¿Una Comunidad se puede transformar en auto sustentable?

Hablar de transformación  implica hablar de evolución, que se debe generar en primer lugar en el ser humano,  el cual la mayoría de Venezolanos son poseedores  o están contaminados  por los peores males  o costumbres ya arraigados en la sociedad, que puede tener una persona, como es la indiferencia  a las cosas que lo rodean,  la envidia, el egoísmo,  la corrupción  y la de conseguir todo fácil  sin el menor esfuerzo de trabajo.


Pero si recordamos  las historias contadas por nuestros  abuelos los venezolanos  no eran los que somos hoy,  ante el país producía más del 98 por ciento  de lo que consumía,  en esos años  podíamos decir somos independientes.
En ese tiempo la producción de alimentos y la distribución estaba en manos de los venezolanos. Hoy valdría la pena  preguntar en manos de quienes...  ¿están?


Lo peor del cuento  es que la distribución o venta de alimentos, una de las pocas áreas que generan fuentes de trabajo.  Vemos como están siendo absorbidas  por extranjeros  y  esto pareciera, que  a nadie le importa lo que está sucediendo. Mientras esto sucede las nuevas generaciones de jóvenes, no todos pero si un número considerables de jóvenes de la clase humilde terminan en delincuentes y más tarde algunos en un ataúd.  


En las últimas décadas  uno viene observando,  como los chinos  a nivel nacional se apoderaron de la distribución de alimentos, y siguen avanzando  apoderándose de espacios  o futuras fuentes de trabajo, montando ventas de verduras  o fruterías, ferreterías, confiterías, restaurantes y otros.  A  este paso  llegara el momento  que a Venezuela la llamaremos  Vene-China.


Después de esta breve  reflexión, de lo que fuimos y lo que somos hoy  los venezolanos, gracias  a la cultura creada  por los gobiernos adecos y copeyanos, que transformaron   al pueblo con llevándolo a la cultura del  facilísimo,  a través de las dádivas,  y la política de que  el gobierno le debe dar todo.  


Analicemos los recursos que le puede generar la distribución  de productos de primera necesidad  a un Consejo Comunal, como  comunidad vecinal, empecemos  con un ejemplo de una familia  de tres personas, como mínimo gasta cinco mil Bsf  mensualmente (Ojo:  comprando productos regulados  y como decía mi abuela, haciendo tripas corazón  para administrar el hogar). No no estoy haciendo  este estudio económico, poniendo como base a Caracas,  lo estoy haciendo  en base  al pueblo  donde es monte y culebras,  esto lo aclaro porque no falta un mente de pollo de la oposición, que no sé por qué les gusta  leer los escritos  que salen por la pagina web de aporrea.org


Sigamos con el ejemplo.  Cada  Consejo Comunal  se compone de un mínimo   de más de 200 familias  y otros pasan de las 400 familias,  si al consumo de una flia le aplicamos un porcentaje de un 10 por ciento  en el caso que la distribución la ejerza el consejo comunal,  la utilidad seria de 500 Bsf,  por cada  familia mensualmente,  lo que significaría, que un consejo comunal, que tenga 200 flias  tendría un ingreso  100 mil Bsf  mensual, y un total  un millón  dos ciento mil bsf  al año,  imagínense con este monto de entrada  una comunidad  cubriría tranquilamente  algunos servicios sociales o invertiría  para fortalecerse  en otras aéreas, como la distribución  de productos de construcción,  artefactos eléctricos,  y  todo este poder de distribución  en manos de los consejos comunales,  los harías  independientes   de la renta petrolera,  el otro beneficio  seria que  no existiría un capitalista  buscando convertir las ganancias o plusvalías  generada  por la ventas de alimentos, para cambiarla por dólares,  como tampoco existiría  la explotación de un  pueblo por un usurero capitalista.


Pero con esta reflexión también voy a referirme a nivel municipal en este sentido  hablemos de mi municipio Palavecino como, autor de este tema,   este pasa  de las 43 mil flias,  
Esto representa la cantidad anual de 25mil 800 millones de Bsf  la pregunta es ¿Quiénes se quedan con estas ganancias?. ¿Preguntémonos  o imaginemos que haríamos con esta cantidad de dinero los consejos comunales? ¿Sera que vale la pena  apoderarse de la distribución le pregunto a los Consejos Comunales?


Hablemos ahora de producción,  si hablamos de 43 mil familias. Ejemplo si cada flia consume  un pollo  semanal estaríamos hablando de una `producción de 172 mil pollos mensual,  ¿Cuántos pollos producimos?  Harina precocidad  si hablamos de un promedio de cuatro kilos de harina por semana estaríamos hablando   688 mil kilos mensualmente, al año serian 8 millones 256 mil kilos de maíz, para producir este maíz,  anualmente necesitaríamos aproximadamente 3 mil hectáreas de tierras, ¿la tenemos?   No voy a hablar de las caraotas porque estas se siembran junto con el maíz. Pero el arroz si necesita tierra y agua también.  creo que con estos ejemplos,  tienen algo en que pensar  y reflexionar del porque de la importancia de la creación de la red municipal de voceros y voceras  y el objetivo de la misma construir una organización con una base solidad enmarcada en un plan  y un camino  fijo, apoderarnos  de la distribución  de alimentos y otros rubros, como parte del futuro    de un   gobierno de la ciudad comunal.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2337 veces.



Amado Rivero

Luchador social promotor de la constituyente municipal ex candidato de la constituyente 2017 , escritor. Administrador del blog las comunas de Venezuela. Vocero principal del corredor 4 de febrero

 amadorivero2000@hotmail.com

Visite el perfil de Amado Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: