Que broma, los inocentes opositores no sabían que debían convocar el revocatorio el 10 de enero…

"Eso tengo que verlo personalmente, pero con el ojo de vidrio de tu tía" REFRAN POPULAR

Llegué a tiempo y me puse a mirar a mi alrededor para ver dónde estaba Anacleto, porque esta vez me había citado a una fuente de soda diferente a la usual. En la parte posterior del salón lo divisé, rodeado, como últimamente, de un grupo de jóvenes. Me escuché decirle: “Epa, camarada, ¿Cómo se siente…?” Me dio la impresión que no me había escuchado, pues oí cuando les decía: “Que broma… los inocentes opositores no sabían que debían convocar el revocatorio el 10 de enero”. Se volteó hacia mí, me guiño el ojo, y continuó: “¿Ustedes recuerdan a Súmate, la organización creada por los miembros de la otrora ‘Coordinadora Democrática’ que quería fungir como un CNE paralelo?, ¿la misma que realizó la primera recolección de firmas, que por cierto vendió como base de datos a Luis Gascón? Bueno… ese mismo grupo le advirtió a la MUGRE, equivocadamente, que para realizar un referéndum revocatorio necesitaban 222 días. En realidad se necesitan 242. Sobretodo, les recordó que el cronograma de trabajo del CNE estaba preparado para alistar todo lo concerniente a las elecciones de gobernadores y alcaldes que deben realizarse a finales de año”. Le dio un jalón a su cigarrillo y dijo: “Pero no quisieron escucharle, así como no quieren escuchar al órgano rector. Ellos quieren saltarse la baranda y hacer las cosas como les da su real gana. Es decir, o haces lo que te exijo o incendio al país. Por eso escuchan que sus voceros, entre ellos el del motorcito de Volkswagen, el chulo y el cejúo, se la pasan declarando que el ‘gobierno les está negando la vía democrática y constitucional que el pueblo ha escogido para sacar a Maduro’. Bueno… ¿Que el pueblo ha escogido? ¿No será el peine con el que quieren entrampar al gobierno, para calentar la calle? No crean que Nicolás le tiene miedo a un revocatorio y menos cuando todas las encuestas dicen que el 69%, sí, el 69% de los venezolanos aspiran a que Maduro termine su mandato. Que su popularidad ha caído, puede ser cierto, pero la ventaja que sacó la MUGRE el 6D ya se desvaneció. Pregunten a la gente en la calle si les creen. La semana pasada les envié un mensaje que parecen no querer aceptar, de seguir la conseja de dejar quieto lo que está quieto, porque de no hacerlo se van a llevar una sorpresa poco grata”.

Estuve revisando todo lo concerniente a los referendo, para refrescar, al respecto, algunos conocimientos. También indagué sobre lo expresado por Anacleto sobre las recomendaciones de Súmate. Más sabe el diablo por viejo que por diablo; Anacleto tenía toda la razón.

Dicen los grandes “intelectuales internacionales” que en política dos mas dos no son cuatro. No sé de dónde han sacado eso porque la matemática se conoce como una ciencia exacta y un total es la suma de todas sus partes. No voy a copiar y pegar los lapsos que se establecen desde hace años en el reglamento de los referendo, eso lo dejo a ustedes, pero indudablemente suman 242 días. Esto me lleva a pensar que los resultados circunstanciales del 6D tomaron por sorpresa a los mugrosos, si es que así podemos llamar a los integrantes de la MUGRE (trad. del inglés de MUD), que vieron que sus artimañas habían dado un impensable resultado: ganar la mayoría en la AN, para el cual no se habían preparado, lo que de inmediato los aceleró y los llevó a pensar que era el momento de tumbar al gobierno.

Digo esto porque quién se prepara para una contienda de cualquier tipo estudia todas las posibilidades que ella conlleva: el triunfo, el empate y la derrota. Cuando uno tiene la convicción de ganar, discute y hace todos los preparativos para ejercitar su triunfo y evitar imprevistos. Cuando nada se prevé, no pueden existir imprevistos. Se preparan los “comités de enlace” y se estudian las primeras acciones a tomar. Nada de eso se hizo porque creían que volverían a perder. Saben que la gran masa poblacional no los quiere y que su triunfo circunstancial se debió a las guerras, sobre todo económica, mediática y alimentaria, que desataron contra el pueblo, pero que se las arreglaron para culpar al gobierno de ellas; gobierno, que por cierto, cometió muchos errores sobre todo en eso de aplicar mano dura contra las delincuencia, las guarimbas y el bachaqueo.

Fíjense si estoy equivocado: lo único en lo que pudieron ponerse de acuerdo, desde el 6D hasta que asumieron en la AN en enero, fue en la “Ley de amnesia criminal y autoperdón”. Ni siquiera un papel de trabajo que mencionara “La ley de la última cola”. Y empezó de inmediato la discusión sobre el método para sacar al Presidente: la enmienda, vacío de poder, revocatorio, renuncia, y cuanta insensatez se les ocurriera, para tratar de dar un golpe parlamentario que desconocería la voluntad de la mayoría que eligió a Nicolás, esté o no disgustada. Y todo porque no creen en la vía democrática y porque saben que no tienen pueblo que los acompañe. De ahí que sigan intentando calentar las calles con las consabidas consecuencias.

Trataron de congraciarse con la FANB y al ver que por ser Bolivariana no se prestaría jamás a una aventura, la empezaron a vilipendiar y ofender, para ver si el mundo les cree que son las víctimas. Y entonces hicieron creer que entrarían por la senda democrática, recogiendo las firmas de intención para un revocatorio, que saben de antemano que se llevaría a cabo el año que viene, para tan sólo presentar un espectáculo misógino lastimoso, ofendiendo a las rectoras del CNE y haciendo que los ciudadanos de a pié se sientan con el mismo derecho a injuriarlas. Pero eso no les bastó; salió una comisión de esos agentes apátridas a solicitar que a nuestro país se le aplique la Carta Democrática, porque no les duele la patria. Son los mismos del 2002 y con las mismas ambiciones, todos cortados por el mismo sastre.

Amigos, el retorno de la paz al país no es sino a través de su conciencia como país. No puedo aceptar que un líder extranjero, y menos unos títeres politiqueros externos con pasados obscuros de corrupción y malandraje, me venga a señalar a mi como venezolano cual es el camino cuando esta tierra parió hombres de la talla del Gigante Hugo Chávez, que despertó no sólo a Venezuela, sino al mundo, y que nos dejó un proyecto hermoso de país en democracia, democracia participativa y protagónica, en la que todos tenemos algo que decir. Nuestra patria nació diciendo “por aquí”, así que nadie venga a decirme a estas alturas por donde es. Creo firmemente que Venezuela nació para ser libre y decir cual es la senda; no para seguir a otros ni sus instrucciones. Esto es algo que la oposición en general nunca aprenderá porque, como ya dije, no les duele la patria sino que prefieren un rollo de papel “tualé” de marca.

¿Tenemos o no suficiente materia gris como para decirles, a todos ellos juntos, por donde es la cosa? Ellos lo único que saben hacer bien es mentir. Nuestra lucha es y seguirá siendo una lucha de clases, eso es algo que no debemos olvidar. Defendamos los principios y beneficios logrados en tiempos de revolución. Que jamás te vuelvan a engañar como a un pendejo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2381 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Semprún Jurado

Luis Semprún Jurado

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a228540.htmlCd0NV CAC = Y co = US