De los creadores del “Tic Tac, Tic Tac y Vamos Bien” al “Tum, Tum y El que Entendió, Entendió”

Comenzaste como los caballos de carrera pura sangre, alebrestado y alzado. Dicen por allí que no hay nada más ruidoso que un carro viejo y un diputado nuevo. ¡Vaya que esta afirmación es muy cierta!

A tus amos no les quedó opción y te sacaron porque no les quedaba de otra. Habían usado gavilanes, cabezas de motor, Picures y cuantas vainas raras hay en esa fauna vario pinta que alguna vez fue la MUD (ya extinta, ouch), y como comodín les quedaste tú. Te convertías en el nuevo adlátere de las pacíficas hordas fascistas de Alto Prado.

Y como todo nuevo paladín que lucha por la libertad y la justicia, tenías que tener tu lema, tu grito de guerra, con el que tus huestes fascistas y vdisociadas te siguieran. Ars Publicidad, los mismos del "Tic, Tac, Tic, Tac" contra Chávez comenzaba a hacer su trabajo, indudablemente es así, y te hicieron el mandao.

Entonces después que te sacaron del anonimato, y con tu iphone 6 más nuevo, el que te compraste luego de la confiscación de los dineros de todos nosotros, comenzaban a pasarte lo que debes decir en todas y en cada una de tus apariciones públicas: "Que si el usurpador, que si el régimen, que no saben lo que dicen, que les queda poco, todas las opciones están sobre la mesa, que si el muchacho que es llorón y la mamá que lo pellizca". Todo un producto de marketing atractivo para las hordas fascistas pacíficas de Altamira.

Y de la mera retórica que te pasaban del guasap, la que desde el 5 de enero pretendiste acostumbrar al país, pasaste a las acciones terroristas: Golpazo, trancazo, carajazo, coñazo, para luego hablar de una "Operación Libertad", bajo el grito de ¡A Miraflores! Para dizque buscar tu oficina. Creo que debes esforzarte más en producir ideas, porque estas a todas luces son una barajita repetida.

Bueno es recordarte que siempre fuiste plato de segunda mesa. Fuiste el segundo diputado más votado del estado Vargas, detrás de Bernardo Guerra, obteniendo 97.000 votos en el 2015. Y ciertamente registraste un crecimiento vertiginoso en tu carrera política, pero aclaro, ese crecimiento es como el de la yuca: ¡Palo abajo compadre! Ya que en las primarias de la oposición para la nominación a la gobernación del estado Vargas, dos años después de tu elección como parlamentario, te dejaste ganar con José Manuel Olivares por una ventaja de no menos de 20 mil votos de diferencia (86.000 votos obtuvo Olivares y tú 66.000, ¿lo recuerdas?) ¿Dónde quedaron los otros 30.000 votos de un par de años atrás? Razón tienen algunos al señalar que nunca segundas partes fueron buenas.

Y de ahí subestimaste al bravo pueblo de Venezuela, al de Bolívar, al de Chávez, al de los libertadores de América. Y como lo dice una canción por ahí: Despacito, comenzaba el pueblo a confinarte, a cercarte para evitar el desbordamiento y evitar que destruyas el Estado-Nación venezolano, en el que todas y todos cabemos.

Te pusiste a decir, y junto a ti toda tu camarilla, porque la soberbia y arrogancia no tienen parangón, a decir que la Constituyente no existe, que son instancias inconstitucionales, y todo lo demás, pero las realidades no es que son bonitas o feas, solo están allí, y en ocasiones son crudas y no se pueden ocultar.

Te declaraste "presidente" pero no tienes poder real sobre instancia alguna del Estado, ni de la Administración Pública ni de nada. Todo es puro bla bla bla bla. Y pegas gritos a ver si tus amos norteños te paran y acuden en tu auxilio. Promueves acciones terroristas, mandas a la gente a las calles a subvertir el orden público, y te desesperas porque cada día son menos los que atienden a tu llamado.

Pero si quiero agradecerte, porque gracias a ti, pude dilucidar después de mucho tiempo el significado de la palabra PEO (Protesta Estratégica Organizada). Vaya que ni al más sesudo pensador del chavismo se le habría ocurrido una idea tan inverosímil como la expresada por ti en el día de ayer.

Y de ahí que se la pusiste papita a este pueblo, que de todo inventa una vaina, y ya te la dedicaron: ¡Pá que se acabe el PEO… Guaidó para el Rodeo!

Lo cierto del caso, es que te vas con cero carreras, cero hits y cero error. Ya el trapiche de la historia empezó a molerte, y dentro de poco irás al basurero de la historia y nadie te recordará, ni siquiera tus amos y dueños.

Por eso les va como les va, porque nos conocen, pero nos subestiman, nos oyen, pero no logran descifrarnos. Deben estudiar mejor la historia de Venezuela, para así tratar de entendernos un poquito.

A tu "Tic, Tac, Tic, Tac", te refutamos con la "Operación Tum, Tum" y "El que Entendió, Entendió". Ya no tienes inmunidad ni impunidad para delinquir. Ahora es cuestión de tiempo que las instancias correspondientes (Ah, pero se olvidaba que las desconocerás, disculpa) procedan a dictar la orden de aprehensión y se proceda a tu detención. Para más inri es que irás a la cárcel, te quedarás solo y sin amigos.

"Te acabaste cabo `e vela" diría Roberto Malaver

¡Leales siempre! ¡Traidores, nunca!

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1232 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a277570.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO