Indígenas silenciados e indígenas utilizados

El incidente en Canaima deja claro, escrito y filmado el proceso de deformación mediática al que acuden adversarios del socialismo, siempre al servicio de corporaciones de comunicación social pro capitalismo salvaje, disfrazados con el manto de la libertad de expresión, accionando fórmulas previstas para reseñar noticias con el objetivo de perjudicar al gobierno socialista venezolano. Periódicos, emisoras de radio y la poderosa e influyente TV, apelan permanentemente a la antiética disimulocracia. Las explicaciones del Ministro para la Defensa General en Jefe Wladimir Padrino López, respecto a la muerte de un indígena en Canaima el día de elecciones para Concejales, fueron minimizadas por la prensa de la derecha extrema, en su papel oposicionista.

La versión castrense es que los indígenas son víctimas de todas las mafias que se han venido enquistando desde la colonia en su existencia precaria, verdad inmensa e irrefutable. Sería muy ingenuo pensar que detrás de hechos irregulares están solamente indígenas. Ellos son víctimas y allí hay mafias asociadas a la oposición política venezolana, denunciadas por el Presidente Mauro mencionando al opositor adeco Américo De Gracia. El Ministro Padrino López agregó "No vamos a permitir que se siga cometiendo un ecocidio contra nuestro medio ambiente, no lo vamos a permitir. Una operación contra la minería ilegal tuvo como resultado la destrucción de balsas mineras de extracción, y máquinas para destruir la capa vegetal en búsqueda de oro. Un enfrentamiento contra esta operación por civiles armados, provocó 4 heridos, lamentablemente falleció uno de los atacantes, el joven Charlie Peñaloza integrante de la comunidad pemona".

El Ministro Padrino López señaló "hemos elaborado un plan de carácter integral que no es un tema militar sino de carácter integral el plan "Tepuy Protector", que hemos dialogado con nuestras comunidades indígenas". Sin embargo los medios de la oposición tratan el caso como "asesinatos oficialistas". Leer, oír y ver estas versiones de periódicos, radio y TV, me permitieron recordar el asesinato de media docena de indios en el Zulia, durante un día de fiesta nacional, porque ebrios y montados en un camión de estacas se acercaron demasiado al Jefe de Estado Carlos Andrés Pérez, la guardia presidencial les disparó a mansalva. Aquellos hermanos indígenas no fueron defendidos en la prensa, que, ni condenó el suceso, ni culpó a los militares y civiles que dispararon. Vaya diferencia disimulócrata de la prensa en tiempos de AD y COPEI, con la actual libertad absoluta de informar o manipular.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 953 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /pachamama/a273080.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO