Disfraces de moda

En Venezuela la guachafita tiene manifestaciones inesperadas. Hace
15 años el disfraz favorito del carnaval de 1992 consistió en la imitación
del uniforme camuflado de los insurrectos del 4-F, con todo y la boina roja
que desde entonces pasó a ser el símbolo de Hugo Chávez.

En otros países el carnaval es algo demasiado serio para mezclarlo
con el tema electoral. Entre nosotros, en cambio, política y carnestolendas
se nutren a la recíproca, una alimenta a la otra; los cómicos se lanzan como
candidatos en tanto que algunos partidos o grupos de electores parecen
escuelas de samba, comparsas que pretenden seducir a los votantes con sus
promesas vanas.

Este año, más que nunca, unos intentan asumir los roles de otros,
invadiendo campos que les son por completo ajenos y hasta desconocidos.

Para no andar por las ramas anotaremos de entrada que el gobierno
amenaza con meterse a comerciante. Así pues, supermercados, frigoríficos,
transportistas y hasta a los bodegueros corren el riesgo de ser
nacionalizados y colocados bajo la tutela de entidades públicas, a la orden
de gerentes bolivarianos y revolucionarios. A decir verdad, prefiero que el
carnicero de la Central Madeirense siga siendo un portugués y no que me
despache un Guardia Nacional.

Entre los comerciantes abundan quienes prefieren disfrazarse de
acaparadores y expertos en desabastecimiento. Mezclan el carnaval con el
juego de escondite y usan galpones disimulados para acumular inventarios de
azúcar y leche en polvo, disfrazándolos de cemento y materiales de
construcción.

Los comentaristas de radio y televisión juegan roles estelares como
dirigentes de la oposición política. Lanzan arengas e invectivas contra el
gobierno y ni de casualidad transmiten una noticia agradable.

En los partido de oposición el disfraz de moda es de golpista. En
cada declaración desconocen el resultado electoral, descalifican al TSJ y al
Poder Judicial, tildan a Chávez de dictador y encima reclaman falta de
libertad para expresarse.

Entre tanta confusión los de Al Qaeda andan creyendo que Pdvsa es un
consorcio pro imperialista. ¿Acaso no saben que es roja rojita y que los
gringos la tienen en la mira?

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6065 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor