Más sobre la auditoría del REP

Los auditores son como unos jueces, que dictaminan sobre las características de lo auditado: sus fortalezas, sus debilidades, los errores existentes y sus causas, los elementos positivos y sus bases, en síntesis se trata de un juicio de valor basado en el estudio y análisis realizado. No se entendería, sería un contrasentido, que el diagnóstico se efectuara antes del estudio, pues el mismo debe provenir de éste.
En el caso de la auditoría del Registro Electoral Permanente, la posición de los rectores de las universidades Central de Venezuela, Simón Bolívar y Andrés Bello, pareciera, por lo menos en ciertos momentos, contradecir los postulados anteriores. Uno de los supuestos expertos, un matemático de la UCV, no hace otra cosa que dar declaraciones políticas contrarias al Consejo Nacional Electoral y al objeto de la auditoría: el REP. Dicho en forma más sencilla, este “objetivo auditor” ya tiene el diagnóstico del registro mucho antes de haberse iniciado el estudio de auditoría.
El profesor Ríos se comporta como cualquiera de los políticos de la oposición golpista en lugar de asumir la posición de un auditor, de un juez, de alguien que tendrá la inmensa responsabilidad de efectuar un dictamen sobre el REP, con las recomendaciones para perfeccionarlo. ¿Cómo se puede creer en la imparcialidad del estudio que haga la comisión del rector París, si uno de sus “expertos” es un beligerante opositor del gobierno y está empeñado, antes de realizar la auditoría, en descalificar al REP y al CNE?
Otra pregunta que surge es: ¿Cómo pueden tres rectores de oposición, que jugaron a paralizar las universidades cuando el paro cínico de 2002, designar comisiones auditoras objetivas e imparciales? La propuesta de París, además, pretende auditar sólo en aquellas zonas del país alejadas, deshabitadas y con muy bajo nivel de vida, donde es posible que las llamadas inconsistencias del REP sean mayores, precisamente por las condiciones de las regiones en cuestión. Es como si quisiéramos saber la proporción de personas enfermas existentes en Venezuela y decidiéramos hacer una encuesta en los hospitales del país.
Ni Ugalde, ni Sharifker, ni París, merecen la confianza de nadie para designar comisiones imparciales y objetivas, que realicen una verdadera auditoría del REP. Están actuando como políticos de oposición y no como rectores y eso los invalida totalmente como árbitros. Decir que estas comisiones son de las universidades es también una inaceptable manipulación.

El Guayanés, cuerpo A, pp 6, 27-6-2006, Ciudad Guayana; Sol de Margarita, pp 10, 27-6-2006, Porlamar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2568 veces.



Luis Fuenmayor Toro

Médico-Cirujano, Ph. D., Ex-rector y Profesor Titular de la UCV, Investigador en Neuroquímica, Neurofisiología, Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología. Luchador político.

 lft3003@yahoo.com      @LFuenmayorToro

Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor