Predicciones del 2015 y la cirugía de los tecnócratas neoliberales

No suficiente con vaticinar una panorama sombrío en el 2015 las predicciones políticas de la oposición son de temer, nos advierten de una ofensiva imperialista, un escenario escalofriante para el 2015, nos pintan una situación en la que “la situación luce como un juego de niños en comparación con lo que ha de venir el próximo año, dijo el profesor de Economía de la Universidad Central de Venezuela, José Guerra”, “El año que viene, el panorama pinta mucho más complicado. Las personas que viven fuera de Venezuela no tienen idea de lo difícil que se ha convertido la situación económica en este momento, pero el año que viene va a ser mucho más difícil”, “Todo esto es una situación de emergencia nacional”, “Ellos parecen estar dispuestos a seguir con ese juego hasta que se les caiga en pedazos al mundo”, enfatizó Ochoa, profesor de Economía de la Universidad Católica Andrés Bello. “los venezolanos sufrirán dificultades económicas mucho mayores que las que han visto hasta ahora y que la situación continuará agravándose progresivamente con el tiempo…”. ¿Nos preguntamos si esos pronósticos no son acaso advertencia del imperialismo de los EE.UU y las trasnacionales petroleras en su estrategia de reposicionarse en el mercado, la nueva etapa de “la guerra económica” que nos viene en el 2015?. ¿Vendrá una situación de emergencia nacional?.

Tales son las predicciones que se recogen en un artículo de Antonio María Delgado, titulado “Auguran negro panorama económico para Venezuela en el 2015”, de fecha 23-10-2014, publicado en Venezuela El Nuevo Herald
(http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela es/article3312377.html#emlnl=Bolet%c3%adn_de_Venezuela#storylink=cpy). Al parecer, “no son juegos de niños”, sino juegos de guerra, lo que viene en advertencia para Venezuela, una situación más complicada económicamente dicen que hasta que se caiga a pedazo el mundo (el país), dificultades económicas mayores, que continuarán agravándose, imaginamos se profundizará el contrabando, la especulación, el cierre de empresas, el saboteo económico, el juego a la hiperinflación, el desempleo social, la desaparición de los medicamentos, de los alimentos, prácticamente un caos económico y social que progresivamente las fuerzas económicas capitalistas están dispuestas a continuar hasta hacer tambalear el gobierno de Maduro, al punto de que hablan de una “emergencia nacional…”, en todo caso, ¿En que sostienen sus argumentos? Dicho artículo pretende presagiar para Venezuela un panorama amenazante, de temer para el país en el 2015, ¿Cuáles son las premisas del escenario del 2015?

Veamos que dice el artículo al respecto: “Los problemas se verán agravados en los próximos meses en vista de una pronunciada caída de la renta petrolera, tras una contracción en el precio del crudo desde el promedio de $98 por barril registrado el año pasado hasta un nivel que podría estar entre los $72 y los $82. Con base en el cálculo más conservador de los $82 por barril, los ingresos petroleros de Venezuela pasarían de los $81,100 millones estimados para el año pasado a cerca de $63,300 millones, proyectando también que la caída de producción de crudo que ha estado sufriendo Venezuela en los últimos años se mantenga en solo 3.5 por ciento, explicó Ochoa. Pero esa renta de $63,300 millones no ingresaría en su totalidad a las arcas del Estado. De allí deben salir cerca de $5,380 millones para pagar el servicio de deuda de PDVSA prevista para el próximo año, y alrededor de $8,000 millones para cubrir los costos de importación de crudos y productos refinados, que sumaron ese monto en el 2013 y probablemente estarán en el mismo orden este y el próximo año. De los $49,920 millones restantes, Venezuela deberá también cumplir el servicio de su masiva deuda con China, incluyendo las facilidades conocidas como el Mega Préstamo y el fondo pesado, y luego restar los envíos de crudo que realiza a Cuba y a los países miembros de Petrocaribe. Adicionalmente, quedarían los miles de millones de dólares del servicio de la deuda la República y las necesidades de divisas para importar productos del sector privado. “Es obvio que esto no alcanza”, enfatizó Ochoa.

Como vemos estos cálculos opositores basados en la manipulación de los precios del mercado petrolero, la saturación de petróleo, sin embargo; dichos cálculos no toman en cuenta “las acciones políticas anticíclicas” que podría adoptar el Estado venezolano, no consideran la diversificación del mercado petrolero, las relaciones económicas con el poderío de China, los países del Brics, la integración dentro de la Celac, Petrocaribe, el papel de Venezuela en Unasur, Mercosur, solo las acciones del mercado petrolero activadas por los transnacionales petrolera de los EE.UU, despreciando además las acciones posibles dentro de la OPEP para frenar “el escenario negro que auguran para el país en el 2015”. En todo caso, vemos como esos augurios se unen a las políticas de ajustes del imperialismo. ¿A cuenta de cuales cálculos políticos son sus predicciones económicas? Lo sustentan en las políticas manipuladoras del imperialismo de los EE.UU, de manipular los precios del petróleo, de desestabilizar el mercado petrolero, de saturarlo con los barriles saqueados de Libia e Irak, además con la explotación de los esquistos, en todo caso, la estrategia está montada, “desequilibrar la balanza de pago venezolana”, en esto es en lo que se enfilan sus baterías, dado que no pueden con sus golpes fascistas (guarimbas) ahora vienen en pro de debilitar la economía venezolana, atacando desde lo externo, la base de su presupuesto interno, desequilibrando la economía aún más, dado que ha sido insuficiente el contrabando y la especulación para subvertir la sociedad venezolana.

Por lo pronto, ante del 2015 se limitan los vaticinios neoliberales de indicarle al gobierno, --analizando dicho “negro panorama”--, propuestas neoliberales de “La solución de los graves problemas que acechan a la economía venezolana requerirían de un radical paquete de reestructuración y cerca de $40,000 millones en préstamos de algún organismo multilateral, dijeron economistas, al advertir que la falta de acción por parte del chavismo está conduciendo al país aceleradamente a uno de los períodos más difíciles de su historia”. Es decir toma como verdades ciertas palabras de economistas que dan por hecho sus augurios en el 2015, en todo caso pretenden endeudar al país con la siniestra banca internacional, el fondo monetario internacional, de allí que recomiendan al gobierno de Maduro “un radical paquete de restructuración y prestamos financieros hasta por 40 mil millones de dólares”. ¿Que nos quieren decir estos economistas con eso de “paquete radical”? ¿Qué quieren con el país? aspiran retroceder a Venezuela hacia un nuevo “período difícil de la historia republicana” o chantajear a Maduro que resiste la presión neoliberal? Leamos las recomendaciones radicales de los economistas neoliberales, “el paquete de restructuración”: “Medidas como algún programa de recortes del gasto para reducir un déficit fiscal consolidado que ronda el orden de los 15 puntos del Producto Interno Bruto hasta el momento evaden el discurso oficial, mientras que Maduro hasta el momento ha mantenido engavetados los planes que podrían aliviar los desequilibrios, como un aumento en el precio interno de la gasolina y la unificación del tipo de cambio, lo que constituiría en una macro devaluación”. Vaya lo dicen sin desparpajo, una “macro devaluación” para que se dispare el precio del dólar, y los precios internos, ¿Es esa la terapia a corazón abierto?.

En lo inmediato los economistas neoliberales proponen estas medidas, para descargar la crisis por la vía no solo de los precios de mercado, (Hiperinflación, producto de la macro devaluación) sino también de la reducción del “gasto social”, dizque para reducir el déficit fiscal, como si 15% de déficit fiscal fuera desproporcionado, por cierto un porcentaje moderado, seguido plantean el aumento del precio de la gasolina, asunto que está planteado pero lo de la unificación cambiaria es imposible dado el sistema de banda que beneficia las importaciones que el país requiere. En todo caso, el paquete de medidas de desacelerar el gasto, aumentar la gasolina, devaluar simultáneamente es verdaderamente una “terapia a corazón abierto” ¿Que aspiran realmente los economistas radicales del neoliberalismo? ¿Desestabilizar el país con sus medidas “radicales”, a quienes engañan?. Contrariamente proponen hacer lo que quieren predecir, “un panorama negro”, cuando ellos mismos lo incuban, oscurecen el horizonte, y como dicen ellos mismos, de que “…están consciente de que representa un “costo político es muy alto, es muy elevado” según el profesor de Economía de la Universidad Central de Venezuela, José Guerra. No hay dudas, desean rememorar “un paquetazo neoliberal”, empujando al gobierno de Maduro al abismo, con sus recomendaciones radicales, pero con Maduro el pueblo está seguro.
En todo caso; es decisión del gobierno adoptar las medidas sin presión y chantaje alguno, ponderadamente, ajustadas a las necesidades populares y no precisamente de quienes desean descargar “los desequilibrios macroeconómicos” sobre el pueblo, como bien lo refleja “la guerra económica”, tratando la burguesía de descargar el peso de la acumulación del crecimiento del capital, el peso del crecimiento económico sobre los hombros de los trabajadores, sin embargo, los economistas neoliberales tal como Orlando Ochoa considera que para el gobierno “Todo esto es una situación de emergencia nacional, y lo están tratando con un ‘cuentico’ de la guerra económica”, dijo el economista Orlando Ochoa, en referencia a la reiterada acusación del régimen de que los problemas de desabastecimiento del país son producto de labores de sabotaje de la oposición”, --la realidad ha demostrado, no solo que eso es cierto--, para este economista, “la guerra económica no existe”, si eso es así, el desabastecimiento debe ser también “un cuentico de la burguesía”, la situación creada con el contrabando y el desabastecimiento una “fábula capitalista”, en todo caso insisten en que “la guerra económica es un juego” según el profesor Ochoa, de la Universidad Católica Andrés Bello, pura “retórica del gobierno”, como si la oposición no saboteara políticamente el país, a través de la guarimba y la campaña internacional unido con el sector económico, en sabotear la economía del país mediante el desabastecimiento y ahora a través de la ofensiva petrolera de las transnacionales.

El mismo Ochoa de hecho, confiesa: “la economía venezolana requiere el equivalente de una cirugía de corazón abierto, que debería ser aplicada por un masivo equipo de tecnócratas que pudieran revisar y corregir todas las distorsiones y enfermedades acumuladas en las empresas privadas y públicas durante 15 años de políticas socialistas”. Como se ve, no se trata de simplemente de un cuentico, de cuentos y fabulas de guerra económica, es real, pretenden una “cirugía del corazón abierto”, se trata de cirugías en manos de neoliberales “tecnócratas” capitalistas, que llevarían la operación quirúrgica hasta niveles de sacrificar vidas sociales, reduciendo el gasto social, acabando con las Misiones Sociales en aras de “supuestos equilibrios fiscales”, pero para bien de Maduro, como decía Chávez, rememorando a Miguel de Cervantes, en Don Quijote, “si ladran los perros es porque vamos por buen camino Sancho”, Maduro dice Ochoa, “Con un gobierno marxista, populista, encabezado por un líder débil, la posibilidad de aplicar este tipo de ajuste se hace absolutamente imposible”. ¿Qué quiere decir? Que Maduro no aplicara un paquete radical neoliberal., su “populismo” como dicen, es prueba de que apoya al pueblo y no a la burguesía empresarial en tanto que su liderazgo es legitimo, producto d ela mayoría electoral del país.

Como se ve, los tecnócratas economistas neoliberales pretenden realizar ajustes solo “en las empresas privadas y públicas”, solo le interesa lo económico, pero que hay de los derechos sociales de la sociedad, los tecnócratas se olvidan de ella, simplemente ven distorsiones y enfermedades económicas, como producto del gasto, más no ven distorsiones sociales y enfermedades sociales productos de los ajustes económicos tecnócratas aplicados en el pasado, y que fueron productos de más de 40 años de políticas de ajustes capitalistas, y que vieron reforzadas la pobreza social, la hiperinflación, la distribución desigual de riqueza, el desempleo crónico y masivo, dependencia petrolera, economía monoproductora, estudiantes sin cupos, privatización de la educación y la salud, entre otros males sociales los sin techos, y que aún los responsable del desarrollo capitalista venezolano siguen afectando la economía de los venezolanos puesto que la han “…sometidos este año a una acelerada pérdida de su nivel de vida y a sufrir los efectos de una tasa de desabastecimiento que oscila entre el 65 y el 85 por ciento y una tasas de inflación, “ajustada” oficialmente para reflejar los beneficios de los subsidios gubernamentales, que cerrará este año en más del 70 por ciento”, señala Antonio María Delgado. Quiere decir que mientras los empresarios aumenta los precios, el gobierno aumenta “los subsidios” para que el pueblo acceda a los alimentos, ¿No le parece una hipocresía quejarse del desabastecimiento con niveles de precios lucrativos, ajustados por los empresarios?.

Finalmente dicen los expertos neoliberales que “las críticas del ala marxista más radical del chavismo, que le impiden tomar cualquier medida de aspecto neoliberal”, que “el gobierno está secuestrado con la retórica socialista heredada del fallecido Hugo Chávez Frías”, “que Maduro hace muy poco para encarar el problema” con las medidas que recomienda los neoliberales de izquierda y de derecha, que está según ellos, “obligado a un cambio de rumbo”, “a destrabar los monumentales desequilibrios” “Para cerrar este perverso círculo de desequilibrio e inflación también se requeriría de una profunda devaluación, una reorganización del flujo de caja de PDVSA [la compañía estatal de petróleos], y un préstamo internacional de balanza de pago de más de $40,000 millones”, afirmó Ochoa. ¿Saben para qué? Dado la insuficiencia de divisas, para responderle a los empresarios en “atender las deudas comerciales acumuladas por el sector privado”, ¿Dígame, endeudar el país porque unos irresponsable empresarios se endeudan inescrupulosamente, asimismo, disminuir el gasto social para acumular dólares del Estado para sus fines comerciales, claro cerrando el déficit fiscal, pero ampliando la deuda externa a costa del sacrificio social del pueblo para beneficios de los empresarios, éste es la esencia de sus recomendaciones radicales, la de depauperar el país, y eso que pretende gobernar un país con un panorama sombrío, será para declararlo en emergencia nacional como dicen que está.










Esta nota ha sido leída aproximadamente 7636 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a197275.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO