El terror: Método de dominación cuya clave es la difusión

En una oportunidad recorriendo el majestuoso Coliseo en la antigua ciudad romana de Leptis Magna, en el norte africano, no pude evitar imaginar ante tan histórico escenario, a los prisioneros gladiadores matándose entre ellos o despanzurrando leones o viceversa. Desde abajo giraba para ver a aquella edificación circular perfecta, pobladas de gradas ubicadas en una pendiente fuerte, pero cómoda para el público, que disponía de un dominio visual total de la arena del combate. Casi oía el griterío de aquellas masas que comiendo su ración de pan, Esperaban del César, después de cada lid, la consabida señal del pulgar, de la gracia o la desgracia para el gladiador.

Normalmente hablamos de Pan y Circo, pero eso no deja claras las cosas, aquello no era un simple divertimento, no era otra cosa que el método del TERROR utilizados por los gobernantes para unir y disciplinar a esas comunidades y, el Circo Romano era el MEDIO DE DIFUSION.

El Anfiteatro en la ciudad de Roma, en la actualidad pareciera un escenario hollywoodense con vivarachos cubiertos de hojalatas disfrazados de soldados romanos y gladiadores, con quienes suelen fotografiarse los turistas, previa propina por supuesto.

La Iglesia Católica Apostólica y Romana, tiene mucho que decir en cuanto a la historia del TERROR, de su seno salió la Santa Inquisición, y según el antropólogo estadounidense Marvin Harris: “se estima que 500.000 personas fueron declaradas culpables de brujería y murieron quemadas en Europa entre los siglos XV y XVII. Su crimen, un pacto con el diablo (…) A menudo se agregaban otras acusaciones…”. (1) Las quemas de brujas así como de herejes, eran realizadas en espacios públicos para una clara DIFUSIÓN del escarmiento.

Los iberos realizan la hazaña de cruzar el anchuroso y tempestuoso Océano Atlántico y, llegan a estas tierras a finales del Siglo XV comenzando un proceso de exploración y saqueo que les llevó buena parte del siguiente siglo. Esta presencia depredadora condujo a los naturales a la resistencia con sus precarios instrumentos bélicos con los cuales unas cuantas veces pusieron en jaque a los europeos, dotados éstos de espadas, arcabuces, perros, caballos, ideología religiosa y codicia, fogueados además, en la larga guerra contra los moros en el mediterráneo y en la reconquista de la península.

Estos europeos para dominar de manera expedita a los naturales, acudieron a algo que no les era ajeno, el uso del TERROR, por ello aplicaron con cierta frecuencia el ahorcamiento y el EMPALAMIENTO, y este cruel tormento no se hacía en solitario era realizado en presencia de la tribu para que trascendiera a los otros grupos.

En mayo de 1781 José Gabriel Condorcanqui Noguera (Túpac Amaru II) lideró una de las más importantes rebeliones del siglo XVIII, contra los españoles, capturado, fue ejecutado en la Plaza de El Cuzco con toda su familia y unos cuantos seguidores, a él lo DESMEMBRARON, atando sus miembros superiores e inferiores a cuatro caballos y acicateados para que corriesen en diferentes direcciones.

También en mayo pero de 1799, fue desmembrado y descuartizado al igual que Túpac Amaru, José María España, en la Plaza Mayor de Caracas y dieciséis años después José Félix Ribas, fusilado en Tucupido, cuya cabeza fue llevada a Caracas, donde fue exhibida en sitio público.

“Disparen primero y averigüen después” frase atribuida a Rómulo Betancourt comenzando su mandato, estableciéndose así, el “ESTADO TERRORISTA” que durante cuatro décadas se nutrió de lo peor de la barbarie represiva, incorporando a los aparatos de seguridad de la nación a antiguos esbirros de la policía del ex -dictador cubano Fulgencio Batista, y, atendiendo planes estratégicos en el marco de la guerra fría, se enviaban a nuestros miembros de las fuerzas armadas a entrenarse en la Escuela de las Américas, institución estadounidense establecida en Panamá, y luego mudada a Fort Benning, en Georgia, dedicada a la formación de los soldados latinoamericanos en la represión anticomunista y de todo aquello que oliese a movimientos progresistas y democráticos.

Los daños al patrimonio humano ocasionados en el período, expresado en asesinatos, encarcelados, torturados desaparecidos, desarticulación psíquica y familiar, son inmedibles e irrecuperables, así como el descenso y degradación ciudadana y política de la República Democrática.

