Huelgas de hambre al desnudo

Una verdadera huelga de hambre jamás será tema para comentarios irreverentes o despectivos. Cuando el 5 de mayo de 1981 murió en una cárcel inglesa Bobby Sands, activista del IRA, los revolucionarios de todo el mundo expresamos nuestra indignación contra Margaret Tatcher, la ultraderechista gobernante inglesa, quien prefirió dejarlo morir antes que ceder a sus demandas.

Mártires como Bobby Sands hay pocos y merecen respeto. Proclamar una huelga de hambre publicitaria, guiados por los asesores criollos de la CIA, no hace más que someter a unos jóvenes sifrinos a una farsa mediática absolutamente transparente. Los coloca como bufones y no como verdaderos héroes dispuestos a dar la vida por sus ideales.

Entre los supuestos huelguistas sobresale la figura de un personajillo bastante peculiar. Se trata de Julio César Rivas, alias Pajulio, mejor conocido como Julito Pelao. El susodicho se hizo conocer creando destrozos públicos durante la marcha contra la LOE, lo que le valió una detención que se prolongó algunos días.

Resulta que en ciertos sectores de la oposición opera el principio de la coprodinámica, teoría que afirma que la porquería genera suficiente energía para retroalimentarse. Así pues, la detención de Julito Pelao sirvió de excusa para una huelga de hambre estudiantil, pero, cuando éste fue liberado, corrió a unirse a la huelga de hambre que promovía su libertad, creándose una especie de culebra que se comía su propia cola.

Por esos días apareció en Myspace, en Internet, el blog de Julio César Rivas donde el efebo muestra una colección de fotografías en las que aparece desnudo sin el menor disimulo, mostrando las nalgas en poses sugestivas.

Dada esta curiosa circunstancia, en los sectores revolucionarios se investigó dónde y cuál carrera cursa el mentado “dirigente” estudiantil. Para sorpresa de muchos se comprobó que no aparecía inscrito en ninguna universidad o instituto equivalente.

Prevalece la impresión de que Julito Pelao lo que intenta es iniciar una profesión como “striper” o nudista en los círculos apropiados.

Al menos hasta ahora ese es el único curriculum que ha mostrado.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3298 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor