Teorías de las conspiraciones

Existen millones de personas en el mundo que piensan que ciertos sucesos no ocurrieron como las evidencias lo señalan, sino de otra forma, mucho más complicada, perversa o misteriosa.

Así sucede con los casos del asesinato de Kennedy y las muertes de la princesa Diana, Elvis Prestley y Marilyn Monroe. Según afirman los incrédulos, los tres últimos, desde luego, fueron asesinados, aunque en el caso de Prestley hay quienes dicen que no ha muerto y vive en algún sitio ignoto. Sobre Kennedy las versiones indican que Lee Harvey Oswald no pudo cometer el asesinato sin ayuda de más nadie e incluso hay quienes juran que no tuvo nada que ver con el mismo, sino fue usado como chivo expiatorio.

Naturalmente los actos terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington son objeto de similares especulaciones, que ofrecen una infinidad de versiones distintas sobre lo que "realmente" ocurrió ese día.

Muchas de las teorías se basan en la suposición de que la intrincada red de organismos de inteligencia del gobierno gringo no pudo pasar por alto las numerosas advertencias y señales de que iba a producirse un atentado de gran envergadura.

Por cierto, lo mismo se dice del ataque japonés a Pearl Harbor, que provocó la entrada de los Estados Unidos en la segunda guerra mundial. Diversos autores de libros bien documentados indican que Franklin D. Roosevelt, a la sazón Presidente de EE UU, sabía de antemano que dicho ataque ocurriría y se hizo el loco para que el congreso aprobara la declaración de guerra que se negaba a considerar.

El mismo motivo, o algo similar, se aduce como causa de los actos del 11 de septiembre. Las versiones señalan que o bien George W. Bush sabía que algo iba a ocurrir, o, incluso, que la destrucción de las torres gemelas del WTC y de una parte del Pentágono fue causada por actos distintos a los de los aviones comerciales secuestrados.

Por mi parte no tengo dudas de que los fanáticos seguidores de Osama Ben Laden fueron, como mínimo, los causantes de las destrucción del WTC. Ello no impide que Bush, la CIA y sus compinches sean, en alguna medida, responsables de lo ocurrido en la fatídica fecha.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1998 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor