La tecla fértil

Machado, una triste historia ideológica

Hay que retomar los barrios, para dar a conocer el proyecto político del país en un solo ideario y visión de poder. La unidad, es el mejor dispositivo para proyectar actividades económicas y culturales según el pensamiento político que se líderiza en cada visión de argumentos válidos para la transformación del Estado. Acá, el individualismo hay que dejarlo atrás y manejar mejor el diálogo confrontado por Jacques Rousseau, con su vecindario académico acerca del contrato social, se debe ampliar la gama de criterios para entender el desarrollo industrial de nuestra nación bolivariana y la acción envenenada de algunos distribuidores de comestibles que agravan las compensaciones salariales.

Dejemos aislada la convivencia forzada, alimentada por el miedo y seamos más expansivo en la toma de decisiones, la dureza de corazón nos esta haciendo daño existiendo una universalización progresiva en no solventar los problemas apremiantes y ajustarnos al reconocimiento libre que somos venezolanos ,porque tenemos verdaderamente patria y el camino ha sido trazado, El Socialismo del siglo XXI. Cada fábula es terrible para nuestra esperanza, jamás podemos aceptar una teoría proveniente de grupos disidentes de una derecha perversa, que, solo desea crear anarquía en el poder, la unidad es necesaria tanto en el oficialismo, como en una oposición cada día más dividida por sectores pro capitalistas deseando solo desbancar al Estado Bolivariano en su economía y participación cultural de los colectivos.

Cada lucha es accionaria y tenaz para lograr el objetivo final. El movimiento estudiantil, tiene muchas aristas falsas. En éste tiempo no genera confianza, algunos con más de quince años en la universidad con salarios y carros nuevos para provocar protestas sin sentido lineal de la lucha de clases. Nos movemos en distintas realidades con falsos positivos y una religiosidad que es contraria al sentimiento popular, ya que el Catolicismo en Venezuela es un brazo ideológico de la derecha venezolana y sus sacerdotes expelen homilías de odio a la unidad de los pueblos, Arnaldo, estuvo en el Seminario Kermaría de La Grita,( Táchira), cada vacaciones para recibir cursos de jóvenes socialcristianos de la Universidad de Los Andes, motivados por el ex gobernador del Táchira, César Peréz Vivas, lo encerraban, al igual que los cursillistas, en un cuarto oscuro parado en una silla para que diera una alocución sobre el socialcristianismo y su mayor exponente de ese entonces, el Doctor Ráfael Caldera, en la noche, soltaban unos lobos para que nadie escapase hacia Las Pavas, un cabaret cercano al Seminario. Sonia, se veía con Arnaldo en el pueblo larense de Barquisimeto capital- para dialogar y esmerarse por cultivar una buena amistad, pero,la deslealtad, siempre ha sido símbolo de la desunión y traición a los principios democráticos de la República.

Nadie puede considerarse dueño del poder, porque se debilita y origina la anarquía y el fascismo, como ha sucedido con María Corina Machado y sus actos delictivos, porque su grupo busca destruir los bienes de nuestras instituciones a costa de nuestros impuestos y lo que produce la energía petrolera. La actitud, asumida por un grupo de dirigentes opositores ha sido degradante, porque, buscan un Golpe de Estado suave y dañar la infraestructura física de obras vitales en el país.

Esto, ha originado una conmoción general en ciudades claves y con un parque industrial que refleja la visión futura del país. De allí que, la mayoría de los detenidos han pasado al Ministerio público. El partido político, Voluntad Popular, ha sido denunciado como causante de estas atrocidades por la acción vandálica de muchos de sus miembros hacia la propiedad pública y privada.

Nos encontramos en tiempos de los hechos fantásticos, pero, la MUD debe proseguir su trabajo por la paz y como no, ejecutar su campaña electoral bajo los lineamientos que marca nuestra Constitución Bolivariana, son pasos a seguir, muy rapiditos sin desviaciones o guarimbas, apóyense en Acción Democrática, nunca en ese partido de las maleficencias, llamado Voluntad Popular. Nuestro Socialismo es libertad y una suma constante de criterios que descifran el amanecer de una Venezuela grande y Libre-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1205 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a187927.htmlCd0NV CAC = Y co = US