El Estado Islámico haciendo uso de las redes sociales, coloca con frecuencia videos de sus cruentas acciones, hemos podido ver, niños ejecutando a adultos, fusilamientos, ahorcamientos, cuerpos decapitados, incineraciones, torturas, destrucción de bienes patrimonios de la humanidad, en fin, cualquier cosa que pueda producir TERROR.

Pero este tema no es sencillo de digerir, son muchas las puntas y aristas que concurren. Las decisiones tomadas por los gobernantes estadounidenses y sus aliados europeos de la OTAN, con motivo de las extrañas voladuras el 2001, de las Torres Gemelas en la ciudad de Nueva York, por un supuesto ataque Yihadista, del grupo terrorista de Al Qaeda, cuestión por la cual de emergencia se aprobó la “Ley Patriota”, e inmediatamente una coalición liderada por los EEUU, invadió a Afganistán, posteriormente en el 2003 fueron por Irak, y en el 2011, le tocó a Libia. Los países desarrollados, avanzados, asesinaron y ensangrentaron a una buena parte del mundo, lo hicieron nómada, migrante, hambriento, sin patria ni destino.

La desarticulación y destrucción de esos países, fue un verdadero destape de la “Caja de Pandora”. Estas dos últimas naciones en el marco de sus peculiaridades políticas y culturales lucían históricamente consolidadas y prósperas. A partir de estas invasiones destructoras y el implante del TERROR, del imperio norteamericano y sus aliados europeos millones de seres deambulan por todos lados intentando asirse a la vida, algunos no esperan mucho y, hacen esfuerzos desesperados y terminan ahogándose con su familia en el Mediterráneo ¿Qué podemos esperar de esos pueblos? ¿Nos debe extrañar la vuelta a la Ley del Talión? ¿Cómo entender los actos terroristas en las metrópolis europeas?

En la Venezuela de los últimos años corren vientos de TERRORISMO, pero no debe haber confusión, este es un contexto y una realidad distinta a la que hemos venido señalando, sin desconocer la conexión de estos eventos con la larga garra de los intereses de Washington y los centros de poder europeos.

Los “tanques pensantes” imperiales defensores a ultranza del dominio mundial, pareciera que han sufrido algunos “atascos” en sus formatos, en la tierra de Bolívar, Sucre, Chávez, Márquez Finol, Fabricio Ojeda, Fabricio Aristigueta, hermanos Pasquier, Fernando Vera Betancourt, Lovera…. Sin embargo con ese formato se han apuntado éxitos en otros lugares, esto nos obliga a apartar la ingenuidad, cuidarse de los cantos de victoria y del regodeo entre partidarios, soslayando el logro oposicionista de la extrema derecha, en la desestabilización nacional que cuenta con fuertes apoyos internacionales.

A los graves problemas de la conducción política y económica a la que se suman este conjunto de acciones destructiva de vidas humanas (Patrimonio irrecuperable) y bienes cuyos destrozos y destrucción nos empobrece cada vez más, dada nuestra precariedad económica; tema que por cierto, cada vez más reclama abordajes abiertos, menos cupulares y seguramente fuertes decisiones políticas que más temprano que tarde afectará a la dudosa eficacia de la estructura burocrática.

La salida a nuestra actual situación político- económica no está en manos de los norteamericanos, sus socios europeos, o sus seguidores en nuestra nación. No se trata de ideas al voleo, o prejuicios, sino del conocimiento de una realidad planetaria, (para el que quiera ver y oír) fácilmente visibilizada por los ciudadanos en cualquier medio de comunicación.

Además, abundan experiencias históricas, tanto materiales como espirituales, que nos reafirman la importancia de sostener y defender nuestra condición de país independiente y soberano. Una salida al margen de los intereses nacionales nos puede conducir a cruentas confrontaciones, cuya duración y consecuencias nadie está en capacidad de calcular.

La Política es un viejo ejercicio humano, tratada y conceptualizada además por Aristóteles, no falta quien intente degradarla, por ello surgen los defensores que para evitar confusiones, hablan de política con “P” mayúscula. Una política de círculo, verborreíca, de sólo consignas y ofertas, de verdades absolutas, solipsista, y confusa, solo tiene un destino, LA DERROTA.

LA REVOLUCIÓN ES CULTURAL

(1) Harris Marvin/Vacas, Cerdos, Guerras y Brujas/Los Enigmas de la Cultura/Pág.181/Alianza Editorial/México 1889.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 796 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a248269.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO