Nixon, una carta equivocada

La fe eclesiástica, constituye uno de los más urgentes desafíos ante la crisis capitalista para romper con los cercos ideológicos y políticos con el fin de aminorar en el pueblo, el significado verdadero de la Teología de La Liberación y su verdadero contexto. La estructura religiosa de Los Cartujos y Jesuitas requieren una respuesta practica y plausible para extender su lucha política a la Región Andina, que, en estos momentos seria extendida en dos vertientes: la candidatura de Nixon Moreno en Mérida y la separación de los estudiantes de los viejos cogollos partidistas para repontenciarlos como una nueva fuerza ideológica que estaría encabezada por jóvenes empresarios y el líder estudiantil John Goicoechea.

De este modo, se busca introducir un viejo paradigma donde su basa se refiere en la necesidad de programar una serie de acontecimientos para lograr un cambio radical en las viejas estructuras del Estado. Esta forma de derrocamiento no puede producirse mediante conversiones individuales o puntos de dialogo, sino, mediante la lucha contra las estructuras de justicia que se transforman en contiendas ideológicas y políticas, porque se busca tomar entre manos al tiempo y la esperanza. Pero, esta última se encuentra referida a la fe teórica, una vez incubada en la conciencia de los venezolanos debe convertirse en praxis para concretarse en una acción básica y redentora en el proceso de liberación, que, no es otro asunto sino la salida de Chávez del poder con la ayuda de los paramilitares revoltosos en las barriadas populares y la acción insurgente del movimiento XIII de la Universidad de Los Andes

Se estaría aplicando los mismos principios dogmáticos para el hundimiento del sistema de gobierno cívico – militar marxista venezolano que se llevó a cabo en el Este Europeo. En el campo de la política y los hechos históricos se suceden de una manera programada, son criterios de guerra y pensamiento político que pueden originar algún desvío social, si no existe un control absoluto sobre estas plataformas y, la derecha venezolana nunca tendrá ese control y el ejemplo lo vemos en las continuas guarimbas que van desde el bloqueo de las vías hasta las huelgas estudiantiles.

La filosofía se alimenta de los ensayos hechos por el hombre que interpreta de una manera científica las cuestiones apriorísticas que se suceden en nuestra sociedad y, a partir de esas aporías intenta abrirse de nuevo el camino hacia lo necesario y lo que se torna como primario constituye una metodología de trabajo que llamaremos dialéctica.

Naturalmente, al pueblo se le hace difícil darle una nueva carta de confianza ciudadana a la oposición y estudiantes golpistas por la cuestión de la verdad. Es necesario abrir un debate público y censurar a Antonio Ledezma, Pedro Pérez y al gobernador del Zulia Manuel Rosales por su papel mediocre en estas elecciones pasadas u su actuación política en la actualidad.

Con la permanencia de Nixon Moreno en el episcopado, la redención de Jesús se ha convertido en un proceso político- religioso, igual que en las cruzadas, donde se buscaba resquebrajar cada estructura de un nivel social porque representa el pecado. Nunca se debe buscar que estos niveles se consoliden porque en su esencia pueden representar un proceso de liberación falso.

Los ecologistas venezolanos o democratacristianos, buscan un movimiento político (Primero Justicia y los ecológicos) para entorpecer la opinión publica mundial al irse consolidando la democracia socialista, en el país propuesta por el presidente Chávez Frías, debido al nuevo escenario teológico existente y que no hay una formula universalmente valida para debilitar el marxismo. Los estudiantes, Un Solo Pueblo y Nixon Moreno nunca pueden llenar esos vacíos de la vieja dirigencia partidista y ya Luís Ugalde, como Rector de la UCAB y conspirador no le interesa porque se le esta perjudicando desde el punto de vista de la perspectiva universitaria. El gobierno revolucionario le factura a La Iglesia romana para los colegios católicos más de cien mil millones de bolívares mensuales, siempre han sido un poder político – religioso. Más no espiritual, Jesús así lo demostró en el Gólgota y en la resurrección. Solamente esperamos que Nixon pague por los delitos cometidos en Mérida en relación con su actitud pública.

*Analista/escritor


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1973 veces.



Emiro Vera Suárez*


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /oposicion/a60553.htmlCd0NV CAC = Y co = US