¡cuidado con el canto de las sirenas!

La victoria de Yelitza Santaella en el estado Monagas podríamos calificarla, parodiando al “Gabo” García Márquez, como “crónica de una victoria anunciada” y una despedida sin gloria del “gato con botas”.

Como lo dijimos en varias oportunidades, no teníamos que hacer profundos sondeos o encuestas de opinión para saber que el pueblo monaguense - chavista por esencia - respaldaría masivamente a la candidata de la Revolución Bolivariana.

Hoy cuando Yelitza Santaella ha sido proclamada por el CNE y se apresta a tomar las riendas del poder, los militantes revolucionarios elevan su mirada a la nueva gobernadora y claman por la solución a problemas acumulados en el tiempo, además de los que ya fueron reflejados en el programa de gobierno, presentado a su pueblo a través de los medios de comunicación.

La nueva gobernadora fue muy clara en el acto de su proclamación por el CNE . Dijo entre otras cosas que: “ nuestro triunfo en las pasadas elecciones es el triunfo de Chávez y la revolución”. “En Monagas – agregó - había la necesidad de un cambio y es necesario que ese cambio se haga con humildad, a diferencia de quienes dejaron la gobernación”.

Santaella insistió en hacer lo posible por llegar a todos los pueblos del estado porque: “somos los ojos de Chávez” y para ello haremos un gobierno de equilibrio y de justicia donde todos somos necesarios. “No guardamos – enfatizó – odio en nuestro corazón que nos impida construir el socialismo . Es necesario – puntualizó -rectificar con humildad y eficacia revolucionaria”.

Ahora que todo es fiesta y celebración es bueno pasearnos por la historia universal y alertar a la nueva gobernante para que no coma cuentos de sirena. Seres mitológicos de la Odisea de Homero, demonios de los mares, que atraían a los marineros para dormirlos, atraparlos y conducirlos a la obscuridad.

Las sirenas del Mediterráneo – según la mitología griega – emitían un canto irresistible, el cual era tan bello, que los marinos al escucharlo no podían obviarlo y arrojaban sus naves (las sirenas eran unas aves con cabeza y pecho de mujer). Para lo cual Ulises optó por tapar los oídos de sus hombres con cera, para que estos no oyeran los cantos de sirena.

Esta cera invisible es la que debe usar la nueva gobernadora Yelitza Santaella; porque las sirenas de Monagas son muy astutas y desde hace un tiempo, abandonaron las naves del “Gato” para lanzarse a los mares de la revolución y afinar sus cantos para poder seguir disfrutando de las mieles del poder.

Llegó la hora de la verdad y los retos de la revolución ya están marcados en el mapa de vuelo que Yelitza presentó a los monaguenses y el cual deberá ahora cumplir en áreas tan importantes como la seguridad, la salud, la seguridad agroalimentaria, la cultura, la vivienda, el deporte, el turismo, la educación, política social (misiones), coordinación municipal, lucha contra la corrupción y tantos otros aspectos delineados en su campaña, en línea con el Programa del Presidente Hugo Chávez en el periodo 2013- 2019.

Estamos seguros que la nueva gobernadora de Chávez en Monagas, Yelitza Santaella, no se dejará hechizar, ni escuchará los cantos de sirena de los mansos gatitos disfrazados ahora de rojo.

¡Viviremos y Venceremos Por Siempre!

arellanomt@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2023 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: