Los ¿artistas? cobardes contra Chávez

Por sus frutos los conoceréis

Jesús de Nazareth

La imagen del presidente definitivamente remueve inquietudes que tocan lo inconsciente según la visión freudiana de que "mucho odio mucho amor". Estas líneas las dedico a los faranduleros que han optado por llamar la atención que yo no sé hasta dónde llegan sus verdaderas cuitas de rebeldía o falta de cromosomas "Y" lo que delata una verdadera perorata de trivialidades propias de la vacuidad sexual que los mueve. Una franela negra con el llamado "Chávez chúpame la polla" (el pene, en castellano vernáculo biológico) pudiera ser un atractivo dizque rebelde en alguien que viviendo en una de nuestras urbanizaciones del este caraqueño, no soporta tanta arremetida de aceptación en una masa que ni siquiera funcionaba como tal, antes de que el insurrecto comandante decidió montarse en una cresta extreme para favorecerlas, a sabiendas de lo que ocurriría en su tabla o en su vida si pelaba un toque técnico más allá que de acá, con los corales bajo la corriente de resaca que lo rebanarían sin contemplaciones.

El hecho de que gente –permítame respetarlo- como el Sanz que salga con semejante bravuconada, bueno, más de uno lo ha hecho, y en nuestra farandulería política de cafetín, más de uno se ha pasado por el forro al presidente en cuanto chiste le salga, con el sólo interés de calmar su impotencia ante los cometidos del proceso que adelanta VALIENTEMENTE. Pero un loquito venido de menos del otro lado del charco que además de ésta necedad, suelta cuanto improperio porque cree que no es demócrata, valiéndose de sus cortos principios de tales, que además se le sea condescendiente, y que aún así desista de actuar porque crea que puede ser atacado, "ay papito, ay mamita, cuida'o que se le quiebra la tacita", es sospechosa su valentía determinante de uñas esmaltadas. Claro, es un poder más que avasallador lo que pretende la cercanía del comandante, que sin ser un trovador, el mensaje no es sólo pasquín de comercio para Grammies, pues el COMPROMISO nada tiene que ver con farándula y los artistas que optan por dar la cara al público de ser recado de otra nueva cara al mundo, de no ser vacuidad, sino personas que se rebelen a la hipnosis, la creación es tan manifiesta, que la envidia cursi se los puede llevar por los cachos (John Lennon) y su pasaje a la eternidad por los fans no los toca el irrespeto de ningún imbécil ni de su tiempo ni de su espacio.

Aquí tenemos a Alí, amig@s, eternidad con el hermano, gústele o no a sus detractores que van desde sus propios familiares cercanos ¿dónde están Servando y Florentino? Ya son sombra sin que hayan despegado de este mundo. Ahora, no es que se le exija a un cantante tener la batuta mandante de este virtuoso de la creación musical, poeta inigualable si es que no le hubiese puesto una sola nota a sus letras de barro, ni siquiera tienen que seguirlos los que siguen a Alí, por decirlo, Bob Marley, Jim Morrison, por ejemplo. Pero es que la oposición a una postura política no es determinante más si esa postura tiene propósitos de vejación, ya que los fundamentos de la rebeldía en la juventud siempre son mucho más amplios y generales, tienen que ver con la ruptura del huevo que los empollaba, los ídolos rotos de la pubertad que buscan otros principios más nobles. Es por eso que los fundamentos de las letrillas del reggaetón en edades donde pretenden sembrarlas, da mucho que pensar del futuro limitadísimo que le siembran a esas criaturas, pues la droga como dije una vez, la tienes dentro de tu propio cuerpo, tu sexo, y a eso añadimos, los valores de traición, de irrespeto, que hacen fácil presa a los pubertos hacia las drogas, quizás la pretensión risueña del paramilitarismo, la vacuidad en nuestra sociedad para que no se le siembren reales valores dormidos.

Al Sanz sólo hay que observar los que se le adosan para demostración de esta muestra, el Maná mejicano, vaya melcocha que tiene en su propio terruño una verdadera tarea gigantesca, donde podrían elevarse como estímulo para que la trampa, la eterna trampa a ese país que ha sido gobernado hasta por austriacos y un 80% vive que da pena, con la personalidad desaparecida, solo comparable con los encuevados colombianos. Claro, es más fácil agarrar fama del fruto a la mano que te pone el imperio, porque el dolor de los que se escapan por el muro, los que mueren de mengua, que comen cada dos días, nada que ver con los mexicanos que salen por cable, se les dedique una letrita dulzona que diga que son rebeldes, pero que de rebeldes bien saben que hay que mojarse los cojones de pueblo.

Ahí está el Manu Chao, invirtiendo lo que hace en hospicios para los indocumentados africanos en Barcelona, algunas veces dando gratis sus conciertos, no permitiendo que se le hospede en hoteles de estrellas, y cómo hablan mal de este otro hermano, madera para la eternidad hermanos. Y que me disculpen los hermanos homosexuales que no es que esté en contra de ellos al tomar al Sanz como falto de cromosomas "Y", después de todo la valentía de estos hermanos de mostrarse tal cual son, los identifica como verdaderos seres que no temen su género en un mundo que también los margina. No, lo del Sanz y esa pléyade de cobardes lo que demuestran es que no tienen pantalones para asumir valores que les quedan grandes, que con firmar una planilla, ya entran en el mundo libre adonde quieren que vayan el resto de borregos con sus yesqueritos encendidos, después de habérselos pasado por el forro el monstruo capital que les despelucó la quincena con entradas de ladrones, igualándolos en la arena a ricos y pobres: Reyes por una noche. Amigo Sanz, no creo que en su país haya ni sombra de lo que se denomina Democracia, hubo una vez un intento y el terror la borró con un millón de muertos –la guerra civil-, fíjese, si Chávez es un tirano, más está dejando en los nueve años que lleva en el poder con más elecciones para convencer su proceso, que el recuerdo de Franco en los casi cuarenta años que estuvo al mando del suyo, más recuerdo guarda su hermoso país de una estatua de García Lorca que la conciencia que dejó el tirano gallego. Si Chávez es un tirano, más está dejando para la historia en estos nueve años lo que TVE, El País, sus letrillas babosas y unos cuantos pasquines timoratos del poder del pueblo que su hipocresía sin límites.

arnulfopoyer@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4824 veces.



Arnulfo Poyer Márquez


Visite el perfil de Arnulfo Poyer Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Arnulfo Poyer Márquez

Arnulfo Poyer Márquez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a51453.htmlCd0NV CAC = Y co = US