Alerta con el Imperio y el Fascismo

Está evidenciado objetivamente que el socialismo se  contrapone al modelo  salvaje  y depredador que ostenta el capitalismo. El sistema devastador del capitalismo y su variante imperial es históricamente un camino hacia la autodestrucción, sin ambigüedades ni resquemores. Esta es la verdad del cuento cuyo testigo es la historia.

En ese tránsito irreversible del final de la especie humana que trae consigo el capitalismo sus objetivos son inminentes y claros, es una verdad histórica que sólo tiene como contrapeso el ideario socialista por su viabilidad y su necesidad como opción única para una vida sustentable, unida, fraterna y solidaria. Estas utopías están reflejadas en los alcances y logros del socialismo en lo político, económico, social y cultural, incluyendo la preservación del medio ambiente y la introducción de nuevas tecnologías.

Poco a poco, Nuestraamérica ha ido construyendo espacios para la integración y encuentros de pueblos y Estados, con pasos sobresalientes. Ahí están la ALBA, MERCOSUR, la UNASUR, entre otras iniciativas para contrarrestar el asecho imperial.

La derecha fascista es el enemigo histórico del socialismo; en estos criminales  la tregua es una ilusión y jamás van a ceder en la autodestrucción de esta hermosa Tierra. Y esa intimidación se acrecienta en El Caribe, Centro América y Latino América, es decir, en todo nuestro hemisferio, aunque esta amenaza envuelve a los países rebeldes del mundo.

La inherencia de EE.UU. en la autodeterminación de los pueblos, a través de su armadura militar, así como la superioridad tecnológica y de fuerza, busca insertar a toda costa su hegemonía destructiva, la cual no deja dudas sobre todo en su afán desmedido de destrucción del género humano.

Y hoy día ofrece a todas luces una suerte de ultimátum. Con las bases militares en el hemisferio suramericano, el imperio está obligando a nuestras naciones a considerar que la pausa ha concluido; y  sobre la rescinda paz ya el propio Bolívar (1829) la exteriorizaba: “Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad”.

La ampliación de la presencia militar del Comando Sur en Colombia mediante un acuerdo de entrega de la soberanía colombiana, permite al Pentágono utilizar siete bases, dos de ellas navales; es el resultado de una concretización de un escenario bélico que devela una panorámica de una guerra sin precedentes y fuera de toda lógica. Seguramente que esta es la paz que desea la derecha fascista si es que logran sobrevivir, porque sólo quedarán las piedras, si acaso.

Es deshonesto hablar después de democracia, soberanía, derechos humanos, libertad de opinión y otras exquisiteces cuando somos devorados inmisericordemente con la misma facilidad que un sapo se devora un insecto. Lo que el imperio pretende,  en conchupancia con la apátrida  derecha fascista, es una lucha entre los hermanos y hermanas de este hemisferio.

La lectura del acuerdo colombiano suscrito en 48 páginas revela que no solo las bases aéreas  y el mar Caribe se ponen a disposición de los yanquis, sino también los aeropuertos civiles y cualquier instalación útil a sus fuerzas militares. ¿Colombia para los yanquis? 

Esta injustificada y odiosa tiranía constituye una amenaza al mundo, pero al mismo tiempo una mortífera amenaza al imperio porque tampoco es que está bien parado ante los ojos de la comunidad internacional, como consecuencia del sistema de explotación, crímenes y saqueo que ha instaurado en todas partes. (Posee cerca de 900 bases militares esparcidas en esta agraciada Tierra; para ahondar sobre el tema ver en Aporrea http://t.co/1U9zKOcKjg ).

De otro lado, las expresiones  contrahegemónicas de multitudes que alientan a los demás débiles, que recorren los pueblos, han sembrado optimismo y más temprano que tarde se podrán superar las políticas de hegemonía militarista imperiales al contraponérsele la fuerza, la voluntad y el desmedido amor de los pueblos que ya han consagrado procesos liberadores y autonomías en su Estados. (Para profundizar más la materia, leer en Aporrea en el siguiente enlace http://t.co/nhlIbLQFtV ).

El objetivo “secreto” del Plan Colombia es el petróleo, Hay una puja por el apropiamiento de los recursos naturales no renovables, que están escaseando. Venezuela se sitúa en ser la primera fuente de reservas de petróleo mundial.  Y está en sintonía en la conformación de un orden mundial multipolar con equidad social, tras un liderazgo latinoamericano enraizado en el pensamiento Bolivariano, Chavista y Humanizado.

Alertas compatriotas sobre las amenazas que se ciernen que están colocando en una disyuntiva la estabilidad y la seguridad mundial. Estamos corriendo riesgos en todas partes, económicos, ambientales y bélicos, debido a la amenazante y criminal política imperial, y nosotros de alguna manera somos el ojo de ese huracán.

 ¡¡¡Viviremos y Venceremos!!!

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1237 veces.



Alberto Vargas

Abogado y periodista, egresado de la UCV, con posgrado en Derecho Tributario y Derecho Penal. Profesor universitario en la cátedra de Derechos Humanos

 albertovargas30@hotmail.com

Visite el perfil de Alberto Vargas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: