Se fueron tras el sueño americano los hijos del apóstol Ramos Allup

Los tres mosqueteros Rodrigo Ernesto Ricardo Enrique y Sergio Reinaldo, hijos de uno de los Doce Apóstoles, de nombre Henry Ramos Allup quien contrajo nupcias con Diana Margarita D Agostino, decidieron abandonar a Venezuela y se fueron detrás de Donald Trump y del "sueño americano". Es bueno decir que estos mosqueteros del siglo XXI no llegaron a Miami, en balsas de goma tampoco lo hicieron pagándole a un coyote para cruzar la frontera; ellos herederos de las corruptelas de su padre cuando era presidente de la Comisión de Obras Públicas del Congreso adeco-copeyano de la IV, viajaron en primera clase y llevando en su portafolio de negocios las acciones de dos compañías: Caribean Master y la Tiger J Export, y con la firme convicción de que son herederos de DAYCO un empresa de carácter multisectorial, que le da servicio a la plataforma tecnológica de veinte bancos venezolanos incluyendo los bancos del gobierno chavista: Venezuela Bicentenario y del Tesoro-. Dayco también en el periodo 2008 2010 le hizo trabajos al gobierno "socialista" de Chávez. Estos mosqueteros del siglo XXI no lavarán platos ni carros en Miami para poder comer pues según las noticias provenientes del estado de Florida los mosqueteros tienen apartamentos en Doral, donde viven todos los autoexiliados de Venezuela . Sin embargo su padre le confesó a La Patilla y al diario El Nacional, que él trabajó duro como presidente de la Asamblea Nacional para que pudieran viajar sus hijos. La madre con un lagrimeo chorreándole el costoso maquillaje, dijo en l el aeropuerto "Hijos pronto regresarán a Venezuela, que Dios los ayude porque no sé de qué vivirán ustedes en el duro exilio." Los muchachos, con cara de asombro, se preguntan qué le pasa a Diana Margarita, acaso

se le lo olvidó a maíta, que mi abuelo era panadería burda de Carlos Andrés Pérez y Pedro Tinoco, ambos fallecidos, y que Dios los tenga en la gloria; porque debemos ser agradecido, pues los finados bastante billetes que le dieron a ganar al abuelo Franco. El mosquetero Sergio exclamó será que a maíta también se le olvidó que mi padre Henry formó parte de los doce apóstoles que controlaban todos los contratos billetudos durante los gobiernos de Acción Democrática y Copei- Rodrigo Ernesto con cara de extrañeza dice , como es que mi padre financia nuestro viaje con lo que ganó en un año en la Asamblea nacional, si ahí lo que le pagaban eran ocho salarios mínimos (Dixit José Guerra), eso no nos alcanza ni para pagar una noche en un hotel de dos estrellas-Creo que papa Henry tiene problemas con la senilidad avanzada. El mosquetero Ricardo Enrique mete baza en la conversación para decir es mejor que nuestros padres no sigan hablando pendejada por los medios y que se queden tranquilo ; más bien que se preocupen por el tío Francisco que tiene una culebra con unas plantas eléctricas usadas que las vendió como nueva al gobierno por intermedio de su compañía llamada DERWICK .

Lo que pasa es que el padre de estos muchachos es mal agradecido y cara e tabla, porque al entierro de Pedro Tinoco ni fue ni mandó corona y al féretro de Carlos Andrés le hizo fe fe. El Henry es una plasta, porque Tinoco y CAP no solamente lo pusieron a ganar plata sino que hasta esposa le dio, ya, que CAP, cuando Ramos Allup era un divorciado pobre, cuarentón él, y veinteañera Diana Margarita CAP los presentó. Como diría el finado Oscar Yánez. Así son las cosas.

Los tres mosqueteros antes de subir al avión que los llevaría al estado de Florida hicieron un juramento al padre. Papa cuando veamos al gringo William Brown Field le vamos a caer a coñazo limpio por haberle dicho al Departamento de Estado que tú eras: poco creativo, presumido repelente y divisionista del partido. Henry agradeció el gesto de sus hijos pero les aconsejó no se vayan a meter en líos en los EEUU. Que ese gringo me lo dejan a mí, porque cuando yo esté Miraflores no lo voy a perdonar. Tampoco voy a perdonar al periodista Noel Pernía que se puso a decir que yo sabotié la construcción de la carretera Caracas- La Guaira, dizque porque el contrato no se lo dieron a mi suegro. Cuando sea yo presidente voy a quemar todos los retratos zambos de Bolívar y de Ezequiel Zamora y ambos los voy sacar del Panteón Nacional. Coño Diana me quedé dormido en la cuatro por cuatro blindada y tuve un bello sueño que si se hace realidad, traeremos a los muchachos de vuelta a la Patria.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1926 veces.



Omar Rivero Torrealba

Periodista. Escritor. Fundador de la Asociación Venezolana de Periodistas en Lara.

 riverotorrealbaomar@gmail.com

Visite el perfil de Omar Rivero Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: