Manuel: Gallo huío, pataruco y ponedor

Mas Hace en un día un integrante

que cien hombres de bien en un mes".

Simón Bolívar.

En estos dos días todo lo que ha acontecido en Venezuela ha sido muy rápido. Lo más rápido de todo, ha sido el discurso del candidato golpista y único, entre veintitrés candidatos únicos más, repartidos en toda la oposición. El candidato adeco sufre de hipoverborrea precoz.

Rápida también fue la huida de frijolito refrito, de Catia, dejando a sus seguidores a la merced de los supuestos e imaginarios emboscadores del gobierno. Toda Venezuela vio que la supuesta emboscada, se la dieron mujeres y gente joven de las barriadas que no consistieron que le subieran una pila de sifrinos y sifrinas a sus cerros. Precisamente a esos cerros que tanto atemorizan a la gente chic de la Caracas del este y de las colinas.

Para Globovision, fue muy difícil disimular los gritos de la gente de los barrios rechazando al candidato poco elocuente, que se ha puesto a ofrecer lo que no ha podido cumplir a la gente del Zulia en siete años de su nefasta gestión. Las seguidoras y seguidores del candidato carmonafirmante, pudieron comprobar que es muy difícil sacar al presidente Chávez del corazón de la gente de nuestras barriadas.

Rápida fue la edición de la emboscada, a los cinco minutos ya estaba recorriendo el mundo entero, tratando de desprestigiar al gobierno revolucionario. Cuando se darán cuenta, que a quienes tienen que convencer es a este pueblo, que no quiere que los adecos, copeyanos, y los traidores de la izquierda regresen al poder.

Del susto, y acomodado en un hotel de un sector fino de caracas, el candidato separatista, comenzó a demostrar el poco léxico con sus palabras atropelladas, mochas y mal coordinadas, al denunciar que el sector oficialista no quiere que el llegue a Diciembre. Denunció su pretendida y poco probable desaparición física. No tendrá un verbo vibrante o elocuente, pero parece que ya comienza a funcionarle un poquito la poca parte creadora que puede tener, y que le puede servir para retirar desde ya, su candidatura. Ya se han dado cuenta que ese es el recibimiento, que van a recibir en todos los barrios de Venezuela.

En los barrios de toda Venezuela, no hay cabida para la cuarta república. Es por eso que están cerradas todas las casas de los partidos que se han enfrentado al presidente Chávez. Ellos están descansando, aunque no en paz, en el basurero de la historia y han arrasado detrás de ellos, a las nuevas y decadentes manifestaciones socialdemócratas y socialcristianas de Primero Justicia, Alianza para el Bravo Pueblo, entre otros.

Aquella vieja izquierda inoperante, que servia al imperio de placebo político a las luchas de las grandes masas populares, que fueron vilmente traicionadas por unos líderes izquierdistas vendidos al imperio y a los grupos de seguridad del estado para traicionar a su propia gente. El imperio estableció a través de ellos y ellas, la doctrina del gatopardismo; con la cual se ofrecían cambiar las cosas, para que las cosas no cambiaran; también estos traidores se hundieron en la letrina de la historia.

En la presentación de la tarjeta la negra, el golpista, estaba asustado. Por eso su insistencia de preguntar la hora, para salir enmollejao, a tomarse unos tragos con su comando de campaña. Muy temprano le habían informado del llenazo total del Palacio de los Eventos en su propio patio, en Maracaibo. Ese mismo susto lo sintió hoy cuando vio que es imposible entrar a los barrios en Venezuela. Comprobaron que entrar Corazón Adentro del pueblo venezolano es Imposible.

Solo le queda al candidato lacayo, hacerse el harakiri político y aceptar el maletín que le ha prometido el Departamento de Estado del imperio, para darse un retiro dorado por Miami, para que se termine de conformar la gusanera criolla que va a competir con los batisteros mayameros, a ver cual de las dos gusaneras es más terrorista.

Que por favor, revise el saldo que puede tener su tarjeta Mi negra, para comprar el pasaje hacia el basurero del olvido, al cual ya se le han adelantado Luís Michelena, Los Salas feo y salas Romer, Irene Sáenz y otros y otras.

No podrás entrar nunca a las barriadas de nuestra Venezuela, porque has cometido la torpeza de amenazar al pueblo con quitarle su Barrio Adentro, sus Misiones y su dignidad. El pueblo no quiere caridad, lo único que desea es ser digno, y esto, solo la revolución bolivariana y socialista se lo puede dar.

¡El Pueblo Nunca Olvida!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3823 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor