Así es como tienen que trabajar los CLAP para que funcionen

Muchas son las quejas y denuncias que se reciben y ventilan diariamente acerca del funcionamiento de los CLAP. Desde la pequeña, pero no por ello falta de importante queja, que las bolsas de alimentos llegan a manos del beneficiado faltando algunos de los productos indicados en el contenido, hasta la aberrante situación de el desvío a otras partes para hacer vulgares negocios con algo que el gobierno, en un titánico esfuerzo, está haciendo para paliar la crisis causada por esta guerra económica que nos ha declarado el imperio gringo y apoyado por sus cipayos apátridas de ultraderecha fascista que conforma la oposición venezolana, con el único propósito de derrocar el proceso revolucionario.

El problema que se presenta con los CLAP es la infiltración de la cual es victima, por quintas columnas que disfrazados de revolucionarios se apoderan de espacios que deben ser manejados por verdaderos y comprobados revolucionarios o personas honradas que tengan una reconocida intención de trabajar en beneficio de la comunidad a la que pertenecen y que no se aprovechen de la confianza que se deposite en ellos para hacer turbios negocios que van en detrimento del proceso revolucionario, unja sistema que va en beneficio de todos, pues la política fundamental de esta revolución de la de la inclusión, donde no debe haber diferencias de ningún tipo para recibir los beneficios sociales..

Lo expuesto arriba lo he vivido muy de cerca y voy a referirme esta vez a un caso puntual. La comunidad donde vivo. Un sector de clase media en la cual predominan conjuntos residencias compuestos por apartamentos.

Se ha dado el caso que algunas personas a las cuales se les confinó el reparto del Clap en esta zona, cometieron irregularidades en detrimento del buen funcionamiento de este sistema.

Estas irregularidades, al ser descubiertas fueron notificadas a la dirección del CLAP en Barcelona. Inmediatamente las Sra. Maritza Castillo Abad, jefa de la distribución de los Clap en la Av Rio, se puso en contacto con los vecinos y junto a la ing, Francia Flores, procedieron a poner ejecutar un plan de trabajo para ponerle coto a esta situación, logrando se nombrase unos delegados, vecinos de las residencias que se encargaran de la superfivisón a la entrega de las ahora cajas de alimentos, para constatar que estas llegfuen completas a todos los vecinos que la requieran.

Es de resaltar el desempeño casi titánico que estas dos damas que voluntariamente están realizando un trabajo de equipo para que los CLAP se cumplan llegando a toda la comunidad, pero al mismo tiempo es doloroso que personas inescrupulosas se aprovechen de la buena fe de quienes le brindan la confianza para que presten su colaboración de hacer llegar las bolsas de comida a toda la comunidad y lo que hacen es desviarla a otros fines en perjuicio del proceso revolucionario.

Esperamos que la dirección de los CLAP, tanto aquí en Barcelona como en otras partes del país donde estén sucediendo estas anormalidades, tomen el ejemplo de la Sra. Mariza Castillo Abad y la Ing., Francis Flores que de inmediato supieron corregir esta situación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1807 veces.



Hermo Rosales

Comunicador social, poeta, cuentista, escritor, autor entre otros de los libros, “Evocaciones”, “El jardín de las Dalias”, “Mi abuelo el cazador”. Sus trabajos han sido publicados por los diarios “Provincia”, “SigloXXl”, “El Norte” y la revista “Síntesis”, es cofundador del semanario “Anzoátegui hoy”

 hermos4848@yahoo.com

Visite el perfil de Hermo Rosales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a242587.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO