¡Qué criminales son!

"Pensando en Guerra Civil"

La criminalidad de los actos de la Reacción Golpista por evitar lo inevitable – la aprobación del proyecto de Reforma Constitucional - es infinita y maligna. Lo sucedido en la facultad de Trabajo Social de la UCV es un ejemplo.

Cuando suceden este tipo de acciones debidamente planificadas, financiadas y apoyadas mediaticamente lo que persiguen los anarquistas es exacerbar la tranquilidad del país. Crear el caos y una insoñable ingobernabilidad que permita la intervención de la OEA y la aplicación de la Carta Interamericana. Una Guerra Civil. Pues.

No es necesario ser una lumbrera para saber que esa violencia es fríamente calculada por los golpistas siempreabrileños. El refranero popular sentencia sabiamente: En río revuelto. Ganancia de pescadores.

En su enfermiza obsesión los motolitos no se detienen en sus actos por desestabilizar. Por hacer daño. No les importa ni siquiera pensar qué pasaría si el Cerro se arrecha y baja; que en definitiva eso es lo que quiere la Reacción. Afortunadamente el pueblo hasta ahora ha sido sabio y no va a pisar esa concha de mango. Pero hasta cuándo tensará esa guaya. Además. Las autoridades existen, precisamente, para eso, para preservar el orden.

El Diabolismo sicótico de la gente que motoriza la violencia en la Reacción es tan de terapia intensiva que en las entretelas diabólicas de su mente obtusa abrigan la “esperanza” de una Guerra Civil.

Sueñan con un Bogotazo. Con una película tipo de Irak. Con una Venezuela destrozada, sin control, sin Gobierno. En donde impere la anarquía, no existan tribunales, leyes ni jueces. Donde como en España en tiempo de Guerra Civil sólo se comería avena en la mañana, mediodía y noche. Tanto se comía avena que se puso de moda en Madrid: ¡Más avena!

Una Guerra Civil es lo peor que le puede ocurrir a un país. En un teatro de naturaleza tan nefasta nadie gana. Toodos pierden. Pero quien más pierde es el pueblo humilde. Los oligarcas no. Esos bichos después de armar el gran peo emigran en su “citeision”con su familia, su perro, su gato y su piano de cola para Miami, Europa. Y desde allí monitorean su gran obra: el escoñetamiento patrio.

Es tan letal el efecto de la Reforma propuesta por Chávez para los poderosos intereses económicos de la Oligarquía criolla y tan beneficioso para el colectivo que no les importa, incluso, perder la vida. El propio fanatismo pues.

Para la Reacción no hay salida. No hay mañana. Saben perfectamente que serán derrotados nuevamente el dos de diciembre próximo y por eso están desesperados y están atizando fuertemente la brasa desestabilizadora. Están buscando un estudiante muerto a como de lugar.

Chávez tiene a los golpistas a rodilla de chivo y quemando uno de sus últimos cartuchos: el recodo universitario. Lo más doloroso es que hay padres que sabiendo que sus hijos son conejillos de india de la desestabilización, motorizada por la Reacción, no hacen nada por evitar tan insano laboratorio.

Pido a Dios y a la Divina Providencia que continué iluminando al pueblo humilde para que no caiga en las provocaciones de los golpistas; para que hagan lo que siempre han hecho toda la vida: trabajar, criar a los muchachos y reunirse con los panas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1842 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: