Mentiras de La Oposición No. 2

En 10 años de Gobierno Revolucionario no ha mejorado la situación económica

Hace diez años, durante el gobierno de Caldera, la prensa reflejaba, como la mayoría de las pequeñas y medianas industrias así como muchos comercios, exhibían carteles como estos: “Se vende esta fabrica”, “Se Vende este negocio”, “No hay vacante”, los avisos de prensa que solicitaban personal, en los diarios de mayor circulación, de esos que tienen 4 cuerpos, no pasaban de 5 anuncios, específicamente solicitaban: vigilantes privados, promotores, casi ninguno solicitaba profesionales.

El mejor indicador económico de que las cosas si han cambiado y para mejor, es que hoy en día usted camina por cualquier acera del la zona comercial de cualquier pueblo en Venezuela, igualmente conseguirá “cartelitos”, hechos a mano, pero que ahora dicen, “Se solicita panadero”, “se solicita ayudante”, “se solicita cajero”, “se solicita despachador”, “se solicita electricista”, “se solicita zapatero”, “se solicita mesonero”, “se solicita cocinero”, “se solicitan carpinteros”,“se solicitan vendedores”, “se solicitan peluqueros”, en comercios que no solamente en la misma acera sino inclusive unos tras otros, y donde se aprecia que hay numerosas personas trabajando, pero no se dan abasto para despachar a los clientes.

Hoy se solicitan por la prensa tantos empleos, que se dan el lujo, de reunirlos un suplemento adicional, o de agruparlos en algún cuerpo. En donde yo e contado hasta 18 paginas consecutivas, de avisos DESPLEGADOS, solicitando empleados, en las empresas privadas nacionales y transnacionales, desde las mas grandes hasta las mas pequeñas. Todas las cadenas de supermercados, las cadenas de comidas rápidas, las tiendas por departamento, solicitan aprendices, personal de mantenimiento, cajeros, vendedores, hasta personal administrativo sin especificar límites. Se solicitan igualmente profesionales, de todas las disciplinas, a todo nivel en prestigiosas empresas.

Hace diez años los vendedores, tenían que salir a “cazar” un cliente. Vender un vehículo mensual era una tarea titánica, digna de celebración, (igual que comprar uno) , hoy en día la vendedora de vehículos ni si quiera se levanta para mostrarle o “venderle el vehículo”. Ahora todos los días vende más de uno, los clientes hacen cola con el dinero en la mano.

Si de vivienda hablamos habían edificios, de apartamentos, que des pues de años de terminados, permanecían deshabitados, debido a las condiciones de ventas, algo así como “50% de inicial y el resto en la protocolarizacion, que será dentro de 15 días”.

Hace 10 años todas las obras estaban paralizadas, tanto publicas como privadas. Y fueron eliminados sistemáticamente 14 Ministerios, (por que no los “podían mantener”) y numerosos institutos autónomos como el INOS, se eliminaron todos los subsidios, y las ayudas sociales, desaparecieron empresas como VIASA, Despidieron a todos los controladores aéreos, por hacer una huelga. Lo que genero un desempleo galopante en el sector público. Las pensiones y jubilaciones, eran estáticas, ósea no se adecuaban a la inflación, por lo que en la mayoría de los casos llegaron a ser montos irrisorios, que ni aun así tenían presupuesto para pagarles.

Antes un Jubilado era una carga ahora un jubilado gana tanto o mas que los jóvenes que trabajan sus 8 horas. Por lo que si vemos una familia con dos pensionados, y tres más con sueldo mínimo, viven relativamente bien.

Hoy en el sector público hay diversificación y pleno empleo.

Se paga por concepto de misiones alrededor de 65 millones de dólares mensuales, y otro tanto a los jubilados y pensionados.

Los Beneficiarios de estas medidas, ¿A dónde gastan ese dinero?, ¿en USA?, ¿En Europa? No señores lo gastan aquí en Venezuela. Por lo que de ese dinero se beneficia, desde el Kiosquero de la esquina, el transportista, el panadero, hasta los grandes comerciantes.

Cuando llego la revolución, hace diez años las 10 empresas privadas más grandes y de mayor tradición de Venezuela ya hacia años que habían desaparecido.

Entre la que podemos mencionar, “El Banco de Venezuela”, “Banco Caracas”, “Banco Consolidado”, “Banco latino”, “Banco La Guaira”, “Banco Provincial”, “Confinanzas”, “Banco Progreso”, “Banco del Orinoco”. (Los cuales les fueron confiscados sin indemnización a sus dueños, intervenidos por el gobierno de Rafael Caldera, y rematados en subasta pública). Desapareció VIASA, imagínese un país turístico sin línea aérea internacional. Nestle compro a la SAVOY, y se la llevaron para Colombia y Enron a la Electricidad de Caracas, Luis Herrera saco a los Camiones Mac para favorecer a la empresa Española “Pegasso”, igualmente la ensambladora mas grande de Venezuela, la Wolswagen salio deportada para Brasil, por no ser proveedora del pacto Andino, llegaron los aviones CASA (españoles), en lugar de los Hércules C-130, y los Tucano Brasileños. Cerraron las plantas en el estado Aragua Genaral Motors, y Ford por la demanda tan baja. El CADA lo adquiere una transnacional Colombiana, se van del país las tiendas por departamento SEARS, VAN, el grupo Beco casi quiebra.

Hace diez años los vehículos que circulaban por Caracas, eran solamente de 6 Fabricantes y un solo modelo por año, y de paso unos “engendros”, que llamaban, “regulados”, o sea sin alfombra, sin aire, ¿asientos de cuero, (ja, ja)?, sin caucho de repuesto, sin radio, sin seguros. La mayoría de carros que circulaban, eran usados, de la década del 70/80, en un estado verdaderamente deplorable, el apelativo de “espantomovil” les venia al pelo.

Hoy toda la flota automotor especialmente las de los taxis, es nueva. Y debido a la los precios de la gasolina, subsidiados, permiten al sector transporte obtener unas ganancias fabulosas. De hecho cualquiera que necesite un dinero extra se los gana sin mucha dificultad utilizando su vehículo como taxi.

Hay mas modelos de Vehículos y marcas que la que existieron en toda la historia de Venezuela.

La demanda de Vehículos es tal que La Genaral Motors reaperturo su planta incluyendo un tercer turno laboral, sin poder aun así la demanda.

Hace diez años antes de que llegara la Revolución, según el Ministro de Hacienda, de Caldera, al que se le otorgaron poderes extraordinarios para administrar el país, estamos hablando de Teodoro Pekof, (si el mismo de “Tal cual”), resumía la situación económica (a su cargo) en Venezuela, con la siguiente frases, “Estamos mal pero vamos Bien”, “Estamos de electro Shock, pero vamos a seguir adelante”.

En comparación con esa época, yo diría que estamos muy bien, y vamos bien.

De paso todos los Gobiernos de la cuarta le entregaban al sucesor un “País Hipotecado”, según sus propios términos. Sin reservas internacionales, y con la “Hoya raspada”, ósea si presupuesto.

Hoy en día Venezuela tiene casi cuarenta mil millones de reservas internacionales, y todavía se ejecutan cuantiosas obras mediano y largo plazo si afectar las reservas.

De hecho estamos económicamente tan sólidos, que caída de la Bolsa en NY, no tiene a nuestros inversionistas nacionales, cortándose las venas ni lanzándose por las ventanas.

Por lo que puedo afirmar con estos hechos que la situación esta mucho mejor después de 10 años de Revolución.


Perezaad@pdvsa.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2714 veces.



Alberto Pérez Visnapuu


Visite el perfil de Alberto Pérez Visnapuu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: