Tratamiento para orientar a opositor desorientado

Estimado opositor desorientado, ante todo un cordial saludo. Yo no voy a caer en la tentación de ponerme a defender a ultranza al gobierno, porque es indudable que todavía hay muchísimas cosas que corregir, como también es indudable que eso no es solo responsabilidad del Presidente o del gobierno. Sin embargo si te voy a decir algunas cositas que pueden servir de referencia para comparar la Venezuela de hoy a la Venezuela de hace 10 años.

Solamente el hecho de que éste gobierno le haya arrancado de las garras de los Estados Unidos a PDVSA, ya es un aval para sentarse a pensar que el gobierno debe estar haciendo algo bueno, si partimos del principio de que a través de la historia hemos podido observar que cualquier gobierno en América, incluso en otras partes del mundo, que hubiera querido lograr un verdadero bienestar para su pueblo ha sido inmediatamente satanizado por todos los gobiernos de los Estados Unidos, porque ese tratar de conseguir para nuestros pueblos, siempre ha sido factor en contra de los intereses de esos gobiernos, es decir ellos nunca han buscado el beneficio mutuo, sino su beneficio particular sin importarle un carajo el daño que le puedan ocasionar a los demás países, por supuesto siempre con la súper gastada máscara de la cooperación bilateral; por eso todo aquello de la penetración cultural, desintegrando nuestras tradiciones y costumbres, creando el desamor por nuestras cosas, interfiriendo en nuestras decisiones, penetrando nuestras instituciones, comprando conciencias, enfrentándonos unos a otros en guerras fratricidas y eso sí, gastan mucho dinero en ello porque luego recuperan con creces sus “inversiones”.

Fíjate bien opositor desorientado: nunca en la historia de este país gobierno alguno había empleado tantos recursos económicos en tantos programas sociales, las misiones, la educación, la salud, la vivienda, obras de infraestructura, carreteras, trenes, represas, agua potable, estamos caminando hacia una verdadera industrialización del país, estamos fabricando computadoras, automóviles, vehículos rústicos, se les está pagando por primera vez en la historia pensiones decentes a los jubilados, por cierto que algunos escuálidos dicen por ahí que el gobierno no les está regalando nada y que eso es un derecho y yo les preguntaría a esos bolsas: ¿Ustedes tienen la cachaza de creer que si Salas Rôemer hubiese ganado las elecciones les hubiera reconocido ese derecho cuándo ese señor ya tenía preparado el remate de PDVSA a los gringos?.

Hoy en Venezuela, a pesar de las fallas, muchas de las cuáles son ocasionadas por personas apátridas de oposición que trabajan en la administración pública saboteando la labor del gobierno y también por la ineficiencia de algunos funcionarios en otros casos, así como el burocratismo y la corrupción, tenemos una economía bastante saneada en permanente crecimiento, con unas reservas internacionales sólidas de más de 35 mil millones de dólares y que además estamos en capacidad de ayudar a pueblos pobres hermanos de este continente como por ejemplo Haití que con sus limitaciones ayudó al Libertador en nuestra emancipación, que de paso no se les está regalando nada, se les está dando facilidades que no es lo mismo. Seguramente que esos tus amigos se escandalizan por la inseguridad y ¿Es acaso que la inseguridad existe desde 1999?. No sé que edad tendrás, pero, por ejemplo: ¿Conoces el caso de la clínica San Román? o ¿El caso Terrazas del Ávila? o la cantidad de asaltos a bancos que se suscitaban a diario no solo en Caracas sino en todo el país, de los tantos asesinatos que se cometieron contra muchachos de la clase media solamente por quitarles un par de zapatos de marca y eso era todas las semanas compatriota, además de incursiones de colombianos permanentemente en nuestras fronteras.

La explicación a tus interrogantes opositor desorientado, son las gríngolas que tus amigos de la oposición reaccionaria que se suponen estudiados se han dejado clavar por los medios de comunicación traidores a su país y que se atreven a defender a un canal de televisión fascista, que no se está cerrando, se le venció su permiso para transmitir en señal abierta, finish, caput, it’s over, se acabó, chao pescao. No le busques más vueltas al asunto, busca información de verdad, te aseguro que si dejas de ver Globovisión por un buen tiempo, vas a comenzar a entender muchas cosas.

arno@intercable.net.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3115 veces.



Arnó Martinez


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: