Memorias de un escuálido en decadencia

Autojuramento

¡No me tires serpentinas que ya el carnaval pasó! La estafa jurídica que estamos cometiendo no tiene nombre, ni aparece por ninguna parte una palabra bien vulgar para calificarla. Es un golpe, de bola a bola que es un golpe. Solo faltó que estuviera aquí el compañero Trump para que personalmente juramentara al Anodino, y además, mejor hubiera sido gritarle a Trump, te queremos Trump, que gritárselo al Anodino, porque a ese no lo quiere nadie, ni siquiera Estados Unidos, o Trump que fue el que lo nombró o el que lo votó. Y asombra que estaba nuestro Anodino autojuramentado y justo cuando Trump lo reconoce, saltan todos los demás a reconocerlo para que Trump sepa que saben mover la colita del carajo. Duque, Bolsonaro, Lenin, Piñera, Macri, y no me eches más cartas. No habíamos encontrado la vía para salir del dictador, hasta que en Estados Unidos, Pompeo, Pence y Trump, nos dijeron cómo era la vaina, y agarramos dato y le dejamos ese peo a ellos y al Anodino, que ahora no sabe qué hacer con esa autojuramentación hasta la locura.

Lo bueno de todo esto es que junto con nosotros, que ya todo el mundo sabe lo sinvergüenzas que somos, se unieron una serie de tipos que uno creía de lo más defensores de la democracia y tal, y sucede que tienen su golpista corazón adentro, porque vamos a estar claro, una vaina que está en desacato no puede producir nada legal, así de simple, ya lo había dicho el compañero Edgard- Asistente de Allup- Zambrano, que no podíamos seguir cometiendo una cadena de errores, pero lo que no sabíamos es que los errores son infinitos, y nosotros estamos en capacidad de cometerlos todos. Hasta el General Ocho Antich, aquel del Frente Ibáñez Matos, como los llamó el dictador anterior, le envió una carta al General Padrino pidiéndole que saliera a defender al Anodino porque la Asamblea Nacional era legítima, sería bueno conseguirle un minuto de palabras al general descontento con Escarrá, para que le explique un poco cómo el perico teniendo un hueco debajo el pico pueda comer.

La verdad es que nosotros creemos que Trump, que ahora tiene el gobierno cerrado por todas partes, menos por una que lo une a Venezuela, se cansó de darnos dólares y dijo: "Hasta aquí los trajo el río. Se autojuramenta hoy o se van para el carajo, y el Anodino, sin pensarlo dos veces, se lanzó al agua del Guaire. Todo mundo sabe que aquí hubo elecciones, y que los únicos que no participamos fuimos nosotros, porque como dijo Eduardo –Tigre- Fernández, no teníamos candidato, ni método para escogerlo, ni programa, ni un carajo, y lo mejor que hicimos fue no participar y decir después que hubo fraude, en eso si somos buenos nosotros. Y ahora nos toca este peo que nos deja con las nalgas al aire, bueno mejor no hablar de eso.

El papá de Margot llegó a la casa después de la marcha y la autojuramentación y dijo. Así no se hacen las vainas, allí, cuando el anónimo se autojuramentó, el Zambrano y el Stalin no levantaron las manos, parece que no estaban en el plan de la juramentación, como que el Anodino los agarró fuera de base. Esas son las cosas que me alejan de eta esta gente". Y se fue al cuarto y agarró la puerta y le metió aquel coñazo tan grande, que un vecino gritó: "Te voy a juramentar la madre, desgraciado"

  • Golpe a golpe y verso a verso.- Me canta Margot



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4689 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: