Lo que hay que decirle a la oposición con energía

La Compañía Anónima De Administración y Fomento Eléctrico (CADAFE), creada en 1958 con el fin de optimizar la administración y la operación de las empresas de electricidad dependientes del Estado Venezolano. Uno de los objetivos básicos, fue interconectar por medio de líneas de transmisión a 115 kV. las centrales termoeléctricas de La Mariposa, La Cabrera y Puerto Cabello. Con esto se inicia la interconexión eléctrica nacional.

El proyecto de la construcción de plantas hidroeléctrica surge como respuesta a la acelerada y creciente demanda de energía de Venezuela. (1956-1961) se construye la Hidroeléctrica Macagua I. Luego comenzaron las obras de la represa de Gurí, se inaugura en 1986. En (1953-1960), fue creada la Comisión de Estudios para la Electrificación del Caroní como una dependencia del Ministerio de Fomento, con la puesta en servicio de la central hidroeléctrica Macagua I. En el año 1960 fue creada la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) con el objeto de fomentar el desarrollo integral de la zona de Guayana. En 1963, La CVG Electrificación del Caroní C. A. (EDELCA), empresa filial de la CVG fue creada con el objeto de continuar el desarrollo eléctrico del río Caroní.

(1988 – 1998) se construye Macagua II y Macagua III. Macagua II constituye la única represa del mundo que se encuentra dentro de una ciudad. En la actualidad se ha construidos el 13% de La Central Hidroeléctrica Manuel Piar en Tocoma. Se espera en operación en 2012-2014. Obra de prioridad nacional declarada así por el Gobierno Bolivariano.

Se encuentran en operación las centrales hidroeléctricas Simón Bolívar (8.850 MW), José Antonio Sucre (2.930 MW), Caruachi (2.196 MW) y José Antonio Piar (2.160 MW) Según proyecciones de expertos, para 2014 representaría el 70% del consumo nacional.

Lo ante expuesto, se infiere que el criterio de interconexión desarrollado por CADAFE fue una decisión con excelente nivel técnico. Sin embargo, no se puede decir los mismos con la interconexión de las plantas hidroeléctricas, ya que una distribución eléctrica de alto voltaje a más de 100 Kms, es antieconómico.

A medida que la interconexión hidroeléctrica avanzaba, las empresas generadores termoeléctricas, so pretexto que era mas económico distribuirla que generarla, comenzaron a desactivar los turbogeneradores. Por ejemplo, de Yaritagua y Punta Gorda, se traslado a Lagoven, hoy PDVSA, dos turbogeneradores de 21 MW para la construcción de la Planta de generación eléctrica y así hay muchos casos. En la actualidad con el fenómeno del niño, dicha situación ha creado momento de incertidumbre en el país.

Ha subienda de los criterios técnicos para fabricar equipos eléctricos internacionales, se pretende decir que el sector residencial ha incrementado su consumo en 25% Es menester revisar la distribución eléctrica hacia Colombia y Brasil, porque los números no cuadran y en ese saco están incluidos millones de compatriotas.

Indudablemente que es una orden nacional de reducir el consumo de energía, pero lo importante es elegir el camino más idóneo. Porqué no hacerles un llamado a todos los venezolanos, de que es necesario que se reduzca la energía y que cada venezolano tome la decisión que hacer en su propia casa o establecimiento y hacer un seguimiento a su comportamiento. Porque si colapsa el sistema, es una responsabilidad de todos y no solo del gobierno. Y no hacer cortes aunque programados sin una metodología probada, con problemas por falta de experiencias en situaciones similares, que la mejor excusas no puede cubrir. Esto tendrá como recompensa un significativo ahorro en costo en recursos humanos y en publicidad.

Se reconoce compatriota, que se está en un año electoral. Sin embargo se cree, que con argumentos bien fundamentados la población esta presta a colaborar. Es necesario dejar la improvisación de lado, consultar con el pueblo, para que se sienta involucrado. Ya que aunque muchas gente no cree, existen un nivel de conciencia satisfactorio y de conocimientos que se debe de aprovechar para el bien común. No presentarse con recetas previamente elaborada, con criterios y apreciaciones que crea proselitismo político y un costo político. Es menester crear un mecanismo que permita centrar las informaciones con responsabilidad, reconociendo los errores, porque a través de ella adquirimos experiencias. Aunque los acontecimientos indicados sucedieron mayoritariamente en la cuarta república, la quinta también tiene responsabilidad, porque no se tenía idea del nivel de consumo, ya que los apagones fueron sorpresivos. También se requiere revisar los criterios de seguridad en la generación eléctrica. Es necesario que el pueblo tenga fe en las personas que saben. Para evitar el proselitismo político, que tanto hace daño a la revolución y peor es cuanto con argumentos deficientes se pretenda convencer a otros.


(*) Ing.Esp.

basilioalezama@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2339 veces.



Basilio Lezama (*)


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: