El $how de Er Conde

Tengo la convicción de que ³Er Conde del Guácharo² alberga
pretensiones de realeza incompatibles con una candidatura republicana. Es
decir, lo que pretende son reales.

Como a cualquier venezolano de temperamento guachafitero y tropical
me gusta la joda, que no es exactamente humor del fino, pero divierte
bastante. Si bien Er Conde no es un humorista exquisito, nadie le negaba lo
jodedor, lo que me permitía ubicarlo entre los personajes que, aunque no
derrochan buen gusto, no están del todo dañados. En mi escala de valores lo
consideraba inocuo y distinto a los opositores que prefieren la quiebra del
país o una invasión gringa antes que la reelección de Chávez.

Confieso que estaba equivocado. Para sacarme del error bastaron dos
noticias que leí en la prensa margariteña y que supongo no habrán figurado
en diarios de circulación nacional. La primera señalaba la presentación del
cómico en un espectáculo a celebrarse a mediados de mes en el
estacionamiento del hotel Margarita Hilton. La animación estará a cargo del
Moreno Maikel y de Rafucho el Maracucho, quienes posiblemente sean sus
asesores oficiales o tira-piedras. Los detalles que me abrieron los ojos
fueron, por una parte, que el aviso publicitario en formato de cintillo a
pie de página anunciaba su presentación como un ³candidato güeno² y, por la
otra, la información de que las entradas estarán a la venta en el propio
hotel en fecha próxima.

La siguiente noticia, siendo de carácter similar, me causó bastante
desagrado pues se presta para confundir a mucha gente, entre ellos, como
víctimas ingenuas, los niños. El Conde del Guácharo anuncia que su
lanzamiento como candidato tendrá lugar en Musipán, el centro recreacional
que, bajo su inspiración y asesoramiento, funciona cerca de playa El Yaque,
en la Isla de Margarita.

Según entiendo, el ³Reino de Musipán² hace énfasis en las
atracciones para el público infantil, lo cual lo enaltece ante la comunidad
insular. Lo que no resulta tan simpático es que Er Conde se presente como
candidato presidencial con la exclusiva intención de ganarse unos billetes
a costa, entre otros engaños, de vacilarse a los niños.

El CNE cometió una ligereza al permitir una inscripción que sirve
de pretexto para un show comercial.

augusther@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5949 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor