Conducta del "homo sapiens"- "homo sapiens necius"- "homo sapiens brutus"

"Ya va siendo hora de que la humanidad sea adulta y empiece a decidir qué cosas no puede hacer"

En este escrito desarrollo mi percepción sobre la especie humana, la cual, en vez de llamarla "Homo sapiens", propongo llamarla indistintamente, "Homo necius" u "Homo brutus".

Específicamente, presentaré mi visión de algunos aspectos de esta especie animal, definida por Aristóteles como racional en contraposición con los no racionales. Los aspectos a desarrollar son:

  1. Mi visión de la considerada omnipotente raza humana u "Homo sapiens",

  2. Su conducta o comportamiento,

  3. Sus alegadas fortalezas, bondades y virtudes,

  4. Su interacción con los animales no racionales,

  5. Su manera de interactuar con la tierra,

Aparición primeros seres humanos en la Tierra

En este artículo, partiré de lo afirmado en "1987 por los investigadores Rebecca Cann, Stoneking y Wilson, quienes demostraron que el Homo sapiens se originó en África entre 140.000 y 290.000 años atrás y migró de allí al resto del mundo, sustituyendo a los humanos arcaicos (Cann, 1987)".

Las reseñas históricas precisan que el Homo sapiens (del latín, homo ‘hombre’ y sapiens ‘sabio’) (mejor le iría: Homo necius u Homo brutus) o ser humano, es una especie del orden de los primates perteneciente a la familia de los homínidos. También somos conocidos bajo la denominación genérica de «humanos». A los seres humanos le atribuyen capacidades mentales que les permiten inventar, aprender y utilizar estructuras lingüísticas complejas, lógicas, matemáticas, escritura, música, ciencia y tecnología. Los seres humanos son animales sociales, capaces de concebir, transmitir y aprender conceptos totalmente abstractos.

El Homo Sapiens

Escribir sobre las bondades del ser humano ha sido la constante de numerosos escritores en todas las diferentes épocas y en todas las ramas posibles: literatos, poetas, filósofos, investigadores, historiadores, biólogos, antropólogos, científicos, etc. Destacar las numerosas y protuberantes fallas, carencias y hasta maldades del "Homo necius", no es lo común. Acometeré esta tarea en este artículo, tratando de razonarla lo máximo posible. Presentaré la otra cara de la moneda sobre diferentes aspectos de su constitución y su mala conducta.

Origen y constitución

No se conoce a ciencia cierta la fecha de nacimiento del ancestro del hombre actual en la Tierra. Según JOSEP CORBELLA (La Vanguardia, 07/06/2017), de la docena aproximada de especies humanas que han poblado la Tierra, la única que sobrevive en la actualidad somos los Homo sapiens. Pero la historia de nuestra especie sólo abarca el 10% de toda la historia de la humanidad.

Hay acuerdo en que el hombre actual ha sido un producto de la evolución de la materia. Durante ese largo tiempo, ha pasado por numerosos cambios, alcanzando su estado actual desde hace unos miles de años. No es difícil imaginarnos que al ser el hombre un producto de la evolución, su constitución, el azar y las condiciones ambientales han jugado un rol estelar en su desarrollo. También podemos concluir que el hombre no ha sido diseñado por ente alguno. Tomando como cierta esta hipótesis, el hombre dista muchísimo de estar constituido por un sistema perfecto: es un ser inacabado morfológica, fisiológica y mentalmente. No está especializado como otros animales, lo cual conlleva ventajas, desventajas y responsabilidades.

Calculan que el cerebro humano está compuesto por alrededor de unos 100.000.000.000 millones de neuronas. En cuanto a los espacios sinápticos, estiman 10 elevado a la 14, es decir: 100.000.000.000.000. Convirtiéndose en un órgano altamente complejo.

Al día de hoy, la ciencia lo que tiene son preguntas sin respuestas, no sabemos mucho del funcionamiento de ese órgano para tratar de interactuar con él y, de ser posible, mejorarlo en varios importantes aspectos.

¿Cuáles son los sistemas que conforman el cuerpo humano? El cuerpo humano posee unos cincuenta billones de células. Éstas se agrupan en tejidos, los cuales se organizan en órganos, y éstos en ocho aparatos o sistemas: locomotor (muscular y óseo), respiratorio, digestivo, excretor, circulatorio, endocrino, nervioso y reproductor.

  1. Mi visión de la considerada omnipotente raza humana ("Homo sapiens")

Al contrario de lo que muchos piensan, mi visión es que la raza humana adolece de la perfección que le atribuyen. Comencemos por su funcionamiento, el cual es bastante defectuoso. El cerebro humano con todos sus componentes no logra un control efectivo de aspectos considerados como fundamentales en el bienestar y comportamiento (según Aristóteles ¿RACIONAL…?) de los humanos.

Por ejemplo, las emociones pueden ser y son altamente disruptivas, afectando gravemente el bienestar de los humanos y su conducta. Las diferentes enfermedades generadas por deficiencias de los órganos responsables. La variabilidad del humor, las enfermedades psicológicas, la obesidad, las conductas asesinas, la tortura, la irresponsabilidad en el trato a sus semejantes, con el medio que es su casa y la de todos nosotros.

2. "Homo sapiens": su conducta o comportamiento

La conducta del "Homo sapiens" a lo largo de la historia está muy bien documentada. Su historia demuestra que ha ejercido, entre otras, una marcada predisposición para las guerras, el abuso a otros seres humanos y no humanos, promotor del esclavismo, dispuesto a abusar del más débil, explotación grosera y obsesiva del hombre en minusvalía o en necesidad, promotor y sostenedor de las injusticias y destructor del medio ambiente. Recordemos el Holocausto a que fueron sometidos los judíos por la Alemania nazi, resultando millones de personas exterminadas y la primera y segunda guerras mundiales.

En el campo político-económico-social, el "Homo brutus" ha sido incapaz de concebir e implantar un sistema distributivo igualitario y justo. Se ha impuesto el sistema capitalista o neoliberal con todas sus injusticias, desigualdades explotadoras y depredadores del medio ambiente. Unas pocas compañías poseen más del 80% de la riqueza actual y diariamente cometen todo tipo de abusos con sus semejantes y el medio ambiente.

Los sistemas educativos vigentes no promueven, ni están concebidos para subsanar las deficiencias constitucionales y evolutivas del "Homo necius". Le educación, en general, es discriminatoria, adoctrinadora y muy incompleta. Además, un amplísimo número de nuestros semejantes nunca podrán acceder a ningún tipo de educación. El egoísmo de los responsables de gestionar el sistema capitalista no tiene límite alguno.

Por otro lado, es común en numerosos países, permitir que representantes de la iglesia regenten colegios privados desde los niveles de maternal hasta el último año de bachillerato, en algunos casos, incluyendo el nivel superior. El adoctrinamiento de sus alumnos es total. Los niños están indefensos ante los mensajes de sus maestras, profesoras, profesores y personal eclesiástico. El estado no debería permitir que esos sistemas educativos estuvieran dirigidos por representantes de la iglesia. Si permiten a privados, incluyendo los colegios gestionados por religiosos, prestar los servicios educativos, la condición a cumplir debería ser que la enseñanza fuese totalmente laica, es decir, no adoctrinadora. A nivel privado, cada familia decidiría que tipo de creencia o religión le enseñaría a sus hijos y a qué edad comenzar.

Otro aspecto del comportamiento del "Homo brutus", lo lleva a cabo, a nivel mundial, el hegemón yanqui. Inequívocamente, completa y representa lo peor del "Homo sapiens". Su abusiva conducta, a través de la fuerza de las armas y del capital, es absolutamente deplorable e infame. Nadie está en condiciones de limitar su acción inhumana y destructiva a otras naciones y, desde luego, a todos sus habitantes. Sentimos diariamente la extorsión y la saña que le han aplicado a Venezuela, por medio de sanciones de todo tipo, sufriendo todos nosotros las consecuencias de su maldad ¿Para qué? Simplemente… para que los gobernantes del país se comporten como ellos desean.

Como ya destaqué en párrafos precedente, la conducta del "Homo sapiens", a menudo, ha sido deplorable. Acoto la afirmación. La población actual está estimada en 7.730 millones de personas de las cuales un reducido subconjunto de ella es responsable de las injusticias actuales a sus semejantes y medio ambiente. Entre ellos, varias instituciones y algunos de los que están al mando de los países, gestionando sus gobiernos. Sin embargo, suman un grupo altamente representativo del comportamiento y atrocidades del "Homo brutus". Desde luego, no es un subconjunto homogéneo, imposible que fuese así. Hay sectores altamente loables. Por ejemplo el grupo de los científicos.

Los científicos han sido los grandes transformadores de la vida en la Tierra, responsables de todos los avances científicos y tecnológicos, en general, han llevado a cabo una labor encomiable. Sin embargo, a menudo, han sido un grupo altamente dependiente de los políticos de turno. Un ejemplo a destacar, en el cual queda patéticamente demostrado el terrible uso de los avances científicos para hacer daño: las bombas atómicas lanzadas por el "hegemón" a la población de Japón. Los científicos la crearon y los políticos las utilizaron contra sus congéneres.

Los párrafos precedentes han claramente ilustrado una parte de las deficiencias y pésimo comportamiento de un importante grupo de humanos, fundamentalmente, algunas instituciones y los que están a cargo, siendo también los causantes de injusticias, explotación, guerras, salvajismo y caos.

Agrego a lo descrito, las atrocidades cometidas por miembros de la iglesia a nombre de sus dioses y sus falsos credos. Toda las religiones, unas más que otras, han sido una creación del "Homo necius". Como alguien afirmó, nacieron de la ignorancia de la gente, pero pronto se dieron cuenta que la constitución de los humanos facilitaba su difusión: su ignorancia, temores y promesas de vencer a la invencible muerte, los animaron a sumarse solo por si acaso. Esta y otras creencias son otra prueba fehaciente de las carencias constitutivas del ser humano, se aferran a cualquier mentira para tratar de evitar lo inevitable. Los miembros de la iglesia, a nombre de Dios, han cometido barbaridades. La Inquisición, las guerras Santas, la persecución a los científicos, sus falsas teorías sobre el sistema solar, etc., son ejemplos notables de los desafueros llevados a cabo a lo largo de la historia por sus representantes.

  1. "Homo Sapiens": sus alegadas fortalezas, bondades y virtudes

Considero que el "Homo sapiens" no ha resultado ser tan "sapiens", todo lo contrario. Sus fortalezas a nivel global las ha utilizado para formar sociedades injustas, discriminatorias, castrantes, desiguales y explotadoras. El "capitalismo o neoliberalismo" no respeta a los niños, ni a las mujeres, mucho menos a los ancianos. Ni siquiera han universalizado un sistema sanitario efectivo, no discriminatorio y universal. Tampoco se ha preocupado el capitalismo de garantizar un sistema educativo al alcance de todos los interesados, por lo menos a nivel de bachillerato y a los que demuestren condiciones a nivel universitario.

Las sociedades actuales no han demostrado ser bondadosas y mucho menos virtuosas. Lo que se practica es la competencia, la envidia, la desidia, la indiferencia, la manipulación, la mentira, etc.

Las tan pregonadas fortalezas del "Homo sapiens" se derrumban con un virus, con un terremoto o un tifón. El COVID-19 ha puesto la economía y la población mundial en jaque. Esta epidemia ha evidenciado la gran vulnerabilidad del "Homo brutus". Por otro lado, el intento de solución a través de una vacuna nos presenta la otra cara de la situación. Los representantes de los países ricos del planeta demuestran a cabalidad la miserable estirpe del "Homo Sapiens", su egoísmo y falta de solidaridad. Las transnacionales de las medicinas no ceden sus patentes, no tienen sensibilidad alguna por sus semejantes. Lo único que les importa es "don dinero", la gente que se defienda como pueda o se muera.

Mencionaré otro evento histórico donde el "Homo necius" reafirma la conducta que he venido describiendo. Me refiero al descubrimiento y colonización de América. Este hecho histórico pone de manifiesto la crueldad, bajeza y maldad del "Homo sapiens". Cometieron todo tipo de crímenes y atrocidades y…lo más triste, en numerosos casos a nombre de Dios y con el beneplácito de los representantes de la iglesia Católica. Una prueba inequívoca de la carencia constitutiva, solidaria y afectiva del "Homo sapiens".

En este siglo, observamos al ser humano viviendo en sociedades no solidarias, ni comunitarias, son sociedades escindidas. Los medios de comunicación en vez de unir desunen, promueven el individualismo y la manipulación, incluyendo la cosificación de la vida y la mentira. La droga del siglo XXI está a la vista de todos, nos tropiezan en las calles con sus celulares, se le pasa la vida embebidos en la comunicación insustancial y deformadora. Vivimos en estas sociedades caotizadas y vacías de contenidos vitales. El "Homo necius" no da para más, su constitución y atavismos no le permitirán progresar naturalmente a estadios superiores. No tengo duda alguna que lo que si hará es empeorar. Su única esperanza es la ciencia, su auto aniquilación o un meteoro que destruya nuestro planeta.

  1. "Homo sapiens": su interacción con los animales no racionales

El comienzo de la agresión comenzó hace unos 45.000 años, fue la primera vez que un gran mamífero terrestre —el ser humano— abandonaba el sistema ecológico afroasiático. El "Homo sapiens" había llegado a Australia, un lugar en el que, nada más llegar, ya estaba en el primer eslabón de la cadena alimentaria. Desde entonces se convertiría, en palabras de Noah Harari, en "la especie más mortífera en los anales del planeta Tierra".

El informe Planeta Vivo 2016. Riesgo y resiliencia en el Antropoceno, realizado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), que analiza 14.152 poblaciones de 3.706 especies, afirma que la abundancia de poblaciones de vertebrados disminuyó de media un 58% entre 1970 y 2012, cifra que podría llegar al 67% al final de esta década.

La capacidad destructiva del "Homo sapiens" ha quedado y queda demostrada fehacientemente durante las últimas décadas ¿A qué se deberá esta conducta? La respuesta puede ser compleja o simple, probablemente sea multifactorial. Sin embargo, me atrevería a postular que la misma se debe básicamente a su sistema constitutivo deficiente y bastante imperfecto, en particular, el "pensamiento sistémico". Un grupo numeroso de seres humanos pareciera no tomar en cuenta a los animales, no le conceden derecho alguno y no dudan en comerciar con ellos y aniquilarlos para su beneficio. Posición similar o peor adoptan las compañías apoderándose del recurso tierra, ríos, bosques, etc. A ese paso, el futuro de numerosas especies que habitan en nuestro planeta no luce en absoluto halagador.

5. "Homo sapiens": su interacción con la Tierra

Según algunos historiadores estamos inmersos en el Antropoceno, una época que arrancaría, bien con la aparición de la agricultura, bien con la era industrial —según la fuente consultada— y que se caracteriza por el hecho de que "Homo brutus" ha transformado el planeta.

En la presunta cima de desarrollo humano y la tecnificación «el "Homo sapiens" se comporta como el "Homo necius"». Así lo cree el escritor 'leonés' José María Merino (La Coruña, 1941), convencido de que «el "sapiens" ha fracasado». Un fracaso que se evidencia en las amenazas a un planeta que hemos puesto al límite.

«El Antropoceno, esta era geológica bautizada así por el Nobel de Química Paul Crutzen, es cada día más terrible: el cambio climático y el calentamiento, la invasión de plásticos e insecticidas, la ganadería masiva, la sobrepesca y la contaminación extrema son obra nuestra», enumera Merino. «Antes los cambios se daban por elementos ajenos y ahora los provocamos nosotros. El futuro es oscuro y peligroso», diagnostica el escritor.

Principales amenazas ambientales para nuestra supervivencia:

1. Cambio climático y calentamiento global

La causa más devastadora tiene una influencia antrópica, es decir, depende de la acción del ser humano, debido sobre todo a la contaminación del aire por la quema de combustibles fósiles. En 2019 la OMS ha considerado que la contaminación del aire es el mayor riesgo ambiental para la salud.

2. Sequía

La desertificación y la sequía es un problema global que causa la pérdida anual de 12 millones de hectáreas de tierra productiva y que alrededor de 250 millones de personas sufran sus efectos, según datos de la ONU

3. Sobreexplotación de recursos

La base de este problema es la proliferación de modelos económicos no siempre sostenibles. El modelo productivo actual está basado en la sobreexplotación excesiva, causando problemas sociales como el desequilibrio económico, el deterioro del medio natural, etc. y esta cadena de consecuencias se retroalimentan.

4. Deforestación

La destrucción de los bosques crece y continúa a gran velocidad, especialmente en países como África y Sudamérica. Sus causas, también antrópicas, son sobre todo la agricultura insostenible y la explotación maderera intensiva. También lo son la minería y la explotación petrolífera.

5. Contaminación por plásticos y otras basuras

La producción de plástico no deja de crecer y su uso amenaza con contaminar nuestro planeta, viéndose especialmente afectados los mares, ya que es el destino final para la mayoría de plásticos y basura. Su fácil dispersión y su lento proceso de degradación convierten al plástico en el principal enemigo de los ecosistemas acuáticos.

6. Especies invasoras

La llegada de especies invasoras, tanto en flora como en fauna, tiene distintos orígenes: el cambio climático, la globalización, etc. estas especies que amenazan y destruyen los hábitats autóctonos pueden ser introducidas de manera accidental o intencionadamente, y después de un cierto tiempo, consiguen no solo adaptarse al medio, sino colonizarlo.

«Si en el 2050 tenemos cuatro grados más, como parece que será, con los polos derritiéndose, los océanos subiendo y el planeta desertizándose, se acabó. Supondrá el fracaso del "Homo sapiens, que ha creído ser como Dios y tiene una enorme soberbia». «Somos primates avariciosos. Esa avaricia que tanto nos daña está en nosotros y es quizá el origen de todos nuestros males. No somos generosos», lamenta Merino.

El inconsciente y destructivo "Homo necius" ha alterado profundamente el hábitat de la Tierra. La afectación abarca todo el planeta, nada ni nadie se salva. El calentamiento global es otro elemento cardinal que pudiera definir la permanencia o no del "Homo sapiens" en la casa de todos: la Tierra.

*Ing. Mecánico (UCV). M. Sc.

 

Higiniojesus@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 864 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter