En el pasado marzo rebelde conmemoramos al Comandante Américo Silva “El Flaco"

Al Pueblo De Venezuela,

Al Gobierno Bolivariano de Venezuela,

A los Pueblos y Gobiernos del Mundo,

A los Medios de Comunicación Nacionales e Internacionales,

A la Opinión Pública Nacional e Internacional,

Al Mundo entero,

Hermanos y Hermanas: En este reciente marzo rebelde se cumplieron ochenta y cinco (85) años del nacimiento y cuarenta y seis (46) años de la siembra de AMÉRICO SILVA, cariñosamente llamado "El Flaco", nativo de Aragua de Maturín, Edo. Monagas, donde nació el 16 de marzo de 1.933, muerto por sus ideales cerca de las  inmediaciones del Pao, Edo. Bolívar el 31 de Marzo de 1.972, a manos de algunos miembros de la Guardia Nacional en el kilómetro 27 de la carretera del Pao en San Félix-Edo. Bolívar.

Silva fue militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (M.I.R) en donde llegó a ser el tercer comandante del Frente Guerrillero "Antonio José de Sucre" en las montañas del oriente venezolano.

Habiendo sido miembro fundador del Partido "Bandera Roja" (BR) en un pleno de cuadros que se dio en enero de 1.970. Américo fue obrero siderúrgico en Guayana e infatigable luchador en defensa de los derechos de los trabajadores de la empresa transnacional Orinoco Mining Company, antigua Oliver Iron Mining Co., empresa filial de la transnacional United State Steel Corporation. El Flaco viajó a la isla de Cuba y fue uno de los combatientes que desembarcaron en las playas de Machurucuto el 10 de mayo de 1.967.

Conjuntamente con 10 revolucionarios más lograron internarse en las montañas del "El Bachiller" para formar parte del Frente Guerrillero Comandante "Argimiro Gabaldón".

En las postrimerías del exitoso desembargo lamentablemente es capturado el internacionalista Briones Montoto a quien fusila el oprobioso ejército de la Cuarta República y en la misma playa lo entierran para desaparecerlo.

Aquel 31 de marzo de 1972 las fuerzas tenebrosas y represivas del primer gobierno de Rafael Caldera (1969-1974) asesinaron a nuestro valioso Comandante guerrillero Américo Silva, figura insigne de la Revolución venezolana, que aspiraba a construir el Socialismo, más temprano que tarde, en la tierra del Libertador Simón Bolívar, y que hoy se construye con dificultades y carencia por el acosó y las  sanciones reaccionarias del Imperialismo norteamericano y europeo. Y es que tras un enfrentamiento con efectivos de la Guardia Nacional, quienes eran superiores en número y poder de fuego estos lo asesinan por la espalda en la alcabala vial del kilómetro 27 de la carretera San Félix-El Pao, estado Bolívar.

Silva aún siendo adolescente debió dejar la escuela para trabajar y ayudar a sostener a su familia, tras la muerte de su padre Alberto Tirado, cuando apenas había cumplido los 12 años. Laborando en un comedor escolar y como vendedor en los portones de las petroleras extranjeras de Caripito y Jusepín, ello le permitió adquirir conciencia de clase al constatar la explotación burguesa y la miserable vida que los obreros sufrían generado por las empresas trasnacionales que saqueaban al país dejando solo dolor y pobrezas en estas zonas del oriente de Venezuela. Estas vivencias alimentarían más tarde su conciencia revolucionaria y su empeño por transformar esta cruda realidad que padecían los obreros y sus familias que sobrevivían sin esperanzas algunas.

A los 15 años conoció a los luchadores revolucionarios Simón Sáez Mérida, Joaquín Blanco y Trino Barrios y en 1953, con tan solo 20 años, se une a la resistencia  clandestina contra la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez (1952-1958), en la que actuó consecutivamente entre San Félix, Ciudad Piar y Aragua de Maturín.

Tres años después establecido en San Félix, Estado Bolívar, Silva comienza a trabajar como conductor de los trenes de carga de mineral de hierro de la empresa norteamericana Orinoco Mining Iron. Allí nuevamente vive de cerca la explotación capitalista y la discriminación que padece la clase obrera por parte de los patronos gringos. Junto a otros trabajadores, inició una lucha para rescatar al sindicato del hierro del dominio patronal, y llegó a defender a las familias campesinas del Cerro Bolívar (antes Cerro La Parida), desalojadas violentamente por la Guardia Nacional y la Orinoco Mining Company para explotar los yacimientos de hierro de la zona.

Derrotada la dictadura, Silva pasa a trabajar en el Instituto Agrario Nacional en Monagas, donde se dedicó a promover la repartición de tierras entre los pequeños  campesinos, organizó sindicatos agrarios e inició la lucha por el derecho a la tierra contra terratenientes y latifundistas.

En 1960 Américo decide pasar activamente a la lucha armada y se suma al nuevo Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), ocupando el cargo de instructor político-militar en el Campamento de la Juventud del MIR, en Culantrillar.

En 1961 Silva asumió el comando de las guerrillas urbanas de Oriente. A sus 30 años ya era responsable de la retaguardia y logística del Frente Guerrillero Ezequiel Zamora en los estados Miranda y Guárico.

Luego asumió el cargo de primer Comandante del Frente Antonio José de Sucre en la región oriental del país.

En 1970, Silva se convierte en miembro del Comité Político Nacional del nuevo grupo Bandera Roja, en paralelo a su participación dentro del comando del Frente Guerrillero Antonio José de Sucre y responsable político-militar del distrito Trino Barrios.

En esta última etapa de su vida, rechazó con toda su fuerza la "pacificación" propuesta por Caldera, que dejó decenas de muertos y detenidos en todo el país. 

Américo Silva "El Flaco" siempre será recordado por quienes lo conocieron por su posición ante las derrotas y los vaivenes del combate, reflejada en sus palabras:

"La lucha de los oprimidos, por el socialismo, contra el capitalismo y su máxima expresión imperial es diversa, arriesgada y no termina ni con la traición de un desclasado ni con la muerte de un guerrero"

Rescatando la Memoria Histórica Revolucionaria.

Desde la Coordinadora Simón Bolívar manifestamos en carta abierta que "La solidaridad es la ternura de los pueblos".

Con Bolívar y Chávez, decimos ¡a la carga!

Desde Venezuela, Tierra de Libertadores, a 525 años del inicio de la Resistencia Antiimperialista en América, y a 207 años del inicio de Nuestra Independencia,

Suscribe:

La Coordinadora Simón Bolívar, una Organización de Base, Revolucionaria, Solidaria, Internacionalista, Indigenista, Popular y Socialista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 565 veces.



Coordinadora Simón Bolívar


Visite el perfil de Coordinadora Simón Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Coordinadora Simón Bolívar

Coordinadora Simón Bolívar

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /poderpopular/a261314.htmlCd0NV CAC = Y co = US