Candidato de golpe

De golpe y porrazo la oposición tiene un candidato presidencial. El
fenómeno se produjo de manera instantánea. Momentos antes no había nada e
instantes después allí estaba, tan orondo él, Manuel Rosales. Algo así como
lo ocurrido el 12 de abril de 2002 cuando el maestro de ceremonias informó:
³Ahora firmará por los gobernadores de estado Š² y entonces irrumpió en el
escenario el mandatario zuliano, avalando un decreto-ley según el cual su
elección como gobernador ya no tenía validez, pues los poderes del Estado
quedaban cesantes o eliminados.

Es decir, todos los gobernadores estaban raspados, todos, menos
aquel que estaba firmando el decreto de la carmonada, pues suponemos que no
había viajado de Maracaibo a Miraflores para hacerse el haraquiri político.

Esta vez el golpe fue distinto. Consistió en un golpe de timón dado
por la mano que guía los destinos de la oposición venezolana. Previamente
los sumandos de María Corina Machado habían alborotado el cotarro con lo de
las primarias. Algún admirador de los gringos quiso ponerse didáctico y
decidió que la candidatura debía escogerse como lo hacen republicanos y
demócratas por aquellos lares; pero ni Baruta es Boston, ni Chacao Chicago.
Las encuestas revelaron que la alta sociedad civil no saldría a votar el 13
de agosto. Muchos estarían en Miami, otros en Margarita o en la Gran Sabana.
Unos cuantos andarían de compras en el Sambil y los más afortunados estarían
haciendo negocios con el gobierno, pues, la verdad sea dicha, hay mucho real
en la calle.

Por fortuna previamente se habían reunido los tres enanos más
grandes, conviniendo que uno de ellos sería el ³propio² a pesar de la
Machado. Finalmente la empresa Datos les pasó el idem. El zuliano estaba
mejor ³posicionado² pues no el balde está posesionado del cargo y tiene
acceso a los churupos necesarios para hacer su mercado electoral.

Se dirá que el que esté libre de golpes lance la primera piedra.
Ciertamente Chávez tiene su cuota de alzamientos. La diferencia es que por
el 4-F 1992 fue enjuiciado, preso e indultado. Lo de Rosales y demás
carmonafirmantes todavía está pendiente, lo que no sería grave si no
siguieran conspirando.

El caso es que tienen candidato. Vamos a ver si no arruga antes de
las elecciones.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2794 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor