Este país, que fue de los chupópteros, ahora es de todos

Y de ahí su “arrechera” que proviene de, no digamos en igualarnos porque eso no es, nosotros jamás seremos amos del valle o inmigrantes escuálidos, en nuestras venas corre sangre de libertadores. A lo que nos referimos, es a que ahora y duélale a quien le duela, la calidad de vida del venezolano normal y corriente; no el que tiene de todo y anda con el odio, sino el que para tener su casita a tenido que trabajar duro o no digamos su casita, digamos levantar su hogar, dicho sea de paso, ahora se ven mas familias unidas por todos lados y mas retoños también.

Entonces, al ser el chorro petrolero para todos se crea esta insólita desesperación de la “gente del este” que en medio de su ratón y su past-on, se creen con la potestad de hacer lo que les da la gana, de pasarse la constitución por el forro. Son situaciones dadas por no meter presos a golpistas profesionales, altamente entrenados ayudados, auspiciados por una serie de dueños de medios y periodistas que han conformado un gigantesco partido político en contra de la paz bolivariana. Lo inverosímil de la cuestión, es que están basados en la mentira, el odio y la maldad.

Esa mentira que recorre todos esos medios políticos de la derecha y que solo se conecta con una clase social; los que tienen plata como para reunir 120 mil millones, para pagarle a matones profesionales en mototas de las que cuestan de 200 palos hacia arriba, 3.000 bolívares diarios, para que siembren el terror pero en realidad, ese terror y todo su humo se lo huelen los habitantes de los edificios y casas aledañas, con esos apellidos raros como tienen también muchos “periodistas” de la oposición, lógicamente, representan a su clase pudiente, los chupópteros.

Son distintos, los intereses de cada quien en esas clases pudientes, unos son dueños de negocios y como están caídos con los kilos de la usura y todos los desmanes que cometen, se anotan con la violencia a ver si así se libran de la ley. Otros quieren el poder a todo costo y son los lideres de una clase social que ve como sus hijos en sus camionetotas, son atrapados en las calles de Venezuela con drogas; los padres que siempre fueron alcahuetas, pasando trabajo pero con billete para sacar del peo a su malandro, que seguramente, saldrá rápido y asustado.

No creo que pase de escaramuzas y destrozos de la derecha parásita, este nuevo empeño por salir del gobierno que esta sembrando el petróleo, esa siembra oculta por el partido mediático mundial, esparcidor de odio, boicot, saboteo, en una patria de millones de personas viviendo mejor que antes y cuando digo antes, me refiero a que en la cuarta éramos 20 millones, ahora somos 30; en vez de hacerse mas difícil el reparto de la renta petrolera, se hace ahora con conciencia patria porque el que tiene, tiene. Es hacia quien no tiene a quien va dirigido.

Así, podrán salir los dementes Leopoldo que quieran, las violentas Gaby Arellano que sean, las apatridas Machado que lo deseen, los malandros violentos que convoquen; sean quienes sean, se encontraran con una vanguardia de 547.000 combatientes de vanguardia, solamente de las UBCH. Por consiguiente y tomando en cuanta la cantidad de entes gubernamentales y militares, universidades y tantos otros, que conformamos el legado de Chávez, veo muy difícil que estos grupúsculos de fariseos escuálidos, pagados por la burguesía chupóptera y aupada por el nuevo CAPriles, puedan con una nación ejército, dispuesta hasta a pelear con el papá de los helados, algo que no se desea. Luego de las loqueras del desestabilizador a sueldo y su equipo de apatridas; no se si llamarlos apatridas porque sí tienen patria, como son, Italia, Portugal, España, y gente de tantos otros países a los que la cuarta les abrió las puertas de nuestra nación bolivariana y estos se creen ahora con el derecho de aniquilar la tierra que les salvo de morir de hambre, que les dio techo; por cierto las mejores urbanizaciones y les da estudios costosos, a esos mismos que rompieron la Fiscalía General de la República y gran parte de esa Caracas, que llego a ser un gigantesco antro y que poco a poco va saliendo junto al país, de la oscuridad, así, los chupópteros no ayuden con este necesario y gran propósito, de poner bella y reluciente a Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1025 veces.



Jorge Osorio Rojas


Visite el perfil de Jorge Osorio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a182358.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO