¿Será que abdicarán o los hacemos?

Sería bueno que se impusiera la moda que los monarcas puestos a dedo, los imperialistas con máscara de demócratas, los que se creen eruditos en gerencia, se percaten de lo ineficiente que han sido realmente y sumado al temor a ser ridiculizados, descubiertos y puesto a derecho, decidan entregar las riendas a un sucesor realmente capaz. Pero, ¿cómo abdicar algo que realmente no es suyo?, cómo ceden lo que por error se les entregó pensando que trabajarían para el colectivo, que sólo fue suyo cuando llegó y basado en mentiras bufonescas, llenó a la mayoría de utopías y lo único que hizo fue crear el club de "los lambe pisos" y muchos detractores a su fatal gestión.

En referencia a esto, Luis Brito García escribe: "Se abdica de aquello que no se tiene. Einstein no puede abdicar de la Teoría de la Relatividad, ni Picasso de su pintura. Los genios no dimiten, porque son lo mismo que su obra. Sólo nos pertenece lo que hacemos. Estamos de acuerdo, entonces, en que ninguno puede apropiarse un país que no creó, ni de cargos para los cuales no lo han elegido los gobernados. "

El Diccionario de la Real Academia Española (RAE) nos entrega tres definiciones del término "abdicar":
1. Dicho de un rey o de un príncipe: Ceder su soberanía o renunciar a ella.
2. Renunciar a derechos, ventajas, opiniones, etc., o cederlos.
3. Privar a alguien de un estado favorable, de un derecho, facultad o poder.

Primero que nada les aclaro que no hablaré de reyes sino de funcionarios. Para que la renuncia se dé por las dos primeras definiciones, debe existir causas específicas, por ejemplo problemas de salud, la humildad, el pundonor, inconvenientes familiares, desconocimiento de la ley; en fin pueden existir un sin fin de orígenes que lleven a un funcionario a desistir de sus funciones y esto permitiría a dicho funcionario salir por la puerta grande, sabemos que es casi imposible que un capitalista entregue la gallina de los huevos de oro y menos cuando cree que lo hace muy bien y que nunca será descubierto.

Pero cómo entre cielo y tierra no hay nada oculto, comenzará su calvario cuando sean descubiertos y salgan dando lastima, pena ajena y pidiendo clemencia, y más si en su gestión lo único que mostró fue falta de respeto hacia el personal a su cargo, nada era más adorable que el ser adulado, ser el protagonista, nadie podía ser más importante que él, todos los logros eran de su autoría (aunque todos sabían que no era así), exigía resultados pero no daba los espacios para lograrlo; que haya sido una mancha gris, un contrapeso en una institución en crecimiento, la parte menos recordable del pasado, cuando el presente fuese fortalecido. Es así como quedan los que por la tercera definición son obligados a declinar, su soberbia se hace llanto y su maldad se convierte en su verdugo, voltea y encuentra soledad, sus secuaces dieron un paso lateral y huyeron, ya no cuenta con ellos, están esperando al nuevo funcionario para tender sus redes del oportunismo, esta solo ante la justicia y la verdad.

Llegó la hora de hacer sucumbir en sus fauces a los funcionarios, que desean ver nuestro proceso revolucionario dilapidado, ver que están lanzando por la borda el esfuerzo del líder eterno Hugo Chávez, ya es suficiente con la derecha golpista, asesina y desorientada, no se puede continuar aceptando Contrarrevolucionarios Enquistados en las instituciones, es la hora del pueblo, la hora verdadera, el momento de ser escuchados directamente por el gobierno de Nicolás Maduro, basta de falsos intermediarios que viven de mentirnos, es tiempo de unir esfuerzos para obtener resultados para todos, en tu comunidad, institución, alcaldía y gobernación, este sueño de Bolívar se hizo realidad, guiados por otro libertador, quien nos enseñó que solo el pueblo puede y debe batallar hasta el cansancio por realidades concretas e insolutas, lo que debe disolverse son las mafias que apoyan el golpe suave.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1408 veces.



Igor Aranzazu


Visite el perfil de Igor Aranzazu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: