López quiso ser Ribas y fue otro Boves

Hace 200 años se escenifico "La Batalla de La Victoria", fueron armados aproximadamente mil jóvenes, estudiantes, trabajadores y seminaristas, que guiados por un prócer independentista "José Félix Ribas"; sorprendió al enemigo y mostró al mundo la cara del venezolano a pie aun vigente, del que solo con las fuerzas del alma y las ganas de libertad puede acabar con los muros y los techos que no les permiten crecer.
En el 2014 un tirano disfrazado de oveja, quiso hacer ver basado en mentiras y cumpliendo órdenes de sus manejadores y financistas gringos, que nuestra patria necesitaba un nuevo camino, un nuevo rumbo, inyectó violencia psicológica a unos jóvenes, les inoculó el desprecio que ha sentido por el pueblo durante toda la vida, diñó a los estudiantes ofreciendo lo que no podrá conseguir nunca por la vía de la violencia.

Este personaje oscuro traicionó a la mayoría de los dirigentes opositores, que se comprometieron junto al Gobierno Revolucionario, para dialogar y encontrar soluciones a las problemáticas habidas en nuestro país, todo basado en la búsqueda de la obtención de la paz en Venezuela.

Este ser ignorante es incapaz de entender que el venezolano no quiere estar en guerra, que las mujeres y hombres de nuestra tierra, son personas luchadoras por una vida plena, entregadas al amor, con una conciencia incomparable y la alegría imborrable en el alma; este despreciable y además cobarde lanza a unos pocos a quemar, dañar y hasta matar, engañándolos diciéndoles que esto será suficiente para acabar con la Revolución.

El Boves que lleva dentro nunca ha podido percatarse que este pueblo está unido por el amor a la patria y que sus planes magnicidas y de colonización gringa a nuestra patria, están opacados por la paz y la verdad, sin importar cuantos disfraces de tiranos se coloquen, siempre encontraran a un pueblo soberano desenredando las marañas creadas y fundadas en el odio al venezolano, al pobre, al que lucha, al que fue olvidado y ahora es privilegiado.

Leopoldo López no quieras ser un héroe de la patria, tú y tus secuaces siempre estarán destinados a ser la parte oscura y tirana de nuestro país, lo triste es que los hipnotizados por la tiranía, destruyen sin medidas, sin importarle qué o quién esté cerca, solo cumpliendo las ordenes que les hace llegar a control remoto los títeres cobardes manejados por el imperio.

Los jóvenes que vivieron La Batalla de la Victoria, deben estar retorciéndose en el lugar donde estén, en especial los seminaristas, ya que uno de los Boves actuales es un sacerdote, que impulsa con un poder diabólico a los hipnotizados de la tiranía, un ser disfrazado con sotana eclesiástica, pero con cachos y cola, que solo demuestra ser un títere más, que el amor de Cristo solo le fastidia, que amar al prójimo no es un mandamiento en su rosario de maldiciones. Padre Palmar entregue la sotana y deje de mentir que Dios lo está viendo y sabe que en su alma negra solo hay odio manejado por el diablo, sabe da pena ajena.

Juventud las batallas por mentiras solo dejan desengaños, sean más consientes y batallen pero basado en la democracia, las leyes y la Constitución, solo así tendrán futuro en la política y serán parte de la historia en Venezuela, pero la que recordaremos con orgullo, no como sus líderes títeres del imperio, que solo son nada.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1482 veces.



Igor Aranzazu


Visite el perfil de Igor Aranzazu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: