Guarimbeo

Buscando en los diccionarios, encontré que en el “Larousse” no aparece para nada la palabra “guarimba” Mas si “guarida” como “cueva o espesura donde se recogen los animales”.

Inmediatamente antes, está “guaricha”, palabra a la que le asignan origen venezolano, colombiano ó ecuatoriano y que según el señalado diccionario significa. “mujer despreciable”

Hurgando después en el “Maraisa” diccionario contentivo de “Sinónimos, americanismos y venezolanismos” tampoco encontramos “guarimba”.

Por supuesto está “guarida” con un significado idéntico al del diccionario de origen francés; “Le Petit Larousse”

Inmediatamente antes también, está la palabra “guaricha” que el Maraisa define como un venezolanismo que expresa “India joven y soltera” o también “Árbol de madera blanca, fina y fuerte” y a renglón seguido pasa a citar a Rómulo Gallegos cuando describe a Doña Bárbara como “la trágica guaricha, fruto engendrado de la violencia del blanco aventurero en la sombría sensualidad de la india.”

¿Qué tanto tendremos que aprender de Europa todavía?

Pero volviendo a la “guarimba” Lo cierto es que nos quedamos sin la interpretación “académica” (diccionario mediante) de su significado preciso. Aunque todo nos lleva a la conclusión de que sea uno mas de nuestros vocablos de origen indígena, básicamente por el “gua” de su primera sílaba .

Y ahora nosotros nos preguntamos ¿ Podrían definirse realmente como “guarimba” las escaramuzas terroristas que estos cabrones practican esporádicamente de un tiempo acá?

Debo confesar que el empleo de la palabra “guarimba” para significar la acción cobarde de la canalla ultraderechista, me molestó desde un principio y me pregunto, ¿quién se lo habrá colocado? Algo me dice que fue de entre nosotros mismos.

En los recuerdos de la infancia, su sonoridad cantarina se asocia con el refugio en determinados juegos .El “Ladrón y policía” donde nunca queríamos ser policías. El “Gárgaro” normal, paralizado o agachado y tantos otros juegos que ya pasaron a la historia. O se quedaron en nuestra historia. La guarimba era un punto de reposo, de protección e inmunidad. Mas no de impunidad.

La guarimba de los saboteadores ultraderechistas serían los medios de comunicación privados, la Embajada Norteamericana, los Búnker dentro de sus amuralladas urbanizaciones y edificios. Mas no en los sabotajes de las calles. Allí es donde ponen la cagada para después esconderse en sus ratoneras

Ahora andan desplegando por Internet unos “Instructivos” aparentemente elaborados por la gusanera contrarrevolucionaria cubano – mayamera en combinación con el golpismo vernáculo, en los que rápidamente se evidencia la miopía política y la torpeza operativa que a través del tiempo los ha caracterizado. Pretender montar un aparato insurreccional llamando a las armas a un conglomerado de ciudadanos pacíficos, quienes podrán estar contra el gobierno, pero de allí a obedecer sus demenciales órdenes desde Miami, hay un largo, pero muy largo trecho.

Mucho menos después de las tristemente recordadas aventuras de los años 2001 al 2003. Este pueblo ha aprendido y en ese aprendizaje vamos todos, bolivarianos y opositores en mayor o menor escala. La revolución es el despertar de la inteligencia del pueblo y eso nos toca a todos.

Cuando el Comandante Chávez nos convoca a estar alerta los días previos a los comicios electorales, nos orienta sobre la abstinencia de ingerir licor, invitándonos a que eso lo dejemos para después de consolidada la victoria. Para la celebración. Porque la organización nos necesita a todos y todas claros, lúcidos, despiertos .Así tiene que estar el pueblo para defender sus victorias.

Todo lo contrario a ese demente que dice ser “Comunicador Social” que convoca no se sabe a quiénes que él llama “mayoría democrática” a que vallan temprano a votar y se queden allí a armar peo. Que preferiblemente lo hagan con una botella de ron o las que sean. Allí está plasmada nítidamente la diferencia entre quien nos quiere llevar al matadero y quien nos convoca a ejercer la soberanía popular.

Pobres locos parecen no darse cuenta de que este pueblo está creciendo.

Mientras tanto nosotros reposamos en nuestra guarimbita : Las casas, los corazones, las almas y los brazos cálidos de nuestro pueblo, el pueblo bolivariano


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4061 veces.



Mundo Iribarren


Visite el perfil de Edmundo Iribarren para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Edmundo Iribarren

Edmundo Iribarren

Más artículos de este autor