El cambio en la Zona Educativa del Zulia

Con la llega del profesor Giovanny Villalobos a la Zona Educativa del estado Zulia, los números de esos almanaques a los que se les arranca una hojita con un chiste por detrás, cada mañana a primera hora, son del mismo color, es decir, todos indican trabajo, trabajo, y más trabajo.

Atrás quedaron los reposeros, los empleados que zanqueaban en esos calendarios los numeritos en rojo para no ir a laborar; los que veían a la educación como una mercancía, los que asumían la enseñanza de los muchachos como un problema no mío, sino del otro; los que creían que el aprendizaje de los escolares era una misión exclusiva del docente con una tiza en la mano frente al pizarrón, y del alumno con un cuaderno o un libro sobre el pupitre; los que tenían en los escuelas a los infantes en las aulas como una cifra más en la lista de asistencia y no como un ser humano en proceso de desarrollo y formación, los que pensaban que en julio había que ponerle un candado a los centros educativos y dejarlos a la suerte de los delincuentes que azotan a las comunidades, los que se imaginaban que al regresar de vacaciones un poder sobrenatural les había reparado y pintado los colegios, en fin…

El profesor Villalobos obviamente no tiene ni la vara mágica de madera de 11 pulgadas con pluma de cola de Fénix ni la primera escoba Nimbus 2000 del mago Harry Potter, pero de algo si estoy seguro: posee una impresionante vocación de servicio, una capacidad de gerencia extraordinaria que tanto le ha hecho falta al municipio Maracaibo, un compromiso de alma y de corazón con el proceso revolucionario que lidera en el país el presidente Hugo Chávez, y que actualmente en el Zulia dignifica el comandante Francisco Arias Cárdenas y lo más importante: unas ganas inmensas de trabajar.

Y eso dice mucho. Además, el cambio se nota, en la Zona Educativa del Zulia se observa una labor enorme de inclusión evidente; porque Villalobos no toma una decisión sin antes involucrar a los docentes, madres, padres, representantes y la comunidad organizada. Por ejemplo, el Plan Vacacional Comunitario que se lleva a cabo en la región, se desarrolla conjuntamente con el Ministerio del Poder Popular para la Educación, el Ministerio del Poder Popular para el Deporte, más de 220 consejos comunales y Barrio Adentro Deporte; según sus propias palabras, cuenta con la colaboración de más de 20 mil personas.

Desde hace rato está montado con el Dibise en la inseguridad, en las mafias que atentan contra nuestros niños y en una actividad denominada “Plan Especial una vaca para mi escuela” conjuntamente con la Confederación de la Fuerza Bolivariana de Productores Agropecuarios del Zulia, a fin de recaudar fondos que permitan reparar unas 300 instalaciones educativas rurales de la región.

Como padre, representante, docente, supervisor, gerente y director de la ZEZ, se encuentra atento a la dotación de canaimitas y a la entrega de los cuatro textos de primero a sexto grado que cada escolar tendrá sobre su pupitre en septiembre cuando regrese a clases y, así por el estilo, el jefe revolucionario de la Zona Educativa zuliana no descansa trabajando con la anuencia de todos los que queremos lo mejor para nuestros hijos.

Creo humildemente, en consecuencia, que así es que se hace revolución, que así es que se honra el ambicioso proyecto socialista que lidera el presidente Hugo Chávez…¡Felicitaciones, profesor!

albemor60@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1930 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a128848.htmlCd0NV CAC = Y co = US