Decadencia de un proyecto opositor

Nuestro país no tendrá más equivocaciones sobre el liderazgo, esta pregunta debe hacérsela la oposición, para que busque un dirigente que se convierta en su voz y sobretodo, que, se haga notar porque el perfil político del otro lado del oficialismo es muy bajo. Venezuela, es un país con vocación de liderazgo y ha llegado el momento de asumir un frente común de lucha popular y, el presidente bolivariano Hugo Chávez Frías asumió ser el centro de esa imagen popular y esta apreciación quedo demostrada el pasado 15 de febrero. Una cascada de equivocaciones le ha llegado a la oposición. Venezolana que la ha llevado a una carencia total de brújula política. Hay un clamor por el regreso de los partidos políticos entre algunos políticos de la centro derecha, sobre todo por el nuevo impulso de Acción Democrática para acreditar en un 5,6 % el posesionamiento de su electorado a nivel nacional. Las ONGS vienen haciendo una política mediocre con el dinero aportado por los países que juegan a rutas fuera de la democracia participativa. Pero, hasta el momento nadie saca en si un proyecto capaz de enfrentar al gobierno democrático del presidente bolivariano, Hugo Chávez Frías. Los estudiantes y algunos dirigentes opositores no han reflejado un interés en presentar un programa ante las masas populares, originando una gran pérdida de tiempo y entusiasmo a quienes les interesa el libre mercado y la poca competencia comercial.

Los editores de algunos medios pelearon para sí, algunos beneficios económicos provenientes de la gran carpa norteamericana, porque arriesgaron todo su capital sobre un mal desempeño político y promovieron la destabilización en todos los sentidos. Los voceros de la oposición se dejaron manipular por los estudiantes y otros delegados estudiantiles auparon la creación de focos que dañaron la hegemonía del Estado.

La oposición sigue manteniendo un juego sucida con los canales y algunos diarios para destrozar los proyectos energéticos y a través del Pacto de Puerto Rico desarrollar focos de lamentaciones que dañarían en corto tiempo los proyectos concretos que se tienen para desarrollar el Estado desde un punto de vista científico. La idea es cambiar el programa energético por uno que ayude directamente a establecer precios al crudo por debajo de la media comercial.

Los factores militantes del movimiento opositor venezolano llaman a la desobediencia civil y quemar la bandera, no importando nuestra lealtad a la patria y al credo que es una bandera nuestra y de los pueblos originarios. La Corte Suprema de Justicia debe encauzar el desconcierto entre las fuerzas que hacen vida política y llamar a sus coordinadores políticos para que respondan sobre los daños hechos al patrimonio público.

Nuestra cultura democrática le ha venido trancando los caminos a quienes degeneren con su conducta actos de subversión y dañen el patrimonio cultural.

*filosofo
emvesua@cantv.net
emvesua1@hotmail.comAventis


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1208 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a73043.htmlCd0NV CAC = Y co = US