Carabobo selló gesta Bolivariana

Digamos que hay seres que nacen predestinados para las grandes realizaciones y proyecciones humanas ¿Cuántas batallas en el campo de la guerra cruel, cuántas batallas por la libertad, la justicia, por la redención humana, cuántas batallas por la emancipación de patrias oprimidas y cuántas batallas por la razón y el pensamiento libre, desatándolo de los secuestradores monárquicos, colonias o imperios, cuántos hombres predestinados en el arte, las ciencias, la literatura, la música, la política? La historia ha reservado sus espacios a exaltar sus grandes obras, nos damos un breve recorrido por las páginas universales de sus hazañas y podemos dar a cada uno su calificativo, pudiendo ser positivas o negativas.

Nuestro Libertador Simón Bolívar, sin que lleguemos a los extremos de elevarlo a las leyes divinas, endiosándolo, pues no, fue un hombre de carne y hueso, que vivió, estudió, sufrió, pensó, sintió, actuó, se enamoró, luchó, batalló y se formó para lo grande ya se lo decía en una carta a su preceptor y gran filósofo, Don Simón Rodríguez al mostrarle sus admiraciones por haberle guiado en el camino de caudalosos conocimientos.

Bolívar viajero incansable así como incansables eran sus deseos de aprendizaje, de estudio, beber el néctar de las obras de grandes hombres de la sabiduría griega y la Revolución Francesa, estudiaba a estadistas prósperos y con ideales que le guiaran en aquellos parajes en los que ya cifraba la causa libertadora de su patria, la América, descartaba a todo aquel que ambicionara coronarse con supremacía por encima de la voluntad de los pueblos.

Citamos del libro ¨Este es Bolívar¨ pag.134, BOLÍVAR, está en París y allí sabe que Rodríguez está en Viena ¿Haciendo Qué? Ya lo sabrá el atormentado joven que vuela a encontrarse con otra advocación de Rodríguez, con la que corresponde a Samuel Róbinson.

Al llegar Bolívar a Viena también llega con él la oportunidad de aplicar las sabias teorías del sabio favorito-Seguramente monologó el viejo cínico-.

Y, empleando su poderosa nemotecnia-no quiero parecerme a los árboles-recuerda enteras páginas del ¨Emilio¨- que echan raíces, sino al viento, al agua, al sol, a todas las cosas que marchan sin cesar -. Aguijón de Ahsavero metido en la médula de Don Simón Rodríguez, maestro trashumante por todos los caminos del mundo. Ahora no es el preceptor; ahora será su maestro. Hasta aquí la cita textual.

Nos viene a la memoria el juramento allá en Roma en compañía de su Maestro, juramento que al retorno a su patria cumplió sin dar descanso a su alma y cuerpo por la LIBERTAD de su patria, extendiendo su hazaña hasta otras repúblicas.

Después de la anterior reseña, retomemos el punto central de nuestra breve historia de la GRAN BATALLA DE CARABOBO el 24 de Junio de 1821, hace ya 188 años de aquella gesta que selló definitivamente el desprendimiento del yugo español en nuestro territorio y que dirigió prodigiosamente Bolívar, después de la liberación de la Nueva Granada, retorna a Venezuela y a pesar del Armisticio firmado con Morillo allá en Santa Ana de Trujillo un 25 de Noviembre de 1820, todo parecía indicar que la paz volvería, que los emisarios del Rey de España, Morillo y La Torre, quedarían tranquilos, alardearon y exaltaron el encuentro con Bolívar, todo parecía fiesta, hasta monumentos propusieron en honor al cese de la guerra, por lo menos por los seis meses del tratado o armisticio. El Libertador advertía que después de la entrevista no parece regular que hablemos más en nuestros papeles públicos de estos señores. Yo se los he ofrecido así, y es menester cumplirlo, porque además conviene a nuestra política que no hemos sido nosotros los encarnizados enemigos de los españoles, sino cuando ellos lo han sido nuestros y que, cuando se entrevé la paz, los recibimos como amigos… Destacaba que el General español don Ramón Correa, gozaba del respeto entre los patriotas, Bolívar lo elogia a pesar que combatió contra él en 1813 y a pesar de los momentos de acritud, le realza como militar y caballero. En 1818, circuló entre los Republicanos de que Correa había muerto en la batalla de Cojedes; pero resultó falsa, y el ¨CORREO DEL ORINOCO¨ LO CELEBRA CON ESTAS PALABRAS:

¨! Qué dolor hubiera sido que su noble sangre, la sangre de un bravo digno de pelear por mejor causa, humano, sensible, generoso, se hubiese mezclado en aquel campo del horror con los torrentes de veneno que derramaban por mil heridas los hijos de Morillo!¨ De todas formas quedaban llamas encendidas y por Maracaibo se prendió de nuevo la guerra en enero de 1821, cuando un republicano se sublevó contra el área que ocupaban los realistas, De La Torre se quejó ante Bolívar y este quería controlar todo ya por la vía, digamos diplomática, a fin de mantener el armisticio y los convenios, sin embargo le expone a La Torre, que si Colombia y las demás secciones de América en guerra forman pueblos separados, y no pueden considerarse como parte de la monarquía española, porque los derechos posesivos de la España sobre América no son sino los de la fuerza y de los de la conquista, y porque éstos cesan de regir cuando cesa la posesión, Maracaibo, puesto en el mismo caso, dejó de ser dominio español desde el 28 de enero.

La Torre no aceptó la posición de los patriotas, decidiendo concentrar sus tropas en el centro de Venezuela, por su parte El Libertador ordenó la reunión de los tres cuerpos de ejército que operaban en el sur y el occidente para guiarlos personalmente, los mandaban Páez, Sedeño y Urdaneta, pero este enfermó nuevamente y su división fue confiada al coronel Ambrosio Plaza. Las tropas patriotas de oriente al general Bermúdez, debían avanzar por aquella vía sobre Caracas, para tomar la ciudad, si era posible o para distraer los cuerpos realistas que la ocupaban.

De esta manera en la llanura de CARABOBO, esperó La Torre al Libertador y sus tropas, en la mañana del 24 DE JUNIO DE 1821, Bolívar previó todos sus planes estratégicos del combate, cuando este comenzó lo intrincado del terreno imposibilitó al batallón Bravos de Apure, ante la superioridad de las fuerzas realistas, debieron replegarse para no sufrir bajas, mientras el batallón Británico acudió en su respaldo logrando que Bravos de Apure se reagrupara y fortaleciera, el batallón Británico luchó rodilla en tierra y a pesar de perder a su jefe coronel Tomás Farriar, logró exitosamente hasta desmoralizar a los españoles, el cambate fue cruento, las bajas de parte y parte fueron significativas, murió Sedeño, Plaza, el Negro Primero, uno de los lanceros que durante los ataques solían decir: ¨Delante de mí, solamente la cabeza de mi caballo¨. Sorpresivamente, en plena acción, Páez lo ve volver grupas y acercándosele:

_¿Tienes miedo?, le reprocha.

-General, vengo a decirle adiós, ¡porque estoy muerto!, le responde el negro; y él y su caballo, caen a los pies del jefe.

Todos los patriotas encabezados y bajo la dirección de Bolívar, se entregaron con alma vida y corazón por la definitiva emancipación de la patria, se mostraron generosos con los vencidos y La Torre huyó a Puerto Cabello donde, según se había hecho fuerte con las tropas que pudo salvar, se dirigió a Bolívar dando las gracias por los rasgos de humanidad para con los vencidos.

Hoy 24 de Junio en el Glorioso Campo de Carabobo se rendirá homenaje a los héroes de la patria, en la oportunidad de celebrar también el día de nuestro Ejército Bolivariano, las autoridades nacionales encabezadas por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo R. Chávez Frías, recibirán al Presidente de la hermana República del Ecuador, Rafael Correa, que suscribirá la adhesión de su país al ALBA, además la isla caribeña de San Vicente y Las Granadinas hará lo propio.

Actos que contribuyen a profundizar la integración de nuestra América sureña, en la lucha por consolidar el sueño de Bolívar y los héroes que aún viven en el pensamiento del mundo y de Latino-América, con la Revolución Bolivariana y el despertar de los pueblos se está librando la batalla de las ideas y el establecimiento del Socialismo del siglo XXI, tomando modelos autóctonos con la reciprocidad, respeto y la autodeterminación de la naciones.

En Carabobo será la cita histórica para seguir avanzando en la unidad de nuestra América por su soberanía y definitiva independencia económica, social, política, moral, ética, bajo los postulados de la doctrina universal del Libertador Simón Bolívar y los pensadores republicanos que reviven sus ideales y compartieron y comparten un sistema de gobierno para la plena libertad, justicia social y la mejor suma de felicidad posible.

Oportuno es el mes de junio y su fecha patria de La Batalla de Carabobo, cuando también se ha despertado una gran lucha contra el ¨Terrorismo Mediático¨, que pretende por todos sus medios, de los que disponen los empresarios de la comunicación para mantener campañas de guerra psicológica y envenenar la mente de sectores cautivos para sus desinformaciones y agresiones al Estado de Derecho.

A propósito del Día del Periodista el próximo 27 de junio, en honor al ¨CORREO DEL ORINOCO¨ periódico que fundara el Libertador, como ¨ARTILLERÍA DEL PENSAMIENTO¨ como él lo resaltara para entusiasmar a la causa patriota con el combate a través del pensamiento revolucionario de la causa independentista.

De manera que es ese el camino de la comunicación, bolivariana, luchar por las causas revolucionarias en contra del imperialismo y sus aliados, que quieren frenar nuestro avance en la soberanía y progreso económico, sería un homenaje al Correo del Orinoco, a la Batalla de Carabobo, a la Integración y a la emancipación de la comunicación atada a intereses y élites transnacionales. Buena sería la reforma a la Ley de periodismo, es tiempo de ajustes y adaptación a nuestra Constitución y LA ARTILLERÍA DEL PENSAMIENTO COMO SLOGAN DE BATALLA.


saguete@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2429 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a80641.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO