Zucloaca y Merzenhario: Dos criminales de postín

Es increíble que en este país, y en muchos también, un vulgar choro de carros, de joyas, de mercancía, o de lo que sea, vaya preso y pase algunos años en la cárcel, mientras que ladrones vendecarros, como Guillermo Zucloaca, quién le robó miles de millones de bolívares a cientos de venezolanos vendiendo autos Toyota al triple de su precio y hasta más, camina libre por las calles del país sin pena y sin condena.

¿Por qué un choro de carros, que vive en un barrio, va preso y Guillermo Zucloaca, que vive entre el Country Club y su hacienda, que es un estafador, especulador, ladrón de cuantiosas sumas de dinero a cientos de compradores de autos, no va preso, si lo que robó es matemáticamente mayor de lo que robó el choro del barrio? ¿Es justa la justicia?

Por otro lado, todo el mundo sabe que Nelson Merzenhario es uno de los autores intelectuales del horrible asesinato de Danilo Anderson. Eso es vox populi, y ¿el expediente de este asesino?, bien gracias. Está ahí, engavetado, sobreseído, polvoriento y olvidado. Mientras tanto, él se ríe de todos y de todo.

Las cárceles están llenas de delincuentes pobres. Fueron hechas para los criminales pobres. Los criminales ricos, como Zucloaca y Merzenhario, quienes a la hora de robar, roban grandes sumas de dinero y no un peazo de carro, parecen ser inmunes a cuanta ley exista.

Y tan inmunes deben ser, que en estos 10 últimos años se han dado el tupé de utilizar nuestro espectro radioeléctrico para descaradamente hacer un golpe de estado, un golpe petrolero, llamando a paros, incitando continuamente al magnicidio, al odio, a la desobediencia civil, a la rebelión, a las guarimbas, a juergas de hambre; aparte de mentir, tergiversar, manipular, vilipendiar, injuriar y difamar a todo lo que tenga que ver con Chávez, mientras aterrorizan a cuanto escuálido que ve esa porquería.Y para más INRI, no pagan sus impuestos, o los pagan cuando les sale del recto.

Estos criminales de Cloacavisión, han sodomizado a las leyes venezolanas en nuestras narices, como, cuando y dónde les da la gana, y nadie hace nada.

Pero hay algo que estos delincuentes no pueden tapar porque se les sale por los poros: la cobardía. Apenas se enteran de que los están investigando por alguna de sus tantas marramucias, salen corriendo, o comienzan a chillar y a patalear gritando “yo no fui, yo no dije, yo no hice, yo no estuve, yo nada que ver, yo na nain na nain de nada”.

¡COBARDES GALLINAS EXCREMENTADAS ENCIMA! ¡ESO ES LO QUE SON! ¡GALLINAS CAGADAS PESTILENTES!

¿Y luego nos extrañamos por qué a Lina Ron se le salen los tapones y va a Cloacavisión a tirarles una lacrimógena?

Ahí se las dejo.

P.S.: No justfico la lacrimógena. Pero la paciencia tiene un límite.


ivanka27@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3302 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